Por @Wicho — 11 de Septiembre de 2022

Esta pasada noche SpaceX ha establecido dos nuevos récords para su cohete Falcon 9. Por un lado, ha lanzado y recuperado la misma primera etapa catorce veces; por otro, la segunda etapa encendió su motor hasta cinco veces distintas para poner en las órbitas correspondientes las cargas útiles del lanzamiento.

La primera etapa, con el número de serie B.1058, fue estrenada el 30 de mayo de 2020 para lanzar la Crew Dragon Endeavour en la primera misión tripulada de una de estas cápsulas a a Estación Espacial Internacional (EEI). Desde entonces ha lanzado nueve lotes de satélites Starlink, incluido el de anoche; el satélite Anasis-II, la misión de carga a la EEI Dragon 21, y los lanzamientos compartidos Transporter-1 y Transporter-3.

La segunda etapa no se recupera, pero es la primera vez que se enciende el motor de una cinco veces, en la demostración más compleja realizada hasta ahora de su habilidad de colocar cargas en distintas órbitas.

Junto con los 34 satélites Starlink puestos en órbita anoche iba también el satélite de demostración tecnológica BlueWalker 3 de AST SpaceMobile. Con una antena de unos 64 metros cuadrados su objetivo es hacer pruebas del servicio de cobertura móvil que quiere dar la empresa vía satélite. Pero diferencia de lo que ofrece Apple con el iPhone 14, por ejemplo, la idea es dar cobertura bidireccional similar a la de las estaciones terrestres de telefonía móvil.

BlueWalker3 desplegado en la factoría en la que fue ensamblado; hay personas a su alrededor que permiten hacerse una idea de su enorme tamaño
BlueWalker 3 antes de ser plegado para su lanzamiento – AST SpaceMobile

Hay bastante preocupación de que con su enorme antena el BlueWalker 3 sea mucho más visible en el cielo nocturno que los ya polémicos satélites Starlink. Y puede ser sólo el principio del problema: si todo va como tienen previsto AST Space pretende desplegar más de cien satélites BlueBird, que tienen una antena con más del doble de superficie, que será mucho más visible.

La B.1058 volverá ahora a puerto a bordo del espaciopuerto flotante A Shortfall of Gravitas para ser preparada para su decimoquinto lanzamiento. La idea de SpaceX es seguir utilizándolas «hasta que casquen». De hecho no tienen pensado fabricar más porque creen que con la flota de primeras etapas que tienen rotando ahora mismo entre misiones tienen suficientes para los lanzamientos previstos hasta que entre en servicio su megacohete Starship.

La empresa está en Twitter como @SpaceX.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC