Enero2012

Por @Wicho — 31 de Enero de 2012

Queso en la ISS
Queso en la ISS - ESA/NASA

Siendo André Kuipers, @astro_Andre, holandés, era casi inevitable que nos enseñara en una foto las porciones de queso que la Progress M-14M recién llegada a la Estación Espacial Internacional llevaba a bordo, entre otras muchas cosas.

Pero poniéndonos un poco más serios, según @NASA, hacen falta unas cuatro toneladas de suministros, entre los que se incluye la comida, cada seis meses para una tripulación de tres astronautas, aunque en la actualidad las tripulaciones de la ISS son de seis astronautas, con lo que esas necesidades se duplican.

Se encargan de tener la Estación bien suministrada las Progress rusas, los ATV de la agencia espacial Europea, y los H-II japoneses, además de que cuando se lanzan nuevos tripulantes hacia la ISS sus cápsulas Soyuz van cargaditas hasta los topes:

Inside-Soyuz1
Cady Coleman y Dmitry Kondratyev en el interior de la Soyuz TMA-20 / Roscosmos

Se espera además que pronto las cápsulas Dragon de SpaceX puedan también unirse a esta flota de vehículos de suministro, aunque su primer vuelo a la ISS, que iba a tener lugar en marzo, se va a aplazar unas semanas.

Actualización: según nos cuenta Raúl, un apasionado del queso, el queso que se ve en la foto es Old Amsterdam, por si queréis haceros con un poco para sentiros un poco astronautas ;-)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Enero de 2012

Hace algún tiempo hablábamos de Vulcan Point, la isla en un lago en una isla en un lago en una isla más grande del mundo (sí, suena a trabalenguas) para comentar que siempre que uses el suficiente número de matices puedes tener un récord.

Pero en este caso, parece que Vulcan Point acaba de perder su puesto, ya que trasteando por Google Maps unos pirados de esto de la geografía han encontrado una isla en el norte de Canadá que con algo más de 16.000 metros cuadrados es más grande que la susodicha Vulcan Point y sigue siendo una isla en un lago en una isla en un lago en una isla.

Para los que queráis echarle un ojo, está en las coordenadas 69.793° N, 108.241° O.

Claro que por lo visto, dado lo remota que es esa isla canadiense –por no tener no tiene ni nombre– parece probable que nadie haya estado nunca allí, con lo que Vulcan Point podría recuperar su récord con reformularlo como la isla en un lago en una isla en un lago en una isla más grande del mundo en la que haya estado alguien.

(Life's Little Mysteries vía @seagirlreed).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Enero de 2012

Lo puedes comprobar en relación al porcentaje de usuarios utilizando la herramienta Browser Size de Google.

Ese porcentaje de usuarios lo es en relación a los datos que tiene Google respecto a los tamaños de ventana que utilizan los usuarios de su buscador. El tamaño de la ventana por tanto puede estar ajustado a mano, así como depender de la resolución, la configuración del navegador (según tenga más o menos barras) y el dispositivo utilizado (monitores, portátiles, móviles, etc.)

Por cierto que las páginas que contienen "una cantidad excesiva" de publicidad en esa primera pantalla -es decir, aquellas en las que al llegar se ve más que nada anuncios- serán penalizadas por el "algoritmo de estructura de página" recientemente renovado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 31 de Enero de 2012

Moonshot (DP) NASA / Apollo Program

Este artículo se publicó originalmente en Cooking Ideas, un blog de Vodafone donde colaboramos semanalmente con el objetivo de crear historias que «alimenten la mente de ideas».

Los más duchos en números están acostumbrado a usar «cálculos de servilleta» para computar rápidamente cosas importantes –o triviales– un poco sobre la marcha, a veces incluso «de cabeza». Incluso existe una categoría de acertijos, llamada problemas de Fermi, donde se premian precisamente esos cálculos aparentemente imposibles pero aproximados, al estilo «¿cuántos afinadores de piano hay en Chicago?» «¿Cuántos taxis hay en Madrid?» O «¿cuánta gente está en el aire en un momento dado?»

Estas proezas numéricas, que a veces parecen imposibles, se basan simplemente en conocer los factores del problema, algunos datos aproximados y la aplicación de sencillas fórmulas y cálculos – no necesariamente muy complicadas. Además de para servir como base para calcular un resultado aproximado (una cifra, plazo de tiempo o la probabilidad de un suceso) también pueden servir para decidir que algo es o no es posible.

A continuación hay algunos ejemplos, entre lo práctico y lo divertido, para hacerse una idea de cómo funcionan estos cálculos. Entre ellos hay algunos que demuestran, sin lugar a dudas, las sabias palabras de Guerrita: que «lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible».

Seguir leyendo: «Cálculos casi de servilleta que demuestran que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Enero de 2012

Bueno, no es tan espectacular como puede parecer de entrada, pero ahí queda el avance: células de piel humana reforzada con tela de araña resistiendo el impacto de una bala que vuela a 329 m/s. La piel puede que no se rompa, pero la bala –junto con la piel– penetra tras un impacto más que respetable y claramente doloroso... en el mejor de los casos.

Más en Bulletproof skin stops a speeding gunshot, en New Scientist.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear