Por @Wicho — 21 de Noviembre de 2017

¡Ya era siglo!El 17 de julio de 2017 estaba previsto que llegaran las transferencias bancarias instantáneas a algunos bancos y cajas españoles. Pero cualquiera que haya hecho una transferencia desde entonces sabe que las transferencias siguen siendo de un día para otro. Y el FSM te libre como te pille por en medio un fin de semana o un festivo, pues entonces pueden tardar dos o tres días.

El problema está, por lo visto, en que la plataforma Redsys, que es la que tiene que gestionar esas transferencias instantáneas –bueno, en un máximo de 21 segundos– aún tiene fallos. Así que habrá que esperar al menos hasta el 5 de enero de 2018.

Y eso suponiendo que la prueba piloto que van a hacer Abanca, Bankia, CaixaBank, Kutxabank y Sabadell con transferencias de un máximo de 10 euros entre cuentas de 10 empleados no dé más problemas. Luego queda que el resto de las entidades bancarias se vayan certificando para hacer este tipo de transferencias, pues por ahora sólo las cinco citadas lo están.

La cosa está un poquito mejor con las transferencias internacionales, pero sólo un poquito. A partir de hoy, 21 de noviembre de 2017, casi 600 entidades financieras de Alemania, Austria, Italia, España, Estonia, Finlandia, Holanda, Letonia, y Lituania empiezan a usar el sistema de transferencias instantáneas puesto en marcha por la Autoridad Bancaria Europea.

Aunque en España vamos, de nuevo, un poco por libre, y los bancos que participan en el piloto sólo lo aplicarán para recibir transferencias instantáneas, no para hacerlas, que seguirán yendo a la velocidad habitual

Así que toca seguir esperando a que la banca española llegue al siglo XXI. Se ve que aún usan módems de 300 baudios –o menos– para transmitir este tipo de cosas; de ahí las barras de progreso que se ven en las películas cuando hacen transferencias.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Noviembre de 2017


Bitcoin y blockchain a partir de 54:30

En el podcast de esta semana de Los Crononautas #S02E08 estuve hablando con Martín Expósito sobre la tecnología de Bitcoin. Se puede escuchar a través de iVoxx, iTunes o directamente con el reproductor web.

Aunque el tema daba para largo en la sección intentamos explicar lo más importante sobre bitcoin en menos de media hora, versión «para todos los públicos». Eso incluye algo de su origen e historia y sobre todo intenta responder a muchas preguntas: ¿Qué es Bitcoin? ¿De dónde salen los bitcoins? ¿En qué se basa su funcionamiento? ¿Es seguro? ¿Qué legislación se le aplica, y cómo funciona a nivel de impuestos?

Luego, entre otras curiosidades, hablamos de cómo bitcoin ha resuelto el problema del doble gasto del dinero electrónico, cómo se compara con el dinero tradicional y por qué el 22 de mayo es el día del bitcoin: porque alguien llamado Laszlo Hanyecz compró dos pizzas por 10.000 bitcoins en 2010, realizando así la primera transacción de este tipo.

Es maravilloso y un poco acongojante a la vez que a día de hoy esos 10.000 bitcoins valen al cambio unos 80 millones de dólares. Pero Hanyecz no se arrepiente para nada: en aquel momento los bitcoins apenas tenían valor, eran fáciles de conseguir y le pareció una buena idea; su única intención era poder decir que había comprado pizzas con bitcoins – y ciertamente que lo consiguió, dando así origen al #BitcoinPizzaDay.

Aprovechando el tema he ido recopilando una serie de mis vídeos favoritos sobre Bitcoin y Blockchain en YouTube que considero bastante relevantes y educativos, fáciles de entender y también curiosos. Iré ampliando la lista a medida que pueda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2017

Knoema/ Legal Status of Cryptocurrencies

En este gráfico de Knoema con datos de Synergis se muestra el nivel de reconocimiento o «estado legal» de diversos países del mundo que se han mostrado a favor, en contra o ni fú ni fa acerca de las criptodivisas: Legal Status of Cryptocurrencies. Cuanto más verde, más a favor; en el extremo contrario, rojo = prohibidas. (Es un poco como una evolución de este otro mapa que aparecía muy despoblado allá por 2014.)

No deja de ser notablemente irónico que la gran mancha roja (China) donde el «oro digital» está legalmente prohibido sea uno de los países donde más bitcoins y otras monedas virtuales se minan a diario y donde más transacciones se realizan.

Islandia, Bolivia, Ecuador y Rumanía son otros países donde la legislación las prohíbe expresamente. España está en la zona favorable, junto con otros países europeos de nuestro entorno, aunque Portugal o Italia lo están mucho menos. El Papel de Rusia es de momento bastante neutral, como el del Reino Unido o la India. Los Estados Unidos, Canadá, Australia y los países nórdicos también están a favor.

El hecho es que la Unión Europea la consideró un «medio de pago» en 2015, y tal y como explican en Bolsamanía comprar o vender bitcoins se considera como ganancia o pérdida patrimonial en la renta. Y como tal hay que declararlas, como ya hiciera algún conocido político en su día.

En los países neutrales básicamente sucede que no hay regulación ni reconocimiento alguno de bitcoin, ethereum y similares. Países como Dinamarca, Irlanda o Colombia dicen que no son una divisa, y que como tal no lo regulan. Otros países se refugian en que son «algo demasiado nuevo» o que «no tienen postura oficial» al respecto. Tan solo Reino Unido e Italia dicen que los negocios cuyo modelo y operaciones se basan en criptodivisas deben pagar impuestos como tales.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Noviembre de 2017

No hay mal que por bien no venga. Así que Dimitry Tolmachyov, «constructor y emprendedor», decidió que como el consumo energético al tener funcionando máquinas minando bitcoins es tan enorme, qué mejor que usarlo para calentar su vivienda, situada en la gélida región de Siberia (Rusia).

Como allí tienen 9 meses de invierno en los que hay que usar la calefacción sí o sí, parece inteligente aprovechar el calor que desprenden todos los equipos informáticos. Así que hizo una adaptación al sistema de la vivienda y de ese modo los cálculos criptográficos que requieren los bitcoins acaban usándose para el bien, en este caso el calorcito.

El sistema, que considera de momento «un prototipo» simplemente calienta el agua que pasa cerca de las dos CPU de minado que utiliza (pocas me parecen, pero bueno). Dice que descontando el coste de los equipos y de la electricidad usada el caso es que acaba generando unos 430 dólares al mes – además de calentar la vivienda.

Todo esto parece un poco raro porque ese sistema –al menos lo que se ve en el vídeo– parece pequeño y debe ser bastante ineficiente (al menos comparado con enchufar un radiador corriente, que está diseñado para eso). Puede que sea un fake que le hayan colado de nuevo los rusos a los de Quartz – ya se verá. (Otras historias raras del mismo estilo: el robot que se escapó, su amigo que también andaba por la calzada, el que «salvó» a una niña… En fin.)

Lo cierto –y mucha gente podrá corroborar la experiencia– es que el calorcito de las CPU, monitores, televisores y discos duros de cualquier cueva informática ayuda en parte a sobrellevar el frío del invierno gracias al calor desprendido – del mismo modo que fastidia bastante en verano. Pero de ahí a calentar una vivienda hay un trecho, pero démosle el beneficio de la duda al simpático hacker de la ciencia de la calefacción.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear