Por @Wicho — 28 de Junio de 2016

Presas fáciles por Miguelanxo Prado

En un escenario donde los altos cargos que han llevado el país a la quiebra son recompensados con indemnizaciones millonarias y la ciudadanía sufre las consecuencias del fraude bancario por la venta de acciones preferentes, la inspectora Tabares y el inspector Sotillo deben descubrir qué relación existe entre los crímenes recientes y la crisis financiera.

5 estrellas: duro, de los que hacen pensar Presas fáciles, por Miguelanxo Prado. Norma Comics, 2016. 96 páginas.

Uno de los primeros trabajos que conocí de Miguelanxo fue Quotidiania delirante, una serie de historias cortas en las que ciudadanos de una realidad que puede no ser exactamente la nuestra pero que es lo suficientemente parecida como para que leerlas resulte incómodo se enfrentaban a monstruosas corporaciones o a burocracias frías y apáticas que a menudo les destrozaban la vida.

Hace unos treinta años de eso, y siempre pensé que nunca llegaríamos a tanto…

Pero en los últimos años ver a muchas personas atrapadas en la pesadilla de las preferentes, engañadas por sus banqueros de toda la vida ha hecho que una situación que bien podría haber formado parte de Quotidianía delirante se haya convertido en real.

Sr. Juez…

Presas fáciles es una denuncia a estas prácticas, al abuso del poder, y a lo que puede pasar una vez que «las democracias modernas, basadas en el "contrato social" emanado de la Revolución Francesa, han hecho dejación de funciones en su deber de proteger y defender a sus ciudadanos frente a la voracidad de los poderes financieros y económicos, rompiendo así , unilateralmente, ese pacto fundamental que garantiza la paz social».

Es las historia de unas personas que, abandonadas por el sistema, deciden pasar a la acción con todas las consecuencias, una historia dibujada y contada con el buen hacer habitual de Miguelanxo y que, a pesar de lo que él dice en la introducción, transcurre en un trasunto de mi ciudad, lo que hace que mole aún más.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 25 de Abril de 2016

R2D2 C3PO Red Arm en The Force Awakens

Star Wars Special: C-3PO #1 es un cómic dedicado a C-3PO, en el que se cuenta la historia detrás del brazo de color rojo que exhibe el droide en Star Wars: El despertar de la fuerza.

En la película el detalle del brazo apenas merece una breve referencia por parte de C-3PO, «una línea en el guión». El cómic en cambio ofrece todos los detalles acerca de un grupo de droides de la Resistencia, entre los que se encuentra C-3PO, que tienen la misión de llevar un droide perteneciente a la Primera Orden, el cual guarda información sobre el paradero de Almirante Ackbar, secuestrado, hasta un transmisor desde el cual enviar esa información hasta la base rebelde.

Pero en el trayecto hasta el transmisor los droides son atacados por bestias y sufren varias calamidades, lo que obliga a los droides a sacrificarse sucesivamente para que los demás puedan continuar la misión.

La historia completa y resumida (y por supuesto destripada) se puede leer en The story behind C-3PO’s red arm is a mini-tragedy about droids and sacrifice. La otra opción es hacerse con el cómic de 32 páginas en versión Kindle por 2,25 € (en inglés).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 21 de Marzo de 2016

Vista general de la exposición

Si pensamos en Marvel y DC Comics pensamos automáticamente en los Estados Unidos, que es el país de origen de ambas editoriales.

Pero desde la década de los 80 cada vez más autores españoles son los encargados no sólo de dibujar las aventuras de Los 4 Fantásticos, Superman, Spider-Man, Batman, La Patrulla-X, o Daredevil, por citar algunos de los nombres más conocidos, sino que en algunos casos han sido incluso los responsables de crear las guías que definen la apariencia de estos personajes.

De hecho, en la actualidad, con más de cincuenta dibujantes en activo, España es el segundo país que más dibujantes aporta a las editoriales de cómics estadounidenses, y todo a partir de unos cuantos pioneros que a partir de los 50 y los 60, primero como emigrantes, pero luego ya desde España, fueron abriendo camino.

Superhéroes con Ñ – Los dibujantes españoles que triunfan en los Estados Unidos es una más que recomendable exposición que recoge su historia.

Los pioneros, El gran desembarco, Representados, iconoclastas y outsiders y Al margen son las cuatro grandes secciones en las que se divide la exposición, que incluye muestras del trabajo de 47 autores, entre los que se incluyen dos mujeres, ordenado cronológicamente, con casi 200 originales, una selección de los 15 cómics imprescindibles de manos españolas y cinco vídeos producidos para la exposición.

De todos los originales, cada uno en su estilo, y que pueden gustarte más o menos, a mí los que más me llamaron la atención son aquellos en los que se puede ver la evolución de una página desde su primer boceto hasta que sale impresa, como en esta propuesta de Paco Roca para Marvel:

Loa 4 Fantásticos por Paco Roca

Muy recomendable también la guía de la exposición, de 480 páginas, que sale por 25 euros.

La entrada a la exposición es gratuita, en el Museo ABC hasta el 12 de junio de 2016.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 8 de Marzo de 2016

Buscando unos subtítulos para revisar las viejunísimas versiones de las películas y series de Flash Gordon (que se retrotraen hasta 1936) me encontré con el canal de los Seriales de Genteovejuna en YouTube, donde están éstas y otras joyitas de la época, algunas incluso con doblaje al castellano – buen doblaje de la época gloriosa, he de decir.

No creo que haya miedo a que sean eliminados de esa plataforma porque de lo viejas que son su copyright debe estar expirado y enterrado, así que se pueden marcar y revisar cómodamente. Otras series de este estilo son La Máscara del Terror, El Rey de los Hombres Cohete, El Monstruo y el Simio, El Invasor Marciano, El Imperio Submarino… Si es que con esos títulos no pueden sino resultar entrañables. Porque buenas, buenas, no se puede decir que sean – al menos para los estándares actuales.

Flash Gordon (1980)

Pero Flash Gordon es algo diferente: es uno de esos clásicos eternos, lo que sería el Star Wars de nuestros abuelos; un personaje que algunos conocimos ya en decadencia a través de los cómics de Alex Raymond (los originales eran de 1934), de los que existieron múltiples ediciones. Tal vez el Flash Gordon más significativo de la Generación X fuera la llamativa –pero por desgracia escasamente exitosa– película de 1980, de lo que probablemente lo mejor fue la mítica banda sonora de Queen.

En Genteovejuna pueden verse los doce episodios (unos 20 min.) de Flash Gordon conquista el Universo, donde los efectos especiales son rudimentarios no, lo siguiente. Y los malvados soldados de Ming parecen más bien oficiales alemanes del Landstrum de la Primera Guerra Mundial que invasores del espacio exterior dirigidos por un tirano.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear