Logo Lainformacion.com

Categoría: Puzzles y Rubik

Un puzzle de colores de mil piezas al más puro estilo CMYK

Cián. Magenta. Amarillo. Y negro. Para aburrir. Este precioso puzzle de 1.000 colores es obra de Clemens Habicht y sus colores abarcan toda la gama que se puede conseguir con una impresión CMYK de cuatro tintas. No está claro si es más sencillo o más complicado que el equivalente con dibujitos de algún tipo.

Puzzle500Px

La primera edición del puzzle se agotó al poco tiempo, pero acaba de salir una segunda edición que se envía desde australia a cualquier lugar del mundo, por 25 euros + gastos de envío. El time-lapse del vídeo, en el que varias personas completan el reto, nos recuerda también una de las cuestiones sin solución que planteamos hace años:

¿Cuál es la forma óptima de resolver un puzzle en equipo entre varias personas?

El problema parece complicado y radica principalmente en que hay dos tipos de tareas: las primeras pueden hacerse entre varias personas en paralelo, como separar las piezas de los bordes de los interiores, agruparlas por colores, orientarlas tal vez. En cambio otras, como ver si una pieza encaja en cierta posición, no parece que esa aproximación sirva. O tal vez ni siquiera ese sea un acercamiento adecuado al problema. Además el «equipo» puede verse limitado y que muchos pares de ojos no siempre son mejores que uno: está la necesidad de transmitir lo que cada individuo va aprendiendo y por otro lado las limitaciones físicas del problema, como intentar encajar físicamente piezas en su sitio.

(Vía Colossal.)

Nuevo récord del mundo del mosaico de Rubik más grande: 5.184 cubos

David-Ferrer-Cubo-Rubik-Record
El gigantesco mosaico de más de 5.000 cubos, con Ernesto F. «en pequeñito»

Ernesto nos escribió para contarnos su nueva proeza con cubos de Rubik llevada a cabo durante el Valencia Open 500 de tenis, cuando combinó 5.184 cubos de Rubik para forma un gigantesco mosaico con la imagen de David Ferrer. Es el «mosaico de Rubik más grande construido por una sola persona». Como dificultad añadida además se mezclaron los cubos al azar antes de empezar, para aumentar la dificultad de la proeza.

En total se tardaron 45 horas en construirlo; con un tamaño final de 5,5 metros de alto por 3,1 de ancho, equivalentes a unos 46.656 píxeles. Además hubo que preparar un buen soporte de madera para sostenerlo: su peso final resultó ser de unos 700 kilogramos. El valor en el mercado de los cubos es de unos 80.000 euros.

También hay un vídeo sobre el montaje, con ambos protagonistas: el speedcuber y el tenista.

Un cubo de Rubik con 66,9 quinquaseptuagintacentilliardos de posiciones posibles

El ya legendario fabricante de puzzles y rompecabezas Oskar van Deventer creó este cubo de Rubik llamado Over the Top Cube que es básicamente un cubo de 17 × 17 × 17.

Esto aumenta el número de posiciones posibles de forma gigantesca, de modo que hacen un total de 6,69 × 101054 (difícil de nombrar pero no imposible: 66,9 quinquaseptuagintacentilliardos). Es un número notablemente más grande que un googol, que ya es tan grande que es difícil de imaginar. Sin embargo, la forma de resolverlo es relativamente simple si se hace de forma metódica – aunque las versiones de simulación no requieren girar piezas «reales».

La verdadera proeza del Over the Top Cube –que recibió un Premio Guinness– es la parte mecánica de su construcción, con un núcleo esférico y algunas piezas propias del cubo de Rubik estándar y otras en forma de «rascacielos» de distintas formas y tamaños para que encajen adecuadamente unas con otras sin desmoronarse en la estructura.

¿A cuántas posiciones distintas se puede llegar moviendo las caras de colores de un cubo de Rubik?

Me di cuenta al escribir sobre los 40 años del cubo de Rubik que por alguna extraña razón en la historia de este blog nunca habíamos mencionado el número exacto de configuraciones o «posiciones distintas» que hay en un cubo de Rubik. ¡Oh, aberración! Es como si nunca hubiéramos escrito más de cuatro o cinco decimales de pi, tan solo cinco o diez números primos o únicamente del uno al diez, así a pelo.

Pues bien, el valor exacto son 43.252.003.274.489.856.000 combinaciones. Ese enorme número es, literalmente –y al estilo Sagan– unos 43 millones de millones de millones; en castellano más o menos 43 trillones.

Para ilustrar el asunto y comprender cómo se realiza el cálculo que por otro lado no es demasiado complicado en sí mismo– puede verse un antiguo vídeo de Numberphile, nuestros admirados divulgadores favoritos.

Una curiosidad respecto a esto: no todas las formas en que se puede encontrar un cubo de Rubik son válidas o «legales», por decirlo de alguna manera. Esto se refiere a que hay algunas que –como se puede demostrar matemáticamente– son imposibles de alcanzar girando el cubo legalmente (sin desmontarlo, vamos). La más simple de ellas es desmontar una esquina y girarla un tercio de vuelta (o una arista y darle la vuelta). Esas posiciones no están incluidas en este cálculo precisamente por imposibles. De hecho, si quieres fastidiar totalmente a un novato haz ese truco y dale el cubo: será totalmente imposible que lo resuelva sin desmontarlo (o usando la popular técnica de «cambiar las pegatinas de sitio»).

Anteriormente, en la categoría Puzzles y Rubik