Por @Wicho — 30 de Noviembre de 2022

Sergei Prokopyev y Dmitri Petelin trabajando en un bastidor extraído de uno de los trajes; al fondo se ven los dos Orlán que hay a bordo de la Estación, aunque todo está muy lleno de cosas
Sergei Prokopyev y Dmitri Petelin trabajando en los Orlán – Roscosmos

El pasado día 25 estaba previsto que Sergei Prokopyev y Dmitri Petelin llevaran el paseo espacial en el que el radiador del módulo Nauka de la Estación Espacial Internacional sería finalmente trasladado de su ubicación actual en el exterior del módulo Rassvet a su ubicación definitiva con la ayuda del Brazo robot Europeo (ERA). Ya lo habían dejado todo listo en un primer paseo que tuvo lugar el 17 de noviembre. Aunque un fallo en una bomba del circuito de refrigeración del traje espacial Orlán-MKS número 4 obligó a abortarlo cuando aún se estaban empezando a preparar para él.

Pero el problema persiste y el traje no va a estar listo tampoco para el 6 de diciembre, fecha prevista para el primero de los paseos espaciales en los que se iba a trasladar la esclusa ShK, que igual que el radiador lleva esperando su turno desde 2010.

El ERA estirado para poder agarrar el radiador cuando sea necesario. El módulo Nauka se ve vertical en el centro de la foto; sus paneles solares la recorren de lado a lado; y la Tierra forma el fondo de la imagen en el tercio inferior
El brazo robot europeo listo para agarrar el radiador, que es el gran componente blanco que se ve a la izquierda de la foto – Agencia Espacial Europea

Así que como pronto ahora Roscosmos espera poder trasladar el radiador el 21 de diciembre, que es la fecha inicialmente prevista para el segundo paseo espacial destinado a la instalación de la esclusa Shk. Claro que todo depende de que Prokopyev y Petelin puedan tener reparado a tiempo el Orlán; y es que sólo hay dos a bordo. Las piezas necesarias llegaron a la EEI a bordo de la cápsula de carga Progress MS-21.

No se manejan otras fechas porque esas ya estaban previstas para los paseos espaciales en el segmento ruso, y la programación de actividades en la Estación es muy compleja y se hace con semanas, si no meses, de antelación, así que no se puede ir cambiando a la ligera. De hecho, suponiendo que el día 21 el radiador pueda ser instalado en su sitio, habrá que buscar fechas para los dos paseos espaciales que serán necesarios para mover la esclusa.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear


PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro