Por @Alvy — 30 de Octubre de 2020

The Pandemic App Ecosystem: Investigating 493 Covid-Related iOS Apps across 98 Countries | by Jonathan Albright

Esta tabla de datos interactivos que se pueden filtrar, ordenar y comparar procede de un meticuloso trabajo de Jonathan Albright titulado The Pandemic App Ecosystem: Investigating 493 Covid-Related iOS Apps across 98. Y aunque se refiere únicamente a apps para iOS su metodología podría aplicarse igualmente para Android y las conclusiones probablemente serían las mismas.

Examinando estos cientos de apps, Albright las clasificó por grupos tales como las de uso primario (monitorización de síntomas, investigación, detección de positivos), secundario (sistema de alertas, etc.) tipos de entidades (entidades responsables de salud, hospitales, universidades) uso de la API de Google (Exposure Notificacion), desarrolladores, países y otros. También anotó meticulosamente qué SDK (kit de desarrollo) utilizaba cada una, los permisos y demás. La tabla se puede filtrar y ordenar como a cada cual le parezca.

Entre las conclusiones están cosas que ya sabíamos, como que básicamente hay dos tipos: las que mediante una autoevaluación da consejos e informan sobre síntomas y qué hacer si se sospecha de una infección –estilo CoronaMadrid– y las que sirven como sistema de alertas de contactos –estilo RadarCovid– de las que sólo hay una por país.

Pero mucho más interesante resulta el resumen de sus conclusiones:

La pandemia de 2020 parece haber devuelto el equilibrio de poder a las instituciones centralizadas, no a los gobiernos, sino a dos empresas tecnológicas multinacionales estadounidenses (…) Al menos 98 países han recurrido a plataformas comerciales para obtener información crítica en tiempo real sobre el estado de salud de sus ciudadanos. Pero sólo pueden hacerlo gracias a que esas empresas han construido previamente el ecosistema, la infraestructura, el mercado y, por supuesto, permiten y aprueban sus apps.

El flujo de información entre los ciudadanos a las instituciones y autoridades centralizadas se produce ahora exclusivamente a través de las infraestructuras construidas por dos conglomerados tecnológicos multinacionales estadounidenses. Así es: dos empresas (…) La Covid-19 marca un cambio global en la forma en que las autoridades locales, regionales y nacionales distribuyen y recogen datos sobre sus ciudadanos durante las crisis a gran escala. Y no tenemos ni idea de cuándo se modificarán las políticas –y lo harán– para facilitar otros usos.

Creo que estas últimas palabras son precisamente lo más interesante del artículo: darse cuenta de que ahora mismo toda esa información es crítica para todos los habitantes del planeta y que existe una forma de gestionarla eficientemente gracias al trabajo que se ha hecho desde hace décadas. Eso sí: a día de hoy todo eso depende de dos empresas estadounidenses, que básicamente son las más grandes del mundo. No está del todo claro cómo afectará todo esto en el futuro en el caso de futuras pandemias como en otras circunstancias, entre las que podemos imaginar más catástrofes naturales de todo tipo o conflictos internacionales, pero al menos nos está quedando una estupenda lección de la que aprender.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Del mito al laboratorio

EUR 17,95 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Sapiens. De animales a dioses: Una breve historia de la humanidad

EUR 12,34

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección