Por Nacho Palou — 22 de Junio de 2018

Este robot-dron llamado Dragon (Dual-rotor embedded multilink Robot with the Ability of multi-deGree-of-freedom aerial transformatiON) concebida en el laboratorio JSK de la Universidad de Tokio es un robot volador modular que puede cambiar de forma en pleno.

Está formado por módulos interconectados y articulados, cada uno con su par de rotores que contribuyen a que el conjunto pueda volar, y también puede cambiar de forma mientras vuela. Por ejemplo, puede estirarse para pasar por huecos estrechos y volver a cambiar de forma después, o adoptar una forma diferente.

MzA3ODM3OA

De momento se trata de un prototipo con apenas tres minutos de autonomía de vuelo y puede estar formado por una cantidad variable de módulos, hasta 12 en total. En este caso por cuatro módulo y ocho rotores.

Más: Flying Dragon Robot Transforms Itself to Squeeze Through Gaps.

Fotografías: JSK Lab/University of Tokyo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 19 de Junio de 2018

Esta visita a toda pastilla por el CERN enseña tanto el exterior como el centro de proceso de datos – convenientemente dramatizado a lo Matrix, como mandan los cánones.

Antes de que alguien se ponga a gritar que el vídeo es una barbaridad y un riesgo innecesario hay que aclarar que el piloto es Chad Nowak, campeón del mundo de carreras de drones y de freestyle y que el aparatito va pilotado con una cámara de vista en primera persona (FPV) de última generación. Probablemente además el dron es un modelo ligero de los que pesa unos pocos gramos – así que en caso de colisión iba a salir más mal parado él que los hierros del datacenter.

Como puede verse además el recorrido está totalmente preparado y ensayado, con asistentes que van abriendo las puertas de cada zona, así que podemos decir que el riesgo de colisión en las instalaciones Madre de Todas las Colisiones era cercano a cero.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 15 de Junio de 2018

El pasado 10 de junio Jozef Stano hizo volar su dron muy cerca del volcán de Fuego, en Guatemala.

El vídeo proporciona una vista bastante próxima al volcán activo (que ha experimentado sucesivas erupciones en la últimas semanas) y permite ver el cráter expulsando, principalmente vapor de agua.

Jozef Stano hizo volar el dron desde una distancia segura, a unos 6 kilómetros, aunque el dron terminó afectado por las cenizas y las partículas expulsadas por el volcán de Fuego.

Vía Mashable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 7 de Junio de 2018

Eye in the Sky es como se titula el estudio publicado por un equipo de investigadores de la India y el Reino Unido. En él se describe cómo un dron de consumo para que realice tareas de vigilancia pública.

El dron únicamente captura la imagen de vídeo que se transmite por internet para su análisis en tiempo real. El análisis lo realiza un algoritmo de inteligencia artificial que en base a los movimientos y posturas del público se supone que es capaz de detectar cuándo se están produciendo actos considerados como violentos.

De momento el sistema es capaz de detectar entre una masa de gente si alguien del público realiza actos como estrangular, pegar, patear, disparar y apuñalar. Los investigadores creen que su sistema será capaz de detectar estos actos cuando se realicen en espacios públicos o en grandes eventos.

El problema es que el porcentaje de acierto del sistema es cuestionable: detecta el 94 por ciento de esos gestos violentos cuando hay una persona en el encuadre, pero ese porcentaje se reduce hasta el 79 por ciento cuando aparecen diez personas simultáneamente.

Todavía más importante, dicen en The Verge, es el aprendizaje sesgado de la inteligencia artificial debido a que los vídeos utilizados para entrenar al algoritmo están hechos con voluntarios que simulan atacarse entre sí.

Más, en PDF: Eye in the Sky: Real-time Drone Surveillance System (DSS) for Violent Individuals Identification using ScatterNet Hybrid Deep Learning Network.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear