Por Nacho Palou — 1 de Junio de 2015

En Gizmag, Tough robots keep working even after losing limbs,

Un trabajo publicado en la revista Nature detalla y demuestra [en el vídeo de arriba] un nuevo algoritmo de ensayo y error que permite a robots adaptarse después de haber resultado físicamente dañados, de tal modo que encuentran por sí mismos la manera de superar la pérdida de alguna de sus partes para seguir funcionando — en cuestión de minutos y sin necesidad de realizar tareas de autodiagnóstico ni de activar métodos de funcionamiento alternativos previamente programados. En otras palabras, se trata de robots que improvisan sobre la marcha, ejecutando el algoritmo para imitar el modo en el que reaccionaria un animal [también tú eres un animal] que tras haberse lesionado debe reaccionar para sobrevivir.

En el vídeo se ven un par de ejemplos: un robot de seis patas que en cuestión de minutos encuentra la forma de seguir desplazándose de la formás más adecuada —en línea recta— y lo más rápido posible a pesar de haber perdido una de las patas.

Como se puede apreciar el robot aprende a cojear de forma similar a como lo haría una persona o un animal, en lugar de permanecer dando vueltas en círculos como sucedería con un robot convencional que siguiese ejecutando el mismo programa de avance faltándole una de las patas.

En otro ejemplo un brazo robot consigue completar la tarea que tiene encomendada a pesar de que una de sus articulaciones está desconectada y no funciona.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear