Por @Wicho — 5 de Abril de 2021

Ingenuity sobre Marte – NASA/JPL-Caltech
Ingenuity sobre Marte. Se ven las rodadas de Perseverance tras apartarse de él – NASA/JPL-Caltech

Este pasado fin de semana el helicóptero Ingenuity se posó por primera vez sobre la superficie de Marte. Aunque no fue tras un vuelo sino después de que el rover Perserverance lo dejara caer los aproximadamente diez centímetros que separaban sus patas del suelo mientras estaba colgado de la panza del vehículo.

Ingenuity queda así en su plataforma de despegue, un espacio de unos 10×10 metros desde el que, si todo va bien, realizará su primer vuelo. Pero para ello primero tienen que pasar unas cuantas cosas. La primera que sus paneles solares funcionen correctamente y produzcan la electricidad suficiente para cargar sus baterías y que estas le permitan sobrevivir al frío de la noche marciana.

Hasta ahora Ingenuity recibía electricidad de Perseverance a través de un cordón umbilical. Pero este fue cortado para la suelta. Que por cierto, como todo lo relacionado con esta misión, dista de ser trivial y también fue un proceso paso a paso.

Mientras estaban conectados la temperatura interna de Ingenuity nunca bajaba de 7 ºC. Pero como la batería interna no tiene tanta capacidad como el generador de electricidad que lleva a bordo Perseverance ahora su termostato queda fijado en –15 ºC. Y hay que ver si la electrónica interna sobrevive frente a los –90 ºC que se pueden alcanzar por la noche en Marte en esta época del año en la zona en la que están el rover y el helicóptero.

Así que la tarea de los próximos días es comprobar el rendimiento de los paneles solares y la batería y estudiar las temperaturas que alcanza Ingenuity. Si todo sale como está previsto los siguientes pasos serán desbloquear las palas del rotor y comprobar el funcionamiento de los motores y de todos los sensores de a bordo.

La NASA apunta al 11 de abril como fecha del primer vuelo; para entonces Perseverance estará al menos a 100 metros de Ingenuity, que no es cosa de que vayan a chocar accidentalmente. La campaña de vuelos durará, en principio, 30 días. Y no tiene ningún objetivo científico per se más allá de demostrar que somos capaces de hacer un vuelo controlado en otro astro. Esto será de utilidad para futuras misiones, incluyendo Dragonfly, el octocóptero que la NASA va a enviar a Titán.

Pero lo que sí lleva Ingenuity es cámaras. Esas tomas aéreas de Perseverance –o las de Ingenuity en vuelo visto por Perseverance– prometen ser increíbles.

En Q&A: Ingenuity Mars Helicopter chief engineer Bob Balaram hay una entrevista con el ingeniero jefe del helicóptero con una serie de detalles técnicos sobre él y su misión.

Perseverance está en Twitter como @NASAPersevere; Bob Balaram es @balaram.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD