Por Nacho Palou — 21 de Julio de 2017

Inspirado en las plantas de guía —que crecen para recorrer distancias y esquivan obstáculos— este robot flexible desarrollado en la universidad de Stanford crece para avanzar en entornos estrechos y complicados. Incluso es capaz de levantar y de apartar obstáculos pesados que se encuentra a su camino para continuar avanzando. Esta capacidad hace que sea de utilidad en tareas de búsqueda y de rescate y en aplicaciones médicas, escalado a un tamaño mucho más pequeño para acceder al interior del cuerpo.

En la demostración el robot es capaz de deslizarse por debajo de una puerta, por una apertura que era de apenas el 10 por ciento de su diámetro, levantar pesos de 100 kg y continuar avanzando a pesar de haberse dañado con un clavo dado que la parte dañada no sigue moviéndose y en cambio se autorepara para que el resto del robot continúe avanzando.

La versión actual funciona con aire inyectado, pero versiones futuras podrán hacerlo con líquido a presión, por lo que servirían para llevar agua a personas atrapadas en espacios estrechos o para apagar fuegos en lugares cerrados. También se está analizando la posibilidad de utilizar materiales más resistentes, como el nailon o el kevlar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


E=mc²: A Biography of the World’s Most Famous Equation

EUR 12,14 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Black Hole Blues and Other Songs from Outer Space

EUR 9,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección