Junio2018

Por @Wicho — 30 de Junio de 2018

Lanzamiento de la Dragon 15

El lanzamiento de la cápsula de carga Dragon CRS-15 es, si los wikipedistas no llevan mal las cuentas, el lanzamiento orbital número 55 llevado a cabo en la primera mitad de 2018. En total estos lanzamientos han puesto en órbita o lanzado más allá de la Tierra unas 150 cargas útiles, incluyendo el Tesla Roadster en el primer lanzamiento de un Falcon Heavy, que igual muy útil no es pero sí que mola un rato.

Starman en su coche

El Electron de Rocket Lab en enero y el Falcon Heavy de SpaceX y el SS-520-5 japonés en febrero han volado por primera vez en el semestre que termina hoy. Se espera que en el segundo, si se cumplen los plazos, se estrenen las naves tripuladas Crew Dragon de SpaceX y Starliner de Boeing, aunque en su primer lanzamiento irán vacías.

Para el segundo semestre también está previsto el lanzamiento de Chang'e 4, la primera misión al lado oculto de la Luna; Chandrayaan 2, la primera misión de la India a la superficie de la Luna; y el de la misión BepiColombo de la Agencia Espacial Europea hacia Mercurio. También esperan su turno la Parker Solar Probe de la NASA y la Solar Orbiter de la ESA rumbo al Sol.

Y si hasta ahora levamos algo más de dos lanzamientos por semana la cosa se va a acelerar, pues en total hay planeados 186 lanzamientos para todo el año, aunque como siempre puede haber retrasos y cancelaciones. Pero lo que parece bastante claro es que va a ser un año de récord que batirá fácilmente los 140 lanzamientos de 1967, el año con más lanzamientos orbitales de la historia hasta ahora.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 30 de Junio de 2018

La actividad del volcán Kīlauea, especialmente desde mediados del pasado mes de mayo, ha provocado el hundimiento del cráter Halemaumau, que ahora se encuentra unos 400 metros más por debajo del suelo de la caldera.

El cráter no sólo se ha tragado sus propias laderas —incrementrando su tamaño— sino también ha engullido el aparcamiento de visitantes (en Google Maps todavía se puede ver justo debajo del cráter).

Las carreteras que llevaban a la cima del Kīlauea ya no llevan a ninguna parte, y el aparcamiento de la zona del mirador (cerrado desde 2008) ahora hay que buscarlo en el fóndeo del cárter Halemaumau, según el USGS.

Así está ahora y así era antes la caldera.

Mientras que el cráter Halemaumau se engulle así mismo —y todo lo que hay a su alrededor— la cima del volcán ha cambiado radicalmente: actualmente el cráter tiene el triple de la profundidad que tenía el pasado mes de mayo, y el doble de diámetro.

En el vídeo del USGS, tomado con un dron, "se ve claramente cómo las escarpadas paredes del cráter continúan cayendo hacia adentro y hacia abajo con el hundimiento constante de la caldera del Kīlauea. Hay dos superficies planas dentro del cráter que se han caído hacia abajo manteniéndose casi intactas: el que está más arriba es el antiguo suelo de caldera y el que está más abajo es el antiguo suelo del cráter Halemaumau."

USGS multimediaFile 2336

En este time-lapse del USGS tomado desde el borde sur de la caldera entre los días 13 y 24 de junio se puede ver cómo una parte del suelo de la caldera va cediendo y huniéndose poco a poco.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Junio de 2018

Shenzhou 11 en primer plano y el Tiangong 2

Lanzado en septiembre de 2016 el laboratorio espacial Tiangong 2 tenía dos objetivos muy claros: probar los sistemas de soporte vital y los de repostaje de la futura estación espacial china, cuyo primer módulo está previsto que sea lanzado en 2020.

Para ello el 18 de octubre a las 21:24 de 2016 se acopló con él la nave tripulada Shenzhou 11, a bordo de la que viajaban los taikonautas Jing Haipeng y Chen Dong, quienes permanecieron a bordo 30 días. Luego, entre abril y septiembre de 2017 el carguero Tianzhou 1 se acopló hasta en tres ocasiones con el laboratorio espacial. Desde entonces el Tiangong 2 no ha recibido nuevas visitas.

Y ahora, según los datos publicados por el Centro Conjunto de Operaciones Espaciales de los Estados Unidos, China ha bajado su órbita a los 292×297 kilómetros desde los 380×386 kilómetros en los que estaba antes. Tiene toda la pinta de que se están preparando para una reentrada controlada en la atmósfera, aunque aún no hay ningún tipo de comunicado oficial. A ver si tienen mejor suerte que con el Tiangong-1, con el que perdieron en contacto antes de poder hacer una reentrada controlada y cayó más o menos dónde le dio la gana.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 29 de Junio de 2018

¡Allá va!

Tal y como estaba previsto la Dragon CRS-15 despegaba del Complejo de lanzamiento 40 de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral a las 11:41 del 29 de junio de 2018 rumbo a la Estación Espacial Internacional con 2.410 kilos de carga a bordo.

Incluyen suministros para la tripulación y material para los experimentos que se desarrollan a bordo, entre los que va CIMON, el nuevo asistente robot para astronautas. También lleva el instrumento ECOSTRESS, de ECOsystem Spaceborne Thermal Radiometer Experiment, destinado a medir el nivel de stress de la vegetación, y una «mano» nueva para el brazo robot de la Estación.

La Dragon 15 llegará a la EEI el lunes 2 de julio por la mañana y será capturada por el brazo robot de ésta para acoplarlo en uno de los puertos libres. Será, pro cierto, la nave número 30 que capture el brazo robot.

La cápsula es una cápsula reutilizada, pues ya había volado como la Dragon 9; la primera etapa del cohete también era reutilizada, pues se había encargado del lanzamiento del observatorio TESS. Pero como era una etapa bloque 4, modelo que SpaceX está retirando, la dejaron caer al mar sin intentar recuperarla.

La cápsula volverá a tierra en cosa de un mes, terminando su misión con un amerizaje frente a las costas de California. Traerá de vuelta unos 2.000 kilos de carga entre muestras de experimentos para analizar en tierra y materiales ya no necesarios en la EEI o que tienen que ser reparados.

{Foto por Tom Cross}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear