Por Nacho Palou — 3 de Mayo de 2011

Hecho a mano el cuadricóptero CrazyFlie suena como un enjambre de abejas furiosas y es realmente pequeño: pesa 20 gramos y mide 12 x 12 cm, más o menos como un CD.

Es divertido durante más o menos 4 minutos, la autonomía que le proporciona la batería ultraligera. Para el control del vuelo cuenta con acelerómetro de 3 ejes y dos giroscopios que se encargan de mantener el CrazyFlie estable durante el vuelo ajustando los rotores hasta 250 veces por segundo.

Más información acerca del CrazyFlie en Daedalus Projects.

Compartir en Facebook  Tuitear