Por Nacho Palou — 21 de Junio de 2018

Hello i m nik 587910 unsplash

En National Geographic, This Summer Solstice, Earth's Days Are Longer Than Ever,

La rotación de la Tierra se ha ralentizado durante miles de millones de años, explica Kurt Lambeck —geofísico de la Universidad Nacional Australiana en Canberra— principalmente debido a la Luna. La fuerza gravitacional de la Luna eleva la marea del océano, y a medida que la luna orbita la Tierra arrastra la marea junto con ella. Pero el agua se queda un poco atrás arrastrándose por el fondo del océano.

Este arrastre ralentiza la velocidad de rotación de la Tierra en unos 1,78 milisegundos cada siglo. Puede que no parezca mucho, pero el efecto se acumula a lo largo de miles de millones de años, alargando la duración de los días.

Según Stephen Meyers geólogo de la universidad de Wisconsin, hace 1.400 millones de años un día terrestre duraba el equivalente a unas 18 horas.

Para cuando las plantas terrestres evolucionaron hace unos 470 millones de años los días se habían extendido a 21,46 horas. Y cuando los dinosaurios aparecieron hace 225 millones de años los días duraban 22.68 horas. El día de aproximadamente 24 horas que tenemos ahora se estableció cuando aparecieron las primeras capas de hielo cerca de los polos del hemisferio norte hace unos 3,5 millones de años.

Los cambios en la velocidad de giro debido a la tensión gravitación entre la Tierra y la Luna provocan que la duración del día se alargue un poco más cada — hasta acumiular esos 1,78 milisegundos por siglo. "Dentro de unos pocos cientos de millones de años cada día durará una hora más."

Fotografía: Hello I'm Nik, Unsplash.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear