Por @Wicho — 17 de Junio de 2022

Hace unos minutos un Falcon 9 de SpaceX ponía en órbita el cuadragésimo noveno lote de satélites Starlink. Pero lo más importante del lanzamiento es que la primera etapa del Falcon 9 que lo llevó a cabo, la B.1060, volaba en su misión número 13 tras haber lanzado previamente el satélite GPS III-3, el satélite de telecomunicaciones Turksat 5A, la misión compartida Transporter-2, y otras nueve misiones Starlink.

Y tras dejar la segunda etapa en su trayectoria para entrar en órbita, aterrizó sin problemas en el espaciopuerto flotante A Shortfall of Gravitas, estableciendo un nuevo récord de reutilización de una primera etapa. El récord lo tenía hasta ahora la B.1051con doce misiones.

El vídeo del aterrizaje, por cierto, fue retransmitido a través de la misma constelación Starlink. Quizás por eso sea el de mejor calidad hasta la fecha en un aterrizaje en alta mar.

Aparte de ese récord, el lanzamiento de hoy ha sido de cifras redondas: fue la centésima reutilización de una primera etapa, el quincuagésimo aterrizaje consecutivo, y el también el quincuagésimo desde el Complejo de Lanzamiento 39A.

En su momento SpaceX dijo que esperaban alcanzar los diez lanzamientos antes de tener que hacer una inspección a fondo de las primeras etapas; ahora tienen como objetivo llegar a los quince. Y es que si consiguen poner pronto en servicio el Starship, que va a sustituir al Falcon 9 y al Falcon heavy, con las 21 que tienen en servicio actualmente estiman que no van a necesitar que sigan en servicio más allá de esos quince vuelos cada una.

Hace unos días la empresa recibía el visto bueno de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) para poder hacer lanzamientos orbitales del Starship desde sus instalaciones en Texas. Y también está trabajando para poder lanzarlo desde la plataforma de lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy. De hecho se pudo ver el primer segmento de la torre de lanzamiento de Starship en algunas de las tomas previas al lanzamiento de hoy.

Pero antes de poder lanzar un Starship tienen que acometer una serie de tareas y mejoras en las instalaciones de Texas, así que está por ver cuándo se produce su primer lanzamiento orbital, aunque Elon Musk ya está hablando de julio de este mismo año. Y luego hay que ver qué tal les va y qué problemas tienen para ponerlo en servicio.

Así que está por ver si se cumple eso de las 15 misiones para cada primera etapa; igual tienen que ir más allá. En cualquier caso, se hacen tres tipos de inspecciones de cada una de ellas. La clase A se lleva a cabo para cada lanzamiento; la clase B algo más profunda, ahora se realiza cada sexto o séptimo vuelo; y la clase C, la más exhaustiva, se utiliza para las primeras etapas que, como la B.1060, tienen más vuelos, y para todas las misiones tripuladas.

Mientras esperamos a ver qué pasa con el Starship, si toda va según lo previsto, mañana y pasado podremos ver otros dos lanzamientos de Falcon 9: el del satélite radar SARah 1 de las Fuerzas Armadas Alemanas desde el Complejo de Lanzamiento 4E en Vandenberg a las 16:19, hora peninsular española (UTC +2) del sábado; y el del satélite de telecomunicaciones Globalstar FM15 desde el Complejo de Lanzamiento 40 de Cabo Cañaveral a las 6:27 del domingo. Los dos serán retransmitidos a través de Internet. Si no hay retrasos y se llevan a cabo según lo previsto serán los tres lanzamientos espaciales más seguidos hechos jamás por una empresa privada.

La empresa está en Twitter como @SpaceX.

(Algunos datos vía Aviation Week).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo