Por @Alvy — 18 de Noviembre de 2016

00042 by Alvy @ Flickr https://www.flickr.com/photos/alvy/2038204662/

Si piensas que gastas 20 euros en ahorrarte el disgusto que supondría que, no habiendo comprando el boleto, saliera el número premiado y todos tus compañeros se hicieran ricos menos tú, es posible que compense.

– Florin Diacu
Catedrático de Matemáticas
Universidad de Victoria (Canadá)

¡Navidad, Navidad! Llega la época del sorteo más esperado del año. La frase destacada en esta ocasión va para uno de los más breves análisis que se puede hacer sobre la cuestión de si jugar a la lotería sí, jugar la lotería no.

El título del artículo completo da otra pista: «Soy matemático, y esta es la razón por la que no juego a la lotería» (El País).

Recuérdese: utilidad económica es una medida de la satisfacción.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 24 de Octubre de 2016

Esta charla de Elie Bursztein en la Defcon 2016 muestra el funcionamiento con todo detalle de un curioso conjunto de dispositivos que él y un multidisciplinar grupo de hackers logró encontrar en el mercado negro. Se sabía su existencia, medio leyenda, medio real, desde hace unos cuantos años, pero tras arriesgar un buen dinero consiguieron obtener uno desde China: un teléfono móvil capaz de «adivinar» las cartas que se van a repartir en una mesa de póker (u otros juegos) con solo dejarlo encima de la mesa.


Warning! Naturalmente todo lo que sigue son trampas y es probablemente tanto ilegal (si juegas por dinero) como inmoral (si lo usas con los amigos), así que niños, estudiad esto solo con fines educativos y auto-protección, no para hacer ninguna pirula. Avisados estáis.


Una técnica ingeniosa y sorprendente

Para empezar: es difícil adivinar cómo funciona el «truco» tan solo viendo el vídeo. [La demostración empieza en 04:10.] Puedes dedicar un rato a elucubrar cómo el móvil es capaz de «adivinar» y nombrar en voz alta las cartas después de cada mezcla, especialmente teniendo en cuenta que no hay manipulación al estilo de los magos ni nada parecido. Lo que se ve es lo que hay.

El secreto es algo más complejo: una combinación de una cámara oculta en el teléfono móvil y cartas marcadas.

Seguir leyendo: «Un dispositivo que «adivina» los naipes de una baraja antes de que se repartan en la mesa de juego»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 19 de Octubre de 2016

Por aquí ya hemos hablado alguna vez de Persi Diaconis, un matemático de Stanford más conocido por sus trabajos sobre el azar y la aleatoriedad en objetos comunes, tales como las monedas, los dados o las barajas de naipes. Dos de sus descubrimientos más conocidos: que las probabilidades en las monedas no son siempre 50/50 (más bien 51/49) y que 7 mezclas de naipes son suficientes para obtener una baraja completamente aleatoria. En ocasiones se diría que el buen hombre se debate entre entender el azar o domeñar la aleatoriedad.

Leí por primera vez sobre el trabajo de Diaconis –como de Conway, Kim y tantos otros– a través de Martin Gardner hace ya décadas. Y cada vez que he ido descubriendo más sobre él me ha ido pareciendo un personaje más interesante, divertido y en muchas ocasiones profundo.

El caso es que estuve repasando todos los vídeos que en ese pozo de sabiduría y divulgación llamado Numberphile publicaron entrevistando a Diaconis. Eso incluía los «extras», normalmente fragmentos sobrantes de entrevistas que no encajan en la dinámica de los clips de «diez minutos por episodio» pero que suelen incluir perlas de sabiduría igualmente interesantes. En todos ellos hay jugosas anécdotas, métodos matemáticos y en ocasiones hasta te encuentras con problemas abiertos de esos «fáciles de entender, difíciles de resolver» a los que nadie ha encontrado solución todavía. Son estos:

Persi Diaconis: entrevistas en Numberphile

Sobre las barajas de naipes

Si se mezcla un gran vaso de leche con un poco de café removiendo la mezcla al principio el vaso está más bien blanco, luego se vuelve marrón y llega un momento en que el «desorden» no aumenta más, por mucho que sigas removiendo. ¿Sucede igual en una baraja de naipes?

Seguir leyendo: «Persi Diaconis: la apasionante tarea de entender el azar»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 5 de Octubre de 2016

Click, click, click…BoltKey ha hecho un curioso experimento que –al menos para mí– ha vuelto a dejar muy claro que el concepto azar es elusivo, o que al menos los humanos no tenemos nada que hacer como generadores de azar.

Multiclick permite a cualquiera hacer clic en el sitio que le dé la gana en un recuadro que se muestra dentro del navegador; luego muestra ese clic en el contexto de los otros que ha habido, más de 160000 en el momento de escribir esta anotación.

Puedes ir a hacer tu clic y luego vuelves antes de que te espoilee el asunto.

Antes de hacer mi clic y ver los resultados estaba convencido de que la distribución sería bastante uniforme a lo alto y ancho del recuadro en cuestión pero para nada es así.

BoltKey hace un análisis de los resultados en el que comenta que la mayoría de los clics están hacia al fondo y que él cree que es porque hay un montón de espacio vacío que llama la atención mientras el texto que te explica lo que has de hacer no desaparece.

Cuenta también que los huecos de las oes del texto parecen ejercer una especie de atracción porque son puntos bastante populares para hacer clic.

Pero aún teniendo en cuenta el posible efecto del texto en cuestión la distribución de clicks sigue siendo bastante simétrica, dejando aparte el punto sugerido por las instrucciones en el que por lo visto sólo hace clic aproximadamente un 3 por ciento de los que han participado en el experimento; hay un patrón claramente visible en esos más de 160000 clicks.

Hay un análisis que BoltKey no hace, que es el de intentar geolocalizar las direcciones IP, aún a pesar de los problemas que eso tiene; creo que sería interesante ver si los clics se agrupan de alguna forma por la procedencia geográfica de la gente.

Pero lo dicho, el resultado me ha sorprendido.

(Boing Boing vía RT de Pepe Cervera).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear