Mayo2018

Por @Alvy — 20 de Mayo de 2018

Este vídeo de Arjan van der Meij es una magnífica representación del famosísimo tablero de ajedrez con arroz para explicar el crecimiento exponencial.

Lo que hace es convertir en algo físico la conocida historia/cuento del problema de los granos de arroz y el tablero de ajedrez, que suele enunciarse así:

Si se colocase sobre un tablero de ajedrez (lo suficientemente grande) un grano de arroz en la primera casilla, dos en la segunda, cuatro en la tercera y así sucesivamente, duplicando la cantidad de granos en cada casilla, ¿cuántos granos de trigo habría en el tablero al final?

Es toda una demostración de nuestros problemas como humanos para entender el crecimiento exponencial y los grandes números ¡y mira que matemáticamente es bastante fácil!

El resultado al problema es que en la última casilla habrá 263 granos de arroz. Es el último término de la secuencia 20, 21, 22 … 263 (64 términos en total) del enunciado.

Cuando se plantea el problema –en una de las versiones en forma de cuento es el «inventor del ajedrez» quien se lo presenta a un rey como recompensa por haber creado un juego tan agradable– es normal pensar que con un saco de arroz, un granero o como mucho «unas tierras» será suficiente – cuando lo cierto es que los más de 9 trillones de granos totales requerirían más o menos las cosechas completas de nuestro planeta durante 22.000 años.

En el vídeo los cilindros de las torres de granos de arroz tienen siempre el mismo diámetro; tan solo se llega a representar literalmente el contenido de las primeras casillas del tablero, con 131.072 granos en la 18ª (a unos 50 granos por gramo según su creador, unos 2,6 kg).

Problema del Ajedrez / Exponencial

A partir de la casilla 19 la escala va variando: en la 19 la columna debería medir unos cuatro metros (la altura de un baloncestista saltando) y luego llegan la altura de la Torre Eiffel (26), el colosal Burj Khalifa (28), el monte Everest (31)… Y de ahí saltamos a los ~400 km de la órbita de la Estación Espacial Internacional (36), la Luna (46), el Sol (55) o los 21.000 millones de km a los que está la sonda Voyager (casilla 62).

Lo mejor de este montaje es que descubrimos que incluso si se limita el problema a las 18 primeras casillas da para una buena paella.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 20 de Mayo de 2018

Todo está listo en el Mid-Atlantic Regional Spaceport para el lanzamiento de la cápsula de carga Cygnus OA-9 desde la plataforma 0A rumbo a la Estación Espacial Internacional. El encargado de hacerlo será un cohete Antares 230.

Bautizada como S.S. J.R. Thompson lleva a bordo unos 3.400 kilos de suministros, equipo científico y material para experimentos, así como ni más ni menos que 15 CubeSat para ser puestos en órbita con el dispensador de NanoRacks.

Algunos de estos experimentos son un sextante adaptado para ser utilizado en microgravedad como posible alternativa en caso de fallo de otros sistemas de navegación; un secuenciador de ADN para identificar microorganismos que viven en la EEI y para estudiar cómo humanos, plantas y microbios se adaptan a vivir en ella; un laboratorio para estudiar átomos en frío –a una temperatura 10.000 millones de veces más fría que vacío del espacio– en microgravedad; y los primeros ICE Cube, unos experimentos modulares autocontenidos diseñados para ser instalados en el laboratorio Columbus.

El lanzamiento está previsto para las 10:39 del 21 de mayo de 2018, hora peninsular española, momento en el que empieza la ventana de lanzamiento, que dura cinco minutos. Se podrá seguir en directo en NASA TV a partir de las 10:00. Llegará a la Estación el 24 de mayo.

La Cygnus OA-9, como todas sus predecesoras, terminará su misión con una reentrada controlada en la atmósfera en la que resultará destruida, igual que la carga de materiales de desecho y ya no necesarios en la EEI que llevará en su interior.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Mayo de 2018

SpaceInvaders Proc

Kjetil Golid tiene una curiosa página llamada Generated.space (de los dominios .space de toda la vida ;-) donde experimenta con programación mediante procedimientos. El código se puede ver y descargar de Github.

Entre los diversos «aparatos» generados matemáticamente hay marcianitos como los de Space Invaders (aunque a mi me parecen más de Galaxians), placas tectónicas, o patrones hexagonales. Aunque hay que echarle un poco de imaginación muchos resultan muy curiosos, con toques fractales y un trasfondo sin duda bastante matemático aunque a la vez impredecible.

En su cuenta de Twitter (@kGolid) se pueden ir siguiendo los diversos proyectos de este programador+artista.

Relacionado:

Por @Alvy — 20 de Mayo de 2018

Este vídeo aéreo de Phil Holland titulado Above NYC es un lujo en lo que a calidad se refiere: está filmado a 12K de resolución. ¿Cómo se alcanza esa calidad? Lo hicieron montando tres cámaras RED Weapon Monstro VV de 8 K y procesando las imágenes para «empalmarlas» convenientemente.

El resultado son fotogramas de 100 megapíxeles (de unos 12.000 × 8.000 píxeles) que se corresponden a más de 48 veces la resolución de una película Full-HD 1080p. Casi es más real que la realidad misma.

Naturalmente se necesita un pedazo pepino de ordenador para tragarse todo esto y pueda visualizarse dignamente, por no hablar de otro pepino de conexión de Internet a alta velocidad para que no se atranque. Eso sí: YouTube parece que admite de todo, la criatura. Otra pequeña muestra de poderío de Google.

Si miras la realidad muy de cerca,
podrás ver los píxeles

Píxel y Díxel
que a este paso se queda obsoleto

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear