Por @Alvy — 14 de Marzo de 2018

1030 puzzle

Este pasatiempo matemático se llama Find the Factores (Encuentra los factores) y resulta bastante entretenido al tiempo que sirve para jugar con numeritos y refrescar un poco la mente. Al igual que los sudokus se resuelve por pura lógica y no hay que «ir probando» ni nada parecido. Y tan sólo requiere saber multiplicar.

El diagrama es una tabla de multiplicar «desordenada» en la que hay que colocar todos los números de la primera fila y la primera columna, que no se pueden repetir en cada dirección. Como ayuda se indican algunas pistas en los cruces de filas y columnas, con valores ya multiplicados.

Con un ejemplo sobre cómo se resuelve se entenderá mejor:

Find The Factors

En el cuadro se ve como pista un número 1. Como la única forma de lograr 1 multiplicando dos números es 1 × 1, está claro que en esa fila y columna hay un 1 en cada cabecera. Lo mismo sucede con 25 (5 × 5).

El 72 sólo puede ser 8 × 9 (usando dos factores del 1 al 10) y el 24 que hay justo encima sólo puede ser 3 × 8 (porque alguno de los de la fila donde están 36 y 24 ha de ser 4 o 6). Por tanto el 8 que es el factor común de 24 y 72 debe ir en la cabecera de la columna y 3 y 9 en las de las filas.

También hay un 21. Como la única forma de obtener 21 es 3 × 7 y el 3 ya está en la columna de factores en otra posición, está claro que la fila de 21 debe ir encabezada por 7 y su columna por 3. Lo mismo sucede entonces con 42 (6 × 7) donde el 7 debe ir arriba y el 6 a la izquierda. Y así sucesivamente.

En la página Solve Find the Factors hay más explicaciones y ejemplos. Los pasatiempos pueden descargarse en Excel y hay decenas de hojas, a cuál más complicada. Todos están diseñados a mano, tienen la dificultad «ajustada» de menos a más y además garantizan que la pura lógica permite resolverlos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 9 de Marzo de 2018

Visto y no visto. Tal y como explican Ben Katz y Jared en The Rubik’s Contraption el tiempo comienza a contar cuando se pulsa la tecla de arranque hasta que el cubo se detiene cuando está completamente resuelto.

Es imposible verlo moverse en esas cuatro décimas de segundo, difícil verlo a velocidad ×0,25 y tan solo cuando se graba a velocidad ×0,03 (unas ~30 veces más rápido de lo normal, ~750 fps). De esos 0,380 segundos de récord 0,335 se emplean en los movimientos del cubo, el resto en tomar las imágenes, reconocer los colores y calcular los movimientos. Pero dicen que cada movimiento tan solo requiere en realidad 10 ms, que la máquina ejecuta en 15 ms, así que raspando un poco creen que pueden rebajar otros 100 ms (una décima).

El récord hasta el momento estaba en 0,637 segundos (y hasta hace poco era raro bajar de un segundo y la mayoría de los robots requerían más de dos segundos.)

El cubo es un YJ Yulong de los baratos, de esquinas recortadas y con los colores modificados, pero perfectamente válido para una competición oficial. Los servos son Kollmorgen y para obtener las imágenes sobre la posición inicial del cubo se emplean 2 cámaras PlayStation Eye. También hay unos sensores para asegurar que los movimientos de las caras se realizan con precisión total.

El algoritmo de resolución es el min2phase, que proporciona un camino a la solución normalmente entre 19 y 23 movimientos. En el récord dicen que hubo que hacer 21 movimientos; se sabe que el máximo teórico es 20 movimientos así que ahí también hay margen para rascar más tiempo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Febrero de 2018

Pure White Inferno Puzzle

Lo llaman el puzle del infierno y es bastante simple, como muestra la foto: un diseño completamente blanco, sin sombras siquiera. Las mil piezas que lo componen miden 1,2 cm y son más pequeñas de lo normal, de modo que las llaman micropiezas.

Obviamente las piezas que lo componen no se diferencian mucho unas de otras – excepto las del borde y las esquinas. Cuando el rompecabezas está completamente montado mide 38 x 26 cm. Así que más vale armarse de paciencia y mañana antes de empezar la tarea. Es un puzle, así que de eso se trata.

Lo venden en Amazon por unos 20 euros (Pure White Infierno Jigsaw Puzzle) y aunque está importado de Japón no necesita traducción. Lo hay en dos colores: completamente blanco y completamente negro. Incluso, para los que superen el reto, también existe otra versión de 2.000 piezas más difícil todavía.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 16 de Febrero de 2018

SKM enseña en este vídeo cómo se construye paso a paso un cubo de Rubik completamente funcional con cartón. Las herramientas necesarias son tijeras, pegamento y pinturas de color. Es un proyecto adecuado para pasar una tarde entretenida – y de premio acabas con un juguete entre las manos.

Estamos ante una manualidad con mucho mérito porque aunque a primera vista pueda parecer lo contrario, el mecanismo del cubo de Rubik no tiene nada de trivial. De hecho cuando Ernö Rubik inventó el concepto que quería enseñar a sus estudiantes de arquitectura las pasó un poco canutas hasta dar con las piezas adecuadas para que todas las caras pudiera girar correctamente. (La historia cuenta que además una vez deshecho necesitó varias semanas para resolverlo correctamente, porque no tenía idea de cómo hacerlo.)

Rubik DIY

Las plantillas se pueden descargar de Google Drive para imprimir en papel y pegar al cartón:

El resto es cuestión de paciencia: recortar, doblar, pegar… Al final hay que utilizar pintura negra para el «fondo» de todo el cubo y pinturas de seis colores para las caras. Los colores estándares oficiales del cubo son: verde rojo, azul, naranja, amarillo, blanco; o dicho «en Pantone»: 347, 200, 293, 021, 012 y blanco.

El resultado es simpático: un cubo algo más grande que el cubo real (aunque se podría variar la escala) pero igual de funcional – aunque un tanto inestable y con las piezas ligeramente sueltas para que puedan girar cómodamente. Un poco como una versión de dibujos animados del original.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear