Por @Alvy — 17 de Julio de 2015

Mientras aquí el gañanismo nacional se dedica a alarmar y atemorizar al personal publicando noticias como «Alarma en La Zarzuela: drones no identificados están sobrevolando la residencia de los reyes durante las noches» a partir de espeluznantes «relatos estilo confidencial» como «La Guardia Real derriba un dron que sobrevolaba el Palacio de La Zarzuela», tenemos la suerte de que en otros lugares del planeta hay buena gente que antepone el espíritu de la diversión a la tontería de turno.

Es el caso de I Like Giving, una especie de ONG que se dedica a difundir el concepto de generosidad. Una de sus últimas ideas, que es la que dio origen a este vídeo, fue grabar un vídeo sobre un dron que regala cosas lanzándolas desde el aire, ya sean pelotas inflables, flores o pizzas. El resultado es un vídeo veraniego, fresco y divertido.

Aprovecho para comentar un detalle curioso: en todos estos casos se utiliza el término dron en vez de cuadricóptero: evidentemente tanto el misterioso dron de la Zarzuela como el dron que reparte sonrisas están pilotados de forma remota por personas. No son herramientas autónomas de muerte y destrucción como las que surcan los cielos de algunos países en guerra.

Sin embargo, con el tiempo, los términos dron y cuadricóptero (o hexacóptero u octacóptero, que de todo hay) son hoy en día prácticamente intercambiables. Y como dron es más corto y fácil de pronunciar, gana la partida. Así que sin ánimo de convertirnos en pedantes furiosos dejamos pasar ese detalle en pos de la concisión y la claridad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear