Enero2019

Por @Alvy — 20 de Enero de 2019

Bruce W. Berry Jr ha creado este magnífico y relajante vídeo de vistas de la Tierra desde la Estación Espacial Internacional utilizando diversas técnicas interesantes para mejorar las imágenes. Lo ha combinado con música de Hans Zimmer (Journey to the Line) y el resultado es glorioso.

Lo que ha hecho ha sido editar minuciosamente el vídeo original que publica la NASA en su web, que los astronautas han grabado durante muchos meses mientras orbitan alrededor de la tierra editándolo bastante: arreglos de color, eliminación del «grano» e incluso una estabilización eliminando cualquier pequeño «saltito» que estropee el resultado. Dice que las tomas suelen estar grabadas a 24 fotogramas por segundo pero en otros casos están acelerados (time-lapse) para conseguir un mejor efecto.

En algunas de las tomas de The World Below se pueden ver instrumentos y partes de la Estación Espacial Internacional, dependiendo de las ventanas desde las que se realizan las tomas. Debajo hay maravillas como formaciones nubosas y auroras boreales. Del mismo modo, las imágenes parecen tomadas «desde arriba» o en ciertos ángulos según se hayan apuntado las cámaras. Personalmente las tomas en ángulo que permiten apreciar de forma distinta los accidentes del terreno me parecen una maravilla.

Los lugares exactos que se ven en el vídeo son muchos y están explicados en la página del vídeo: principalmente diversas áreas de Estados Unidos y Canadá (incluyendo las auroras boreales) pero también hay zonas de Egipto, el Mar Rojo, Perú, México e incluso la Península Ibérica.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Enero de 2019

En otra superproducción de The Weather Channel un meteorólogo nos muestra cómo de «realistas» son los efectos de las tormentas de nieve, las bajas temperatura, el granizo y todas esas cosas que suceden cuando llega el invierno de verdad.

Anteriormente ya nos enseñaron con la misma técnica los efectos de los huracanes en sus diversas categorías. Básicamente utilizan el motor de Unreal Engine –sí, el mismo que los videojuegos– para recrear las escenas y objetos en 3D: ciudades, lluvia, nieve, coches, árboles… y todo se monta sobre las imágenes reales del presentador en un estudio con cámaras 3D y un croma.

Con lo bien que actúa y dramatiza el presentador y lo mucho que gustan este tipo de vídeos creo que pronto dejarán de contratar a físicos meteorólogos para presentar las noticias, dejando el paso a las estrellas de Hollywood.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Enero de 2019

James O' Donoghue de la NASA ha preparado algunas animaciones a escala en las que se pueden apreciar las distancias y la velocidad de la luz cuando viaja entre tres objetos celestes: la Tierra, la Luna y Marte.

En la primera animación Tierra-Luna tanto los tamaños como la distancia de la Tierra y la Luna están a escala. Un rayo de luz o una onda electromagnética viajando a ~300.000 km/s necesitaría ~1,255 segundos, dado que la distancia es de unos 384.000 km (varía un poco a lo largo de su órbita). El tiempo se calcula «de superficie a superficie» y sería equivalente al retardo por ejemplo de las señales enviadas entre el Centro de Control de la Tierra y los astronautas del Apolo 11 cuando estuvieron en la Luna.

En la segunda animación Tierra-Marte la cosa es más tranquila: la Luna se ve muy cerca de la Tierra y Marte en el quito pino, porque las distancias también está escala, aunque sus tamaños se han dibujado a escala ×20 para que se puedan ver mejor.

La distancia (mínima) que a recorrer son 54,6 millones de km y la luz haría ese viaje en 3 minutos y 2 segundos. Eso es, por ejemplo, lo que tardan en viajar de un lado al otro las órdenes que enviamos a los rovers marcianos como el Opportunity, o lo que tardarían las comunicaciones de voz o vídeo cuando algún día pongamos una base con exploradores en la Luna.

Puede parecer un poco lento, pero es que… ¡Es la física relativista, amigo! Nada puede viajar más rápido que la luz, así que no hay nada que hacer ni más ancho de banda que «contratar». Ni te cuento lo que tardarían las comunicaciones si algún día llegamos a otras estrellas… Literalmente, años.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Enero de 2019

Estatua de Cristo Rey (Świebodzin)

Esta impresionante estatua es el Cristo Rey de Świebodzin y está en Polonia. Pesa unas 440 toneladas y mide 36 metros de altura (+3 metros de corona y otros 13 de pedestal). Me pareció gracioso descubrir que desde hace una década la han rodeado varias polémicas, entre ellas si había un cura enterrado debajo bajo los cimientos, problemas con el párking de la zona y sobre todo si se trataba de una estatua de récord o no: el hecho es que es más alta que el Cristo Redentor del Corcovado de Río de Janeiro y el Cristo Rey de Cali, así que sí.

La otra curiosidad es que además de servir como atracción para los turistas y peregrinos el Cristo Rey de Świebodzin escondía un «secreto» bajo su corona dorada: varias antenas de comunicaciones que proporcionan conexión a Internet a las gentes de la zona. No estaba muy claro si se trataba de una conexión legal o ilegal, si era algo público o lo ocultaron –porque unos decían una cosa y otros otra– pero según un periódico alguien grabó la estatua sobrevolándola con un dron y vio claramente las antenas escondidas dentro de la corona dorada. En este vídeo antiguo se puede ver relativamente bien:

La compañía de comunicaciones a cuyo nombre están las antenas dice que la conexión es totalmente legal, aunque aparte de que el Cristo proporcione wifi y conexión a «la parroquia» de visitantes dicen que también se utiliza como enlace para otras conexiones comerciales de la zona. La situación me recordó un poco a aquella detallada y legendaria «lista de proveedores de internet» que en los 90 publicaban las revistas de informática (www.areas.net/dp) y su muy apropiado nombre: Dios proveedrá.

{Foto (CC) Max Pixel}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear