Logo Lainformacion.com

Categoría: Opinión

Mujeres con ciencia: qué hacen y han hecho las mujeres en la ciencia y la tecnología

Mujeres en ciencia

Algo estamos haciendo muy mal cuando, por los motivos que sean, las mujeres pierden el interés por la ciencia y la tecnología según van creciendo o, como poco, deciden dedicarse a otros campos.

Según el informe She figures de la Unión Europea sólo tres de cada diez personas científicas en Europa son mujeres; según el informe Científicas en Cifras 2013 [PDF 2,3 MB] en España solo uno de cada cinco altos cargos en investigación es mujer.

Mujeres con ciencia es un blog de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco que «nace con el objetivo de mostrar lo que hacen y han hecho las mujeres que se han dedicado y dedican a la ciencia y a la tecnología. Biografías, entrevistas, eventos, efemérides y todo tipo de crónicas o hechos relevantes tendrán cabida en este medio. Nuestro propósito es que Mujeres con ciencia dé a conocer la existencia de esas mujeres, su trabajo y las circunstancias en que lo desarrollaron o lo desarrollan.»

Es una pena que tenga que existir un blog como este, pero mientras no cambien las cosas, es lo que hay, y bienvenido sea.

(Gracias por el enlace al informe de la UE, Ágata).

#NoSinEvidencia: suicidio homeopático contra la regulación de estos productos por el Ministerio de Sanidad

Logo #NoSinEvidencia

Aún a pesar de que un informe encargado en su momento por el Ministerio de Sanidad concluía que el principal efecto de la homeopatía es placebo este ha decidido poner en marcha un proceso para regular unos 19 000 productos homeopáticos.

Para ello sólo tendrán que demostrar que no tienen efectos nocivos, lo que es bastante fácil pues básicamente consisten en azúcar.

Esto permitirá a sus fabricantes venderlos con todas las de la ley en las farmacias al lado de los medicamentos que no sólo han tenido que demostrar ser inocuos, o al menos que sus efectos secundarios están entendidos y controlados, sino que además han tenido que demostrar que sí sirven para algo.

En opinión de muchos esta regulación, que es necesaria, además de obligar a los fabricantes a demostrar que no tienen efectos nocivos, debería, como poco, prohibir la venta de productos homeopáticos en farmacias; hay un manifiesto sobre este tema.

Como protesta contra la decisión del ministerio distintos grupos han convocado un suicido homeopático mediante una sobredosis de un somnífero homeopático para el próximo sábado 12 de julio frente a la sede del Ministerio, en el Paseo del Prado de Madrid, a las 12,00 horas.

Dado que el suicidio fracasará sin duda alguna el plan para después es ir a tomarse unas cañas.

Hay más información en Convocatoria contra la regulación homeopática del Ministerio de Sanidad #NoSinEvidencia.

Si no puedes estar en Madrid, hay convocatorias locales como la de Murcia o la de Santiago de Compostela.

Apoyan la convoctoria ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico,, Círculo Escéptico, Hablando de ciencia, y Naukas.com.

Niñas en ciencia y tecnología: lo estamos haciendo rematadamente mal

Este vídeo es un anuncio de Verizon, pero lo que dice no sólo se aplica en los Estados Unidos, sino que probablemente aún es peor en otros sitios: si a los 10 años el 66 por ciento de las niñas dicen que les gustan las ciencias y las matemáticas, ¿por qué son sólo un 18 por ciento de los estudiantes de ingeniería?

Y, directamente relacionado con este tipo de actitudes,

Tenemos que hacérnoslo mirar.

(El vídeo de Verizon vía @marilink; los subtítulos son de @frascafrasca).

Pago por pulgada, pago por minuto, pago por sangre

Sonytvsize

Tal y como cuenta la Chica de la Tele hay en Variety un interesante artículo de Jeffrey Katzenberg plantea un futuro cercano en el que la gente pague las películas y series «por pulgadas»: cuanto más grande sea la pantalla en la que las veas (teléfono, tableta, TV) más pagas.

En la práctica corriente cuanto más cerca de la fecha de lanzamiento quieras verla, más pagas. Y se pueden inventar muchas más fórmulas. Por ejemplo, ¿por qué pagar un partido completo de fútbol si solo quieres o puedes ver la segunda parte? ¿O los últimos 30 minutos? (Esto ya ha sucedido en la Liga española este mismo fin de semana).

Esto me recordó una historia que Nicholas Negroponte contaba en los tiempos de los pioneros digitales, acerca de cómo el sistema de pago-por-visión estaba mal concebido en algunas situaciones. Imagina un combate de boxeo: la gente paga tal vez 20, 30 o 50 dólares por ver el combate. Pero se paga lo mismo ya dure una hora y doce asaltos que media hora y cinco asaltos o incluso si el K.O. se produce en los primeros 10 segundos (esto era en los tiempos de Mike Tyson).

Negroponte proponía como ejemplo absurdo que quizá fuera más «justo» o «adecuado» para los espectadores por onza de sangre: según lo sangrienta que fuera la pelea y más salpicaran los púgiles la lona, más habrían de pagar los espectadores. Un poco inquietante la idea, pero lo importante es el concepto: que hay muchas formas de modelar los precios y cobrar por los contenidos que se disfrutan – ya sean películas o eventos en directo.

Katzenberg también da a entender –como ya hicieran Lucas y Spielberg– que el futuro de las salas de cine no está nada claro.

Anteriormente, en la categoría Opinión