Por Nacho Palou — 23 de Marzo de 2017

El diseño de esta casa está determinado por la curva del televisor

Esta vivienda impresa en 3D en apenas 24 horas por la firma de ingeniería Apis Cor, en Rusia, tiene la particularidad (promocional, por supuesto) de que su diseño circular tiene el mismo radio de curvatura que la pantalla curva del televisor Samsung JS9500 TV que cuelga en una de sus paredes. O más bien que cuelga de la única pared que tiene la vivienda de 38 m².

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Marzo de 2017

Una empresa de impresión 3D llamada Voodoo Manufacturing ha puesto en marcha esta idea llamada Proyecto Skywalker: una fábrica en la que un robot que se encarga de la operación de clústeres de varias impresoras 3D. Tal y como explican en Vocativ en la fábrica hay unas 160 impresoras en total; agrupando 9 de ellas en un armario el robot puede llegar a todas ellas sin dificultad para gestionarlas adecuadamente.

El robot es todo un «modelo» de esclavo fiel: trabaja las 24 horas al día sin rechistar, cambia las placas de impresión en las que se colocan las piezas 3D y aumenta un 400 por cien la productividad, según han calculado. Dicen sus creadores (antiguos ingenieros de Makerbot) que al cabo de unos años puede reducir un 90 por ciento los costes. El modelo actual no se mueve; las impresoras van montadas en unos armazones especiales hasta los que tiene acceso. Si tuviera un motor y ruedas su alcance sería… Ilimitado.

Anteriormente los humanos de la fábrica dedicaban un 15 por ciento de su tiempo a las ingratas tareas que ahora realiza el robot. Las primeras pruebas fueron tan prometedoras que quieren que realice el proceso completo de impresión, incluyendo cambiar los rollos de material, limpiar algo si se estropea, etcétera. La sensación al llegar a la mañana siguiente, dicen, es como «ver que ha pasado por allí un hada mágica» y ha hecho todo el trabajo.

En este otro vídeo puede verse a sus creadores explicando algunos detalles más sobre cómo funciona y hacia dónde quieren dirigir su desarrollo. Para acallar las voces de los más agoreros, el Proyecto Skywalker no ha eliminado ningún puesto de trabajo en la pequeña fábrica: el tiempo que se ahorran los técnicos lo dedican a labores «de mayor valía profesional». Como ha de ser.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 13 de Marzo de 2017

Un poco de madera, unas piezas impresas en 3D, un motor eléctrico y un microordenador Raspberry Pi y poco más es todo lo que hace falta para construir un tocadiscos. La hoja de la planta que roza con el plato es totalmente prescindible.

Las instrucciones están en la comunidad PiCopter (requiere registro). En el vídeo se puede ver una demostración del resultado y de cómo funciona, más o menos y a falta de mejoras en la velocidad inicial de giro y también en la calidad del sonido. Pero funciona.

Vía Geeky Gadgets.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 21 de Febrero de 2017

Las impresoras 3D estereolitograficas utilizan un haz de luz láser ultravioleta para solidificar algún tipo de material fotosensible, como resinas líquidas que se endurecen al recibir el haz de luz. También pueden usarse resinas y metales en polvo, como el aluminio, que se funden al contacto con el haz de luz láser y que vuelven a solidificarse rápidamente según los trazos hechos por la luz.

En este sentido el funcionamiento de esas impresora es esencialmente igual que como funcionan otras impresora 3D más comunes (las que utilizan filamentos de resinas o plásticos), en el sentido de que el objeto a imprimir se construye por la superposición capas que se van depositando y endureciendo unas sobre otras hasta que el objeto cobra forma.

La compañía Daqri ha desarrollado una variante de impresora 3D estereolitografica que utiliza hologramas para acelerar la impresión 3D con resina líquida. Así, en lugar de un único haz de luz láser que va endureciendo la resina capa por capa lo que hace la impresora de Daqri es proyectar con luz láser un holograma 3D “dentro” de un recipiente lleno de resina fotosensible.

Esto produce una pieza sólida tridimensional “de golpe” dentro de la resina (la que ha recibido la proyección del holograma), formándose el objeto completo toda a la vez en lugar de formarse capa por capa como es habitual.

Por ahora lo que se ve en el vídeo es un modelo experimental. El tamaño de la pieza impresa en 3D usando un holograma 3D (en lugar de un barrido de luz) da una pista sobre la dificultad y la potencia de procesamiento que es necesaria para proyectar el holograma de una pieza grande y compleja que además tenga con resolución adecuada para que la impresión 3D no resulte un pegote. “Pero en tanto la potencia de cálculo de los ordenadores aumenta la empresa es optimista sobre las posibilidades de proyectar objetos tridimensionales en tiempo real”, dicen en This Super-Fast 3-D Printer Is Powered by Holograms.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear