Junio2020

Por @Wicho — 30 de Junio de 2020

Primera página del comunicado de la EASA a Pakistan International Airlines - EASAPreocupada por una gestión más que dudosa de la seguridad por parte de Pakistan International Airlines (PIA) la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha tomado la decisión de prohibir volar a Pakistan International Airlines a la Unión Europea durante al menos seis meses.

Esta decisión viene de una serie de reuniones mantenidas en el verano de 2019 entre la agencia y la aerolínea para evaluar su licencia como operador de un tercer país (TCO, Third Country Operator) en la Unión Europea. Es un proceso normal al que todas las aerolíneas con un TCO se someten periódicamente. De esas reuniones salieron una serie de puntos sobre gestión de seguridad que no convencían a la EASA y que PIA debía solucionar. Pero no sólo no fueron solucionados a satisfacción de la agencia europea aún a pesar de haberle dado una prórroga a la aerolínea sino que los recientes hechos acaecidos en el país han sacado a la luz hechos aún más preocupantes.

Desde el punto de vista de la seguridad los problemas no resueltos incluyen:

  • Que aún no esté listo un software para la gestión de la información de seguridad y riesgos que la aerolínea se comprometió a implementar y que aún necesita meses para entrar en funcionamiento.
  • La falta de pruebas de que los informes de los distintos grupos relacionados con la seguridad en la empresa lleguen al departamento de seguridad de esta.
  • La falta de una política clara de la empresa sobre seguridad y de la comunicación de esta política al personal.
  • Una serie de incoherencias a la hora de medir los índices de seguridad.

Esto habría bastado para que la EASA retirara la licencia TCO a PIA. Pero las recientes declaraciones del ministro de aviación del país acerca de que más o menos un tercio de los pilotos del país tienen licencias cuando menos dudosas si no falsas y la publicación del informe preliminar sobre el accidente del vuelo 8303, que demuestra graves fallos de seguridad, han sido el proverbial último clavo en el ataúd de ese TCO.

Así que a partir de las 00:00 del 1 de julio de 2020 Pakistan International Airlines no puede volar a ningún país de la Unión Europea mientras no recupere su TCO. En principio durante seis meses. Habrá que ver si ese plazo se acorta o se prorroga, que será lo más probable.

Por cierto que no sólo Europa está pidiendo explicaciones. Los Emiratos Árabes Unidos han pedido a Pakistán que ratifique –o no– la validez de las licencias de pilotos y mecánicos de vuelo que trabajan en los EAU con licencias sacadas en Pakistán.

(El comunicado de la EASA vía Murtaza Solangi).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 30 de Junio de 2020

Anna Kikina - RoscosmosDmitri Rogozin, el director de Roscosmos, la agencia espacial rusa, acaba de anunciar que Anna Kikina volará a la Estación Espacial Internacional (EEI) en 2022. Si las asignaciones se mantienen como hasta ahora probablemente lo hará en septiembre de ese año a bordo de la Soyuz MS-22 junto con Oleg Artemyev y otra persona aún sin determinar. Esto la convertirá en la quinta astronauta rusa si sumamos las del programa espacial soviético y las del ruso.

Seguirá los pasos de Valentina Tereshkova, Svetlana Savístskaya, Yelena Kondakova y Yelena Serova. Una lista aún muy corta.

Un pájaro no puede volar con una sola ala. Los vuelos espaciales tripulados no pueden progresar más sin la participación activa de las mujeres.

– Valentina Tereshkova

Nacida el 27 de agosto de 1984 Anna Kikina es ingeniera por la Academia Estatal de Transporte Acuático de Novosibirsk. Fue seleccionada en el grupo de candidatos a astronauta de Roscosmos en 2012 pero para cuando sus compañeros se graduaron en 2014 ella no estaba entre ellos. Aunque luego fue repescada. Es una gran noticia ver que finalmente volará a la EEI.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Wicho — 30 de Junio de 2020

Impresión artística del Proba-V en órbita - ESA-P.Carril
Impresión artística del Proba-V en órbita - ESA-P.Carril

Después de casi siete años de servicio cuando las previsiones más optimistas calculaban cinco el satélite Proba-V de la Agencia Espacial Europea termina hoy su vida operativa. Su objetivo principal era monitorizar la cubierta vegetal de nuestro planeta, objetivo cumplido con creces. Pero además fue el primer satélite en demostrar que se pueden seguir aviones desde el espacio gracias a las señales ADS-B que emiten.

Desde su órbita sincrónica al Sol de 820 kilómetros Proba-V rodea la Tierra 14 veces al día y es capaz de obtener imágenes de toda la cubierta vegetal del planeta cada diez días. Esto permite seguir su evolución en el tiempo. Proba-V ha servido para mantener la continuidad entre las observaciones hechas por el instrumento de vegetación del satélite Spot-5 y el del Sentinel 3.

El Spot-5 dejó de funcionar el 31 de marzo de 2015 tras casi 13 años de servicio. Pero el Sentinel 3 no fue lanzado hasta el 16 de febrero de 2016. Así que en ese sentido ha sido una suerte que Proba-V estuviera en órbita y en funcionamiento en el ínterin.

El problema es que Proba-V no tiene ningún tipo de sistema de propulsión. Así que aunque su inserción orbital fue muy precisa –de ahí los siete años de servicio– su órbita ha ido decayendo con el tiempo y desplazándose hacia el lado nocturno de la Tierra. De hecho una de las tres cámaras de su instrumento principal pronto funcionará en modo nocturno en lugar de observar a la luz del día. Por eso se ha decidido poner fin a su misión principal.

Pero aún podrá seguir observando algunas zonas de la Tierra a la luz del día hasta 2021, momento en el que las tres cámaras apuntarán ya hacia el lado nocturno. Así que mientras tanto se utilizará el satélite para hacer algunas observaciones experimentales y echarle un vistazo a la Luna con más frecuencia de lo que lo hacía hasta ahora.

Para cuando «quede a oscuras« lo más probable es que se ponga en hibernación. Porque cabe la posibilidad de que aguante en órbita el tiempo suficiente como para que de nuevo su órbita lo coloque de nuevo a la luz del día.

Sin embargo, a pesar de la importancia que tiene para nosotros como especie cuidar de nuestro planeta, Proba-V tendrá siempre un lugar especial en la memoria de las personas con aerotrastorno. Y es que, como decíamos antes, fue el primer satélite en demostrar que es posible captar las señales ADS-B de los aviones desde el espacio.

Vuelos seguidos por el receptor ADS-B del Proba-V - DLR/SES TechCom
Vuelos seguidos por el receptor ADS-B del Proba-V - DLR/SES TechCom


Desde hace unos años cada vez más aviones están equipados con el sistema Automatic dependent surveillance-broadcast, en concreto en su versión ADS-B, que es básicamente un emisor de radio que va retransmitiendo información acerca de este como su identificación, posición, altitud, velocidad, etc. De hecho pronto lo montarán todos los aviones de un cierto tamaño de forma obligatoria.

Normalmente estas señales con recogidas por equipos en tierra. Pero sobre los océanos o zonas no pobladas esas señales se pierden porque no hay receptores. Y ahí es dónde entró Proba-V con un receptor ADS-B experimental que llevaba a bordo que demostró que es posible captar esas señales desde el espacio y luego retransmitirlas a tierra.

Ese fue el germen que hizo que cada vez haya más satélites que incorporan receptores ADS-B, como por ejemplo los de la constelación Iridium-Next. Con ellos por primera vez hay cobertura global para las señales ADS, con lo que cada vez es más difícil que se pueda perder la pista de un avión. Temporalmente como en el caso, por ejemplo, del vuelo 447 de Air France. O para siempre, al menos por el momento, como en el caso del Malaysia MH370.

Se pueden seguir las andanzas del satélite en Twitter como @PROBAVegetation.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 30 de Junio de 2020

Este software que desarrolló Alex Bernstein, un empleado de IBM, allá por 1957, fue el primero en ser considerado un «software de ajedrez completo»: se jugaba en un tablero convencional de 8×8 y con todas las piezas. Aquí podemos ver a la máquina y a su desarrollador jugando en un documental de la época, Horizons of Science: Thinking Machines (1958). Las futuristas descripciones del comentarista encajan con el apropiado posado del apuesto ingeniero capaz que se había atrevido a programar un «cerebro electrónico», que es como se denominaba entonces a aquellas máquinas.

Hasta entonces la escasa potencia de los ordenadores había permitido tan solo jugar a versiones simplificadas de ajedrez de 6×6 (MANIAC I), por ejemplo sin alfiles, paso doble para los peones, enroque o incluso menos reglas. Una historia que había comenzado con la famosa máquina «el ajedrecista» del español Leonardo Torres Quevedo allá por 1912, aunque ese ingenio sólo podía jugar finales de rey y torre contra rey, que ganaba siempre.

El ordenador IBM 704 todavía equipaba tubos de vacío para algunos circuitos lógicos, aunque fue de los primeros en utilizar memoria de núcleos magnéticos para la memoria RAM. La descripción del vídeo sobre su nivel de juego es un tanto optimista, porque difícilmente podía ganar a alquien que supiera jugar a nivel de principiante.

En aquella época no se usaban todavía algoritmos como el minimax o el alfa-beta, de modo que el juego era bastante rudimentario: las reglas, una pequeña función de evaluación y poco más. De las 20 o 30 jugadas posibles en cada posición se elegían 6 o 7 y se examinaban con una función un poco más avanzada. Pero eso era todo. Los aproximadamente 4 KB del IBM 740 tampoco daban para más.

Hasta 1967 no llegaría un programa llamado Mac Hack capaz de ganar por primera vez a una persona en un torneo. EL resto es historia.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


The Victorian Internet

EUR 16,52 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


You’re All Just Jealous Of My Jetpack

EUR 15,13

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección