Por Nacho Palou — 16 de Enero de 2017

Cuando bebo cerveza prefiero que me la sirva un robot que funcione mal.

Lo cual en realidad significa que de beber cerveza, lo que se dice beber cerveza, Simone Giertz bebe más bien poca porque su robot para servir cerveza funciona realmente mal. Pero nunca hay que dejar pasar la ocasión de compartir un vídeo en el que hay robots y de cerveza.

Bonus: el famoso vaso rojo para ponches y bebidas alcohólicas que aparece en el vídeo (“famoso” para nosotros por las películas, no en la vida real) fue desarrollado por Robert L. Hulseman. El Red Solo Cup tiene su propio un vídeo musical, y a pesar de que están disponibles en una docena de colores el de color rojo es el más popular con diferencia — aunque Hulseman prefería los de color azul. Robert Hulseman falleció el pasado 29 de diciembre de 2016, a los 84 años.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 10 de Enero de 2017

Honda realizó en el CES 2017 una demostración de su tecnología robótica combinada con medios tradicionales de movilidad. El resultado es lo que puede verse en el vídeo: una moto que mantiene el equilibrio por sí misma y que incluso puede «seguir a su dueña» cual perrillo faldero.

Dicen que la idea es que la moto ayude a mantener el equilibrio incluso llevando a una persona encima (especialmente cuando está parada). Pero lo de que también pueda moverse sola a baja velocidad resulta especialmente atractivo y, por qué no decirlo, tiene un toque encantador.

Seguro que todavía tienen que pulir un poco el invento, porque en la rueda de prensa enseñaron la moto con unas aparatosas «patas de emergencia» para evitar «caídas imprevistas», pero bueno, todo se andará (o se rodará, mejor dicho).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 29 de Diciembre de 2016

LittleArm son pequeños brazos robot de bajo coste, parecidos a los robots industriales, diseñados para facilitar el aprendizaje de robótica y programación.

Combinan dos de las tecnologías favoritas (y que más han contribuido a impulsar) el movimiento STEM maker (o CTIM en español, en referencia al aprendizaje de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas): la impresión 3D y los microordenadores Arduino.

A pesar de su tamaño un LittleArm, además de didáctico, puede hacer cosas “útiles” como mover por ti las pesadas fichas de ajedrez, servir azúcar al café mientras sigues aporreando teclas, coger y dejar minicosas y dibujar algún que otro garabato estilo niño de cuatro años — controlado desde un ordenador, móvil o tableta.

El verano pasado la financiación colectiva ayudó a poner comercialmente en marcha el proyecto, y ahora los LittleArm se pueden adquirir como kits para montar o completos por unos 100 euros, más gastos de envío (a todo el mundo).

Vía Make.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 27 de Diciembre de 2016

VitalyBulgarov

Álvaro es un lector habitual que nos ha hecho llegar un enlace a la cuenta de Instagram de Vitaly Bulgarov, un diseñador Moldavo que se dedica a crear Mechas: gigantescos robots mecánicos a medio camino entre un exoesqueleto, Mazinger Z, los brutos mecánicos del Doctor Infierno y los Jaeger de Pacific Rim.

Su trabajo es una auténtica gozada, e incluye robots, cascos, herramientas y armas para el Korea Future Technology, Boston Dynamics, Panasonic, Lightstorm, Dreamworks, Intel, ILM, MGM, Intuitive Surgical, Paramount, Blizzard y Oakley. Ya sean reales o «fabricables», son espectaculares en cualquier caso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear