Por Nacho Palou — 23 de Febrero de 2018

O dicho de otro modo: el sistema de reconocimiento de imágenes del Huawei Mate 10 Pro es capaz de reconocer en tiempo real si eso que hay en la carretera es un perro, y en ese caso el smartphone ordena al coche que gire el volante para esquivarlo.

Eso sí, sin tener en cuenta todas las otras variables (como que venga otro coche por carril derecho) porque en realidad “conducir un coche” en el mundo real requiere mucha más potencia informática de la que ahora mismo puede proporcionar ningún teléfono móvil. (La diferencia es tal que si la potencia de cálculo de un smartphone equivaliese a la potencia de un ordenador personal entonces la potencia necesaria para pilotar un coche estaría más próxima a la de un superordenador.)

También en el mundo real da igual si el obstáculo es un perro, un lobo de mar o una farola, en realidad. En cualquiera de los casos “conviene” evitarlos idealmente frenando y no dando un volantazo.

Pero se trata sencillamente de una demostración del sistema de reconocimiento de imágenes del smartphone de Huawei, una función que en realidad ya estaba disponible en modelos anteriores. Por si acaso Huawei deja bien claro que el vídeo ha sido creado con propósitos publicitarios, “para demostrar la capacidad potencial de la inteligencia artificial incluida en los dispositivos Huawei.”

Así que no es mala ocasión para pararse a pensar en lo mucho que han avanzado los móviles, y en la velocidad a la que está evolucionando la inteligencia artificial. Incluso si poner un perro delante de un coche “para ver si un smartphone puede conducir” resulte un poco raro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear