Por @Wicho — 24 de Marzo de 2022

Tal y como estaba programado los astronautas Raja Chari de la NASA y Thomas Maurer de la Agencia Espacial Europea (ESA) completaron ayer un nuevo paseo espacial. Las 6 horas y 54 minutos que pasaron en el exterior de la Estación estuvieron dedicados a tareas de mantenimiento y actualización.

Este paseo espacial llevaba meses sino años programado; el que se haya mantenido a pesar de las tensiones provocadas por la invasión de Ucrania por parte de Rusia forma parte del esfuerzo por mantener la operación de la EEI tan dentro de la normalidad como sea posible.

Chari y Maurer pudieron completar el objetivo principal del paseo, que era reemplazar unos latiguillos de transporte de amoníaco del sistema de refrigeración de la Estación que habían fallado en 2017. Fueron retirados en otro paseo espacial en 2018, llevados de vuelta a tierra, reparados, y enviados de vuelta a la EEI en 2019. Pero como el sistema es redundante hasta ayer otras tareas de más prioridad habían impedido que fueran instalados de nuevo. En cualquier caso ya están en su sitio y funcionando, así que el sistema de refrigeración vuelve a estar al 100%.

Chari y Maurer también instalaron un cable de alimentación y datos en la plataforma externa Bartolomeo del laboratorio Columbus; sustituyeron una cámara externa de alta resolución y la conectaron a la red inalámbrica de la EEI; y colocaron en su sitio una manta de aislamiento térmico del laboratorio Kibo que estaba levantada.

Algunas de las tareas de menor importancia del paseo como por ejemplo instalar unas asas en uno de los radiadores tuvieron que ser aplazadas porque al principio del paseo perdieron como una hora en asegurar la cámara y la luz del casco de Maurer, que estaban flojos.

Una vez de vuelta en el interior de la Estación la astronauta Kayla Barron, que estaba ayudando a Maurer a quitarse el traje espacial, detectó la presencia de agua en el interior del casco, por lo que sugirió acelerar el proceso. Aunque la cantidad de agua finalmente resultó ser pequeña y no afectó al trabajo de Maurer es inevitable pensar en el paseo espacial que hubo que abortar de emergencia en 2013 cuando el traje de Luca Parmitano experimentó una fuga de agua de mucho más volumen que podía haberlo ahogado dentro del traje.

Y es que esos trajes ya tienen unos años, así que cada vez requieren más mantenimiento. La NASA está trabajando en una nueva generación de trajes; y también ha pedido ofertas de empresas privadas. Pero es poco probable que estén listos antes de 2025. Y eso si no hay más retrasos.

Fue el paseo espacial número 248 dedicado a la construcción, mantenimiento y actualización de la Estación Espacial Internacional. En ellos se acumulan ya 65 días, 8 horas y 25 minutos. Fue el tercer paseo espacial en la EEI en lo que va de 2022. Y el cuarto y último de la Expedición 66, que está previsto que vuelva a casa el 19 de abril.

Con él Raja Chari acumula dos paseos espaciales en su carrera que suman 13 horas y 48 minutos; para Maurer fue el primero de su carrera.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma