Logo Lainformacion.com

Categoría: Azar

El extraño caso del ganador chino que acudió a recoger su premio de lotería disfrazado de oso amarillo

Lotería China / Foto: ChinaNews.com
El agraciado oso amarillo, un disfraz habitual en estos casos en China
(Foto: ChinaNews.com)

El afortunado ganador del premio equivalente a unos 65 millones de euros en la lotería China de la provincia de Shanxi acudió a una rueda de prensa disfrazado de oso para que no se le viera el rostro. En China existe esta posibilidad – a diferencia de otras loterías como las estadounidenses donde por contrato el ganador debe acudir a posar a la rueda de prensa junto con un gran cheque con su nombre. Esta práctica impide a los ganadores de decenas o cientos de millones la posibilidad de permanecer «anónimos» y suele causarles todo tipo de problema con familiares y amigos (…) [Yahoo News].

Ganar una lotería es un suceso tan aleatorio como capaz de cambiar de rumbo una vida – para bien o para mal. En algún lugar leí hace unos meses que más o menos la mitad de la gente reorienta su vida para el bien mientras que la otra mitad acaba irremediablemente abocada al desastre total. Las principales causas: falta de asesoría financiera, planificación (meterse en gastos que no pueden permitirse) y los buitres que rondan a su alrededor (familia, amigos…)

En cierto modo, ganar demasiado dinero a la lotería puede ser también llevar a un frasco personal en toda regla – y todo el mundo se arriesga a ello casi sin saberlo. Además, no hay apenas diferencia práctica en cuando a la felicidad, bienestar y calidad de vida que puede proporcionar la diferencia de 10 o 100 o 200 millones – a veces se aplica aquello de que «más no siempre significa mejor».

Hay algunos detalles sobre cómo funciona todo esto en la reseña de Money for nothing, un libro regular tirando a malo que leí hace tiempo pero que al menos explicaba los intríngulis y mecanismos de todo esto. En cada país las normas son diferentes (en España hasta hace poco las loterías eran estaban «libres de impuestos») y los efectos pueden variar. El hecho de elegir cobrar todo «de una sola vez» o «en cómodas entregas anuales» es la primera trampa. Que a lo largo de las años el premio merme hasta el 50% de su supuesto valor, otra de ellas. Así que si resultas agraciado alguna vez, ¡felicidades… pero cuidadín!

¿Qué es la aleatoriedad? ¿Y qué NO es?

¿Qué es la aleatoriedad? ¿Cómo podemos saber que un algo, como una secuencia, un lanzamiento de dados o un proceso es verdaderamente aleatorio? ¿Y si simplemente parece aleatorio pero no lo hemos observado con suficiente cuidado, o durante suficiente tiempo como para descubrir que hay un patrón subyacente? Dos de nuestros videoblogueros favoritos, Michael de VSauce y Derek de Veritasium han realizado este interesante crossover dedicado al azar con un par de vídeos en sus respectivos blogs: ¿Qué es la aleatoriedad? y ¿Qué NO ES la aleatoriedad.

Las explicaciones son un interesante paseo por conceptos tan sencillos de entender como dados o monedas lanzadas al aire mostrando caras y cruces – o cayendo "de canto", lo que sucede 1 de cada 6.000 veces, según los estudiosos. Para entender por qué estos «generadores de azar» no se consideran intrínsecamente aleatorios hay que aceptar que si conociéramos con gran precisión las posiciones, fuerzas, rozamientos, elasticidad y materiales implicados podríamos calcular, con unas pocas ecuaciones, cuál sería exactamente la trayectoria del lanzamiento – al menos antes de traspasar la barrera del caos.

Leer anotación completa: «¿Qué es la aleatoriedad? ¿Y qué NO es?»

La probabilidad condicionada explicada visualmente

Probcondicionada

Lo más bonito de estas explicaciones matemáticas es cuando la zona de los valores obtenidos en el «experimento» («Actual») van coincidendo lenta pero inexorablemente con los valores esperados («Expected») de forma milimétricamente precisa.

La visualización es de Victor Power y muestras el funcionamiento de la probabilida condicionada de forma fácil de entender. Las bolas que caen son todos los eventos que pueden suceder, que a veces pasan por la barra A (primera condición), a veces por la B (segunda condición), a veces por ambas o a veces por ninguna.

Variando las probabilidades de esos eventos, P(A) y P(B) se puede explorar lo que sucede, viendo los cálculos y observando el incesable flujo de bolitas.

(Vía FlowingData.)

Probabilidad en acción

Limite-Central

En probabilidad, el Teorema del límite central viene a decir que

En condiciones muy generales, si Sn es la suma de n variables aleatorias independientes, entonces la función de distribución de Sn «se aproxima bien» a una distribución normal (también llamada distribución gaussiana, curva de Gauss o campana de Gauss).

En Central Limit Theorem Visualized in D3, una versión animada creada por Victor Powell (inspirada en The Bean Counter) puede verse este efecto en acción, lo cual es mucho más fácil e intuitivo de entender.

Al igual que en los montajes que hay en los museos de ciencia con clavos y canicas, basta con ponerlo en marcha para deleitarse viendo cómo se va formando la distribución normal a medida que las bolitas van cayendo aleatoriamente, siendo desviadas en cada punto a un lado o al otro según una probabilidad del 50%.

Como hay más recorridos o formas (combinaciones) de que una bolita dada caiga en los intervalos centrales que en los de los extremos, el porcentaje de bolitas acumuladas acaba a la larga siendo mayor ahí.

Con las opciones del menú de arriba se puede variar la velocidad y el número de intervalos para comprobar el efecto de forma más rápida o con más detalle.

(Vía FlowingData.)

Anteriormente, en la categoría Azar