Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 178 Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 178 Warning: include(): Failed opening '/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc' for inclusion (include_path='.:') in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 178
Por @Alvy — 7 de Junio de 2017

Este curioso invento de Georgia Tech al que han descrito como un pequeño «dirigible autónomo» es básicamente un globo con una góndola y unas pequeñas hélices que le permiten moverse por la habitación. Los globos tienen entre 45 y 90 cm de diámetro, un tamaño bastante manejable – y su flotabilidad en el aire viene dada por el helio de su interior más que por la propulsión, de modo que las baterías duran bastante más de lo normal.

En la góndola hay una cámara de vídeo, lo que permite al «robot volador» interactuar según dicen de forma más agradable y tranquila con los humanos: la idea es que pueda leer órdenes mediante gestos y detectar cosas como si una persona está incómoda, insegura o detalles así.

El escenario es bastante interesante: la gente a lo suyo y unos cuantos globos inteligentes de estos flotando por ahí reuniendo información y leyendo órdenes. Desde luego se ven como una opción tranquila, segura y confortable, casi como saber que hay ballenas flotando por la playa simplemente observando.

En este otro vídeo puede verse una demostración –incluyendo el punto de vista del robot– sobre cómo funciona la detección de rostros y la forma en que se realizaría la interacción humana.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 280 Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 280 Warning: include(): Failed opening '/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc' for inclusion (include_path='.:') in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 280
Por @Alvy — 1 de Junio de 2017

A este enjambre de cuadricópteros de la University of Southern California lo llaman cariñosamente Crazyswarm. Está compuesto de 49 pequeños drones Crazyflie 2.0, un pequeño pero poderoso ingenio volador que pesa tan solo 27 gramos y se vende por unos 180 dólares. (Así que el montaje del laboratorio son casi 9.000 dólares más los equipos de visualización y control).

La forma de mover la Crazyswarm al unísono en tan espectacular «danza» es mediante un sistema de captura de movimientos, similar a los que se utilizan para los VFX, que es capaz de guardar la posición exacta de cada cuadricóptero a cada instante. Mediante tres frecuencias de radio se envían a 100 Hz las órdenes para que los cuadricópteros realicen movimientos, aunque solo de forma «general»: cada cual debe realizar los cálculos de forma autónoma – como suelen hacer los drones para controlar sus hélices.

Para formar la pirámide o las letras del final del vídeo se utiliza un script en Python que envía los comandos a cada dron en secuencia. Los cálculos de las trayectorias incluyen desgajar las posiciones más convenientes mediante un polinomio de quinto grado para conseguir más suavidad en el movimiento.

En otra de las demos un voluntario se «enfrenta» al enjambre caminando tranquilamente; en este caso los sensores que lleva son los que indican su posición al sistema de control y éste aparta los drones convenientemente a medida que camina. Hubiera estado bien darles una orden del tipo Kill, Crazyswarm, Kill! – a ver qué pasaba. Sólo de pensarlo angustia un poco.

(Vía The Awesomer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 382 Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 382 Warning: include(): Failed opening '/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc' for inclusion (include_path='.:') in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 382
Por @Alvy — 24 de Mayo de 2017

El vídeo de prenstación de Spark, el nuevo dron de DJI –empresa que siempre hemos asociado a los modelos más caros y profesionales– da una buena idea de cómo es y lo que puede hacer este pequeño cuadricóptero. Básicamente parece un dron condensado y supermineralizado con todas las funciones y software existentes; eso sí: habrá que verlo en funcionamiento para saber si cumple.

Según las especificaciones pesa 300 gramos y el tiempo máximo de vuelo con la batería que incorpora es de tan solo 16 minutos. Lleva el último Wi-Fi ultrarrápido (2,4GHz/5,8GHz) y tiene un alcance de hasta 100 metros o 50 metros de altura. Si se pierde no hay problema: sabe volver solo y evitar obstáculos.

Muchos de los drones actuales se entienden mejor como cámaras que vuelan y en este caso el Spark incorpora una de 12 Mpx, con vídeo Full-HD a 30 fps. Cuenta con un estabilizador mecánico de dos ejes que suele ser lo más importante en estos casos. En cuando al software parecen haber incluido todas las features posibles de estos dispositivos, incluyendo modos automáticos de vuelo y fotografía, reconocimiento facial y de gestos… todo muy futurista.

El Spark es en cierto modo una versión a mitad de precio de otro modelo de la marca, el Mavic Pro más pequeño y mejorado. Su precio recomendado es de 599 euros, en el rango alto de los «juguetes caros», muy similar a modelos similares de Parrot y otros fabricantes.

Puede suceder que resulte un dron adecuado para principiantes que quieren algo de calidad o puede que sea una decepción con un montón de funciones que no terminan de resultar bien (para los expertos) o que por el «ahorro» tenga alguna falla importante. Así que habrá que esperar a las pruebas para sacar una conclusión definitiva. De momento, ahí quedan las primeras secuencias para disfrutarlas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 484 Warning: include(/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 484 Warning: include(): Failed opening '/var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/includes/stats_alvy.inc' for inclusion (include_path='.:') in /var/www/vhosts/microsiervos.com/httpdocs/archivo/drones/index.html on line 484
Por @Alvy — 18 de Mayo de 2017

Este vídeo muestra la sorprendente habilidad de un dron de ocho rotores capaz de volar hasta el lugar exacto en el que atrapar una pelota con una cesta, en condiciones reales y sin trampa ni cartón.

Técnicamente el dron tiene seis libertades de movimiento, pudiéndose mover en los ejes espaciales XYZ y también rotar sobre ellos, de modo que básicamente puede colocarse en cualquier posición y en cualquier lugar en el escenario de juego. El omnicóptero, que es como se llama, utiliza ocho rotores configurados para poder hacer estos giros y desplazamientos con agilidad. Aquí hay más detalles sobre cómo se construye y controla: Design, Modeling and Control of an Omni-Directional Aerial Vehicle [PDF].

El siguiente paso es utilizar cámaras para calcular la trayectoria. Aunque no se especifica si se está usando una cámara del dron o cámaras exteriores sí se indica que se calculan unas 500.000 trayectorias por segundo mientras la pelota sube y comienza a bajar.

Como puede verse en el vídeo la estrategia del robot consiste en situar la cesta en un punto exacto por el que va a pasar la pelota, manteniéndola ahí aunque el cuerpo del dron se mueva ligeramente para mantenerla estable. Curiosamente esto es algo distinto a la estrategia que utilizan los perros y otros animales para capturar palos y pelotas, que consiste en mantener la imagen del objeto en la retina de modo que parezca que se mueve en una trayectoria lineal a velocidad constante.

El mejor bonus: el gesto final que realiza el dron cuando devuelve la pelota al entrenador, acercándose a él y girando la cesta para que la bola caiga grácilmente en su mano . ¡Hay muchos perretes que ni siquiera saben hacer eso!

El vídeo está rodado en el Flying Machine Arena de Zurich, un lugar muy apropiado –y acolchado– en el que se realizan ensayos con este tipo de trastos.

(Vía Spectrum.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear