Por @Alvy — 2 de Junio de 2017

Durante décadas Watchmen, la novela gráfica y obra maestra de Alan Moore y Dave Gibbons, se consideró sencillamente inadaptable al cine. Una historia tan larga y compleja, llena de personajes importantes, múltiples escenarios y una combinación de todo tipo de «ficciones» y eras temporales era un trabajo que parecía imposible. Además, al ser una auténtica obra de culto, hacerlo mal supondría quedar estigmatizado para la eternidad, de modo que es normal que guionistas, productores y directores no se atrevieran.

La novela gráfica original se publicó en 1986. Y hete aquí que hubo que esperar hasta 2009: Zack Snyder cogió el toro por los cuernos y se atrevió con el reto. El resultado fue para muchos (me incluyo) una película colosal, probablemente la mejor película de superhéroes de la historia. (Y probablemente también la mejor secuencia de títulos de crédito, como otra película-dentro-de-la-película.) Pero como suele suceder no todo el mundo está de acuerdo: si a unos gusta aunque la hayan visto mil veces a otros les parece una aberración o –simplemente– una película para pasar el rato pero que no está a la altura.

KaptainKristian ha resumido en este vídeo [tiene buenos subtítulos] lo mejor y lo peor de la adaptación de la novela gráfica al largometraje, indicando todo tipo de detalles que cualquiera pasaría por alto aunque sea admirador de ambas obras. Entre otras cosas las grandes diferencias (como el «nivel de violencia», el uso del color o la pérdida del «ritmo» de los cómics) pero también los detalles, como que Ozymandias lleva un traje reciclado de una película de Batman, que los bocadillos de Roschach cambian sutilmente en el cómic según su estado de ánimo o la simetría subyacente en muchas páginas.

Coincido con él en la conclusión de que el trabajo para la película, pese a las dificultades de adaptación, fue realmente intenso y cuidadoso – pero también una auténtica misión imposible. Eso sí: existiendo la novela gráfica, la película y el videojuego lo mejor es disfrutar de lo que cada medio puede aportar a una historia que, se mira como se mire disfrute, seguirá estando entre las más grandes.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 24 de Mayo de 2017

Portada de Armatura Uno número 1Armatura Uno, por P. M. Reilly, Fabián Cobos y George Kambadis.

El 16 de julio de 1945, tras la prueba Trinity, los hermanos Chris y John Bethe visitan el lugar de la explosión. En el fondo del cráter que ha producido encuentran un casco que John se pone… para desaparecer y reaparecer al cabo de unos instantes. O de lo que a Chris le parecen unos instantes.

Cuando reaparece pierde la conciencia tras decirle a su hermano que todo ha sido un tremendo error y sólo vuelve a despertarse en el hospital para decir «Armatura… I, II, III, IV, V… la sombra…» antes de fallecer.

El 24 de junio de 2016 Billy Baker recibe el casco de manos de su dueño actual, lo que convierte a Billy en Armatura XX, sólo que con el problema de que no tiene ni idea de cómo manejar los poderes que le otorga, casi como Ralph Hinkley, aunque a diferencia del despistado profesor, Billy si tendrá ayuda para domeñar el casco.

Por el camino va descubriendo que existe La Élite, un grupo de individuos con superpoderes que llevan combatiendo el mal desde la segunda guerra mundial, y que, por supuesto, hay también malvados con superpoderes que quieren hacerse con el casco que ahora porta él.

Armatura es un personaje creado por Jerry Finger en 1942 que gozó de bastante popularidad en su momento, hasta que cayó en el olvido a mediados de los 50. Volvió a resurgir en 1974 como un serial radiofónico, de nuevo con éxito…

Pero las peleas entre los herederos de Finger hicieron que volviera a caer en el olvido durante 40 años mientras se arreglaban los asuntos legales.

Ahora P. M. Reilly, George Kambadais y Fabian Cobos retoman el personaje y lo actualizan en esta nueva serie de cómics de la que los tres primeros sirven de introducción del personaje y su entorno en una historia titulada Un nuevo comienzo; los siguientes servirán para dar a conocer a La Élite.

En España apuf entertainment es quien ha apostado por el personaje, sacándolo a la calle por 1,25 euros cada ejemplar, lo que no es dinero para un rato de entretenimiento; a ver cómo sigue la cosa con los ejemplares dedicados a La Élite, aunque por ahora promete.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 1 de Enero de 2017

Lisa Yaszek, presidenta de la Science Fiction Research Association es una historiadora de uno de los géneros que más nos entretienen por aquí: la ciencia ficción. Pero ciencia ficción hay mucha y muy variada, así que en este vídeo dedica un par de minutos a explicar las diferencias de estilo y calidad entre la SF, Sci-Fi y Skiffy. Y yo que pensaba que solo había dura y blanda y algunos estilos temáticos…

Dice que el asunto tiene un poco que ver con la jerga que utilizan los expertos de la ciencia ficción, pero que SF, Sci-Fi y Skiffy varían de mayor a menor en términos de «pureza» en cuanto a la parte de «ciencia/tecnología» y, casi a la inversa, de menor a mayor en la parte de «ficción/calidad». Con tres ejemplos es fácil verlo:

La SF cuida más los aspectos científicos y tecnológicos y analiza nuestro lugar en el universo y el impacto de los avances en la sociedad. La Sci-Fi puede que cuide lo anterior un poco, pero se centra más en las aventuras y la acción. Finalmente está la Skiffy, que es sencillamente lo peor de lo peor, usando la ciencia y tecnología del futuro de forma absurda o histriónica.

Naturalmente estas variantes no son separación absoluta sino que en las delgadas líneas que difuminan unas de otras hay un sinfín de títulos, tanto de películas como de series de televisión, literatura o cómics. Así de primeras se me ocurren Blade Runner, The Matrix o Mars Attack! En cualquier caso es el típico tema que da para una larga charla con los colegas en una buena y agradable sobremesa.

(Vía Futurity.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 22 de Diciembre de 2016

Guillem h pongiluppi 501 st legion vader s fist vs space cockroaches 9 guillemhp
Vader contra la madre de todas los monstruos: «Aléjate de mis tropas, perra.»

Una serie de ilustraciones de Guillem H. Pongiluppi (Barcelona, 1981) de Darth Vader (y las tropas de asalto del Imperio) combatiendo contra Aliens, una ucronía de ficción fascinante recreada con imágenes espectaculares, a la altura de esta supuesta historia.

Guillem h pongiluppi guillemhp 501 legion stormtroopers vs aliens

El único pero es que vista la fragilidad de los Stormtroopers —un ciego los deja fuera de combate con su bastón (Rogue One) y son reducidos por un puñado de ewoks que combaten con piedras y palos (El retorno del Jedi)— los soldados imperiales durarían entre poco y nada frente a una plaga de Aliens. Aunque según Guillem las tropas de la legión 501: el puño de Vader que combaten a las cucarachas espaciales «son los hijos de puta más cabrones de la galaxia.»

Vía Kotaku.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear