Por @Wicho — 10 de Marzo de 2022

En esta casa no hemos hablado apenas de la épica aventura de Sir Ernest Shackleton y su tripulación en la Antártida, que tuvo lugar de 1914 a 1917. A fin de cuentas ya tenemos a Irreductible para esas cosas. Pero no quería dejar la oportunidad de mencionar que tras más de un siglo bajo las aguas del océano antártico acaban de ser localizados los restos del Endurance, el barco en el que transcurrió la primera parte de la expedición, porque ese barco da nombre a una de las Crew Dragon de SpaceX. Y de esas cosas del espacio sí que hablamos un poquito.

La Expedición Imperial Transantártica de Shackleton tenía como objetivo ser la primera en atravesar por tierra el continente antártico. Pero antes de llegar al punto en el que estaba previsto que desembarcara el equipo que iba a hacer la travesía el Endurance quedó atrapado en el hielo el 18 de enero de 1915. Todos los intentos para liberarlo fracasaron y el 27 de octubre no quedó más remedio que abandonarlo porque la presión del hielo había agrietado el casco y el Endurance se iba a hundir irremediablemente.

Y aunque parezca increíble ahí comenzó la parte más épica de la expedición. Aunque os dejaré que leáis el enlace de la Wikipedia de ahí arriba o que escuchéis a Irreductible.

Pero la cosa es, como decía al principio, que la expedición Endurance22 –que no ha sido la primera en intentarlo ni mucho menos– ha localizado el Endurance a una profundidad de 3.008 metros en el Mar de Weddell. Está aproximadamente a siete kilómetros y medio al sur de la posición registrada originalmente por el capitán Worsley como punto de su hundimiento. Lo han hecho usando unos vehículos submarinos operados remotamente llamados Sabertooth que están equipados con cámaras de alta definición y escáneres.

Sabertooth al agua – Falklands Maritime Heritage Trust/Nick Birtwistle
Sabertooth al agua – Falklands Maritime Heritage Trust/Nick Birtwistle

Han hecho fotos y vídeos pero no han tocado nada porque el lugar en el que reposa el Endurance se ha convertido automáticamente en un lugar histórico y el propio Endurance en un monumento y ambos quedan protegidos por el Tratado del Antártico. Aunque han podido comprobar que el barco está en un magnífico estado de conservación, algo a lo que sin duda contribuye el frío de esas aguas.

En octubre de este año se estrenará un documental sobre la expedición y el hallazgo. La expedición está en Twitter como @Endurance_22.

La Crew Dragon Endurance llegando a la Estación Espacial Internacional – NASA/ESA/Roscosmos
La Crew Dragon Endurance llegando por primera vez a la Estación Espacial Internacional – NASA/ESA/Roscosmos

En cualquier caso, y ya llego a lo de la Crew Dragon Endurance, ese fue el nombre escogido por la primera tripulación de la Crew Dragon 210 antes que la cápsula fuera lanzada por primera vez. Su primera misión llevó a la Estación Espacial Internacional a la misión Crew–3, que aún está allí y que, si no hay cambios, no volverá a casa hasta finales de abril de este año.

Según explicó el astronauta de la NASA Raja Chari el nombre fue escogido porque por una parte el nombre es «un homenaje a la tenacidad del espíritu humano mientras llevamos a los humanos y a las máquinas más lejos que nunca»: y es que endurance quiere decir resistencia. Es «también un guiño al hecho de que los equipos de desarrollo, los equipos de producción, y los equipos de formación que nos han traído hasta aquí han soportado una pandemia». Y una tercera lectura es que las Crew Dragon son reutilizables, así que si todo va según lo previsto la Endurance resistirá una misión tras otra.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC