Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

Scorpion es como se llama la plataforma volante desarrollada por la compañía Hoversurf. En es caso se trata de una hoverbike o motocicleta voladora con capacidad para llevar a una persona por el aire, en una configuración parecida a la de las motocicletas instalada sobre un cuadricóptero, con cuatro hélices en cada esquina.

Según Hoversurf el vehículo ofrece velocidad y agilidad y es lo suficiente estable como para que pueda manejarla cualquier piloto profesional o amateur.

“Por ahora la plataforma Scorpion se perfila como un instrumento para deportes extremos, pero su potencia como vehículo de transporte es evidente”, dicen desde Hoversurf.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

(Al parecer podemos construir drones con lanzallamas pero no el vídeo en alta resolución que muestra como funciona — disculpas por los 360p)

La compañía encargada del mantenimiento del tendido eléctricos de la provincia de Xiangyang, en China, utiliza este dron provisto con un pequeño lanzallamas para limpiar la basura (como bolsas de plástico) que se queda enganchada en los cables eléctricos suspendidos. El método parece funcionar y elimina el riesgo que supone para los operarios subir a retirar restos enganchados en los cables.

Vía Geekologie.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 16 de Febrero de 2017

El grupo de trabajo Aerial Informatics and Robotics ha desarrollado este curioso simulador de entornos realistas para drones en los que se pueden hacer pruebas de entrenamiento de estos pequeños artilugios voladores. El simulador básicamente envía imágenes y lecturas de datos al código de control del cuadricóptero; esas imágenes y la información del resto de sensores se aproximan bastante a las que recibiría en el MundoReal™, de ahí que sirva para afinar el código y realizar simulaciones realistas.

En cierto modo es similar al uso de mundos virtuales para entrenar inteligencias artificiales que ya se está usando hace tiempo, solo que aplicadas a conducción autónoma y similares.

Entre los detalles que se pueden incluir en el simulador están obstáculos como árboles y ramas, cables en líneas de alta tensión, señales de tráfico y demás. Digamos que si el código de dron no es capaz de superar esta prueba simulada poco va a tener que hacer en las calles. Que este mundo todavía es una auténtica jungla para los robotijos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 7 de Febrero de 2017

El prototipo de brazo mecánico desarrollado por la agencia Darpa y llamado SideArm cumple dos funciones: puede lanzar horizontalmente drones de hasta 500 Kg de peso para ponerlos en el aire y recuperarlos sin necesidad de pistas ni de plataformas para el despegue y aterrizaje.

El SideArm se puede transportar desmontado en un contenedor de mercancías convencional, por lo cual se puede mover por aire, tierra o mar e igualmente se puede utilizarse desde un tren, un camión o un barco sin necesidad de hacer grandes modificaciones en su estructura. De este modo el SideArm replica en cualquier tipo de navío capacidades tácticas próximas a las de los portaaviones, ya que además de lanzar aeronaves el brazo puede capturar y recuperar los drones al vuelo.

El vídeo muestra el funcionamiento de un modelo a tamaño real capturando un dron Lockheed Martin Fury UAS; la catapulta externa se utiliza para acelerar el dron hasta su velocidad de vuelo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear