Por @Wicho — 9 de Mayo de 2021

Hace unas horas SpaceX ha lanzado un nuevo lote de satélites Starlink. El Falcon 9 en el que viajaban los puso en órbita sin problemas. Con esto van 1.625 lanzados, lo que hace que desde hace tiempo SpaceX sea la mayor operadora mundial de satélites. Pero de lo que estábamos realmente pendientes era de la primera etapa del cohete. Era la décima vez que la B1051 iba al espacio, de ahí que en esta misión viajara con el identificador B1051.10. Y tras hacer su trabajo aterrizó una vez más en el espaciopuerto flotante Of Course I Still Love You, que la esperaba a algo más de 600 kilómetros de la costa de Florida:

Ha sido el lanzamiento número 14 para SpaceX en lo que va de año; el número 117 de un Falcon 9; el número 125 si contamos todas las variantes de la familia de cohetes Falcon; y ha sido la ocasión número 83 de 94 intentos desde el 22 de diciembre de 2015 en la que SpaceX recupera una primera etapa. En total 26 primeras etapas han sido utilizadas en más de una ocasión para un total de 63 lanzamientos, todos ellos con éxito. Todo esto en poco más de quince años.

Para la B1051, como decía, es su décima misión desde su entrada en servicio en marzo de 2019 con el lanzamiento de la primera misión de prueba de una Crew Dragon. Es la primera etapa de la empresa que más vuelos acumula; es un récord absoluto en la reutillización de un cohete. SpaceX ha dicho que seguirá utilizando las primeras etapas con más vuelos en lanzamientos Starlink para ver hasta dónde pueden llevarlas, lo que es un cambio frente a los diez lanzamientos como máximo que habían indicado al principio que podrían soportar sin una revisión a fondo.

Misiones anteriores de la B1051.10 – SpaceX
Misiones anteriores de la B1051.10 – SpaceX

Pero no sólo SpaceX se aprovecha del ahorro en costes de los lanzamientos con primeras etapas –y cofias protectoras si son necesarias– reutilizadas; la misma B1051 ha sido utilizada para dos lanzamientos externos a lo largo de su carrera: el de los satélites Radarsat canadienses y el del satélites de comunicaciones SXM–7.

Se estima que el coste para SpaceX del primer lanzamiento de un Falcon 9 está en unos 50 millones de dólares. Y que el de cada lanzamiento extra que consigue sacar con una primera etapa en concreto es de unos 15 millones de dólares, cifra que incluye el coste de una nueva segunda etapa y la revisión y preparación de la primera etapa para volver a volar. También asume la reutilización de las dos mitades de la cofia protectora. A cambio, la penalización en capacidad de lanzamiento en una configuración reutilizable es menor del 40 %. Así que al cabo de un par de lanzamientos el asunto de la reusabilidad empieza a tener sentido económico. Con diez la cosa es, una vez más, de récord.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD