Abril2008

Por @Wicho — 30 de Abril de 2008

Speed and Angels por Peyton Wilson

4 estrellas: Recomendable para aerotrastornados Speed and Angels (2008). Dirigida por Peyton Wilson. Inglés. 95 min. Web oficial.

Jay dice que siempre ha querido ser piloto de caza de la marina y que probablemente es algo que lleva en la sangre porque su padre lo llevó a dar una pequeña vuelta en avioneta directamente desde el hospital en el que nació, antes incluso de haber pasado por casa.

Meagan recuerda perfectamente haber tomado la decisión de ser piloto de F-14 después de ver Top Gun con su padre a los diez años y decidir entonces que de mayor iba a ser Maverick, el personaje que interpreta Tom Cruise en la película.

Ninguno de los dos lo tendría fácil.

Jay recibió un disparo accidental en la cara cuando estaba en el instituto que, como le dijeron los médicos a su madre, hizo tanto daño como fue posible sin llegar a matarlo, por lo que conseguir los certificados médicos necesarios para convertirse en piloto le fue realmente complicado.

A Meagan prácticamente todo el mundo le decía que esa no era carrera para una chica, que no lo conseguiría, que por qué no pensaba en otra cosa, etc, aunque su familia siempre la apoyó en todo, lo cual tiene bastante mérito teniendo en cuenta que su hermana gemela y su hermana mayor son pacifistas convencidas.

Pero a pesar de todos los problemas con los que se tuvieron que enfrentar ambos perseveraron en su empeño. Y no sólo consiguieron entrar y superar la Academia Naval y la escuela de pilotos sino que demostraron ser lo suficientemente buenos como para ser incluidos en la última promoción de pilotos que iban a ser formados en el F-14 Tomcat antes de la retirada de este del servicio, algo para lo que uno de los oficiales que se ocuparon de su formación da unas posibilidades de 1 en 100.000.

Este documental los sigue a ambos durante algo más de dos años, comenzando justo por cuando están terminando su formación como pilotos de F-14, siguiendo con las dos semanas de entrenamiento en combate aéreo en Nevada, y luego la fase más complicada de todo el proceso, la de aprender a aterrizar en un portaaviones, primero de día y luego de noche, en lo que probablemente es la maniobra más arriesgada a la que se puede enfrentar un piloto salvo el entrar en combate.

Una vez comprobado que son capaces de aterrizar en el portaaviones de día y de noche ambos dejan de ser estudiantes para convertirse en aviadores navales y ser destinados a unidades en activo con las que harán sendas rotaciones en Iraq, lo que enfrentará su sueño de toda la vida con las realidades del servicio activo y la guerra, algo que resultará especialmente complicado para Meagan por toda la atención extra que supone su condición de ser la única mujer piloto de F-14 de la Armada.

Esta parte incluye, por cierto, algunas de las imágenes más fuertes de todo el documental, ya que recoge acciones de combate en las que usan grabaciones sacadas de los instrumentos del avión de Jay en las que lo que se ve es real y no simulado, con todo lo que ello supone.

Además de las actividades propias de su formación y de su actividad como aviadores navales el documental también va intercalando numerosas escenas con familia, amigos y vecinos de Jay y Meagan, lo que ayuda también a ver quienes son, cómo es la gente que los rodea, y en especial cómo los afecta en su relación con ellos el haber entrado en combate, algo que Jay explica que sólo pueden comprender otros que también hayan pasado por esa experiencia.

Muy recomendable para aerotrastornados, aunque por lo que he podido ver ni está doblada ni hay disponibles subtítulos en español, así que tendrán que ser aerotrastornados con un cierto nivel de inglés, ya que a ratos el inglés que se habla es difícil de seguir, en especial en situaciones tensas o cuando se trata de conversaciones por radio o a través de los intercomunicadores de los aviones, aunque en estos dos últimos casos estas conversaciones ya vienen subtituladas en inglés.

El título, por cierto, viene de la llamada de radio con la que empiezan los ejercicios de entrenamiento en combate aéreo: Speed and angels right o left, que indica que cada uno de ellos debe ganar velocidad (speed) y altura (angels) antes de empezar, uno hacia la derecha y otro hacia la izquierda para dejar espacio entre ambos para las maniobras iniciales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 30 de Abril de 2008

¿Sería ético o no crackear las contraseñas del ordenador, el correo y los servicios de Internet que usaba un joven familiar que se ha suicidado, para intentar encontrar una explicación al respecto, a raíz de que no dejó ningún tipo de nota explicatoria?

Interesante debate en Slashdot: Post-Suicide Account Cracking?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Masyebra — 30 de Abril de 2008

Mapa de localización de vistas de vietAt.org

ViewAt.org es un portal de fotos panorámicas e interactivas que abarca lugares de los 5 continentes, aunque con clara predominancia europea. Cada foto tiene su propia ficha, donde se incluye su localización en Google Maps y vínculos a sitios relacionados y/o físicamente cercanos para poder practicar una curiosa (y barata) forma de hacer turismo virtual.

Por cierto, hay un montón de lugares españoles como L´Hemisfèric en Valencia, la catedral de Toledo y el magnífico castillo de los Templarios en Ponferrada por dentro y por fuera, entre otros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 30 de Abril de 2008

En julio de 2006 el carguero Cougar Ace, con más de 4.800 coches nuevos en sus bodegas, perdió la estabilidad y quedó inclinado de costado en un ángulo de unos 60 grados. Un rescate complicado, que costó la vida a un trabajador, dejó el barco en esa posición durante un mes. Finalmente, en agosto de ese año pudo ser arrastrado a puerto para su reparación y rescate de la carga.

Sin embargo para Mazda, el fabricante de 4.700 de esos vehículos, aquellos coches ya no eran merecedores de su marca. Pocos de ellos estaban visiblemente dañados y en cambio muchos tenían el mismo aspecto que el día que embarcaron. Pero después de un mes en una posición tan inclinada balanceados por el mar era imposible saber qué daños internos podían haber sufrido los coches.

La mayoría de ellos eran Mazda 3 y CX-7 además de algunos bonitos RX-8 y MX-5, que sumaban una factura total por valor de más de 100 millones de dólares.

Durante algún tiempo Mazda no supo qué hacer con aquellos vehículos. En ese tiempo muchas personas y entidades se dirigieron al fabricante japonés para expresar su interés por hacerse con alguna de esas unidades a un precio menor. Finalmente Mazda decidió destruir todos aquellos coches. Así se aseguraban de que no iban a ocurrir cosas como que los compradores los revendiesen como nuevos o que en el futuro un airbag fallase porque había estado demasiado expuesto al salitre.

Precisamente en el vídeo se ve cómo se destruyen los explosivos presentes en los airbars, en la secuencia donde tal vez más impresiona lo absolutamente nuevos que están los coches, que hasta funcionan. Después los vehículos ya pueden pasar al despiece y finalmente a la prensa de 4,5 toneladas por centímetro cuadrado que aplasta las carrocerías y las convierte en bloques de acero, el cual será utilizado para fabricar vehículos nuevos.

Wired hizo un seguimiento bastante detallado (que incluye fotos, gráficos y vídeo) del proceso de rescate del buque: High Tech Cowboys of the Deep Seas: The Race to Save the Cougar Ace.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 30 de Abril de 2008

Mientras que los combustibles son uno de los principales motivadores del incremento de la inflación, y el precio del crudo y de los carburantes no hacen más que subir, resulta que las ganancias de petroleras Shell y BP saltan por récord del [precio del] crudo, con beneficios en ambos casos de de unos 5.000 millones de euros (de beneficio) en los últimos tres meses --si, en apenas noventa días, ¡y ni siquiera variaron la producción de petróleo!

Además estos resultados dispararán el precio de las acciones de éstas y otras petroleras,

A corto plazo, los resultados de Shell y BP elevarán las expectativas para las ganancias de otros jugadores que vendrán la semana próxima, como las estadounidenses Exxon Mobil y Chevron, la británica BG Group y la francesa Total.

Sé que me repito pero es que en tres meses cada una se lleva 5.000 millones de euros de beneficio. Diría que de dudosa moralidad.

Da la sensación de que aún bajando el precio del litro de la gasolina unos pocos céntimos las petroleras, además de darnos un respiro a todos, seguirían teniendo beneficios brutales y más allá de lo que necesita llevarse al bolsillo ninguna empresa para funcionar y para resultar atractiva a los inversores.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear