Logo Lainformacion.com

Categoría: Hackers

Una solución de baja tecnología y palo de madera a un gran problema del mundo moderno

Funny-Remote-Control-Wooden-Fixed

¿Harto de perder a menudo el mini-mando a distancia por culpa de los niños de la casa? Más primitiva la solución, imposible.

(Visto en A Brilliant Solution.)

Truco para la batería del móvil: cómo montar una «recarga de emergencia»

Como puede verse en el vídeo la técnica consiste en recargar el móvil con una pila de 9 voltios estándar. Pero los USB funcionan a 5V, no a 9V. La forma de hacerlo es usar un cargador de coche y una llave para hacer de cable conector: se conecta la pila al cargador, el cargador al teléfono y ¡voilà! comienza una recarga.

Como hackeo está ingenioso, pero eso sí: ni idea de cuánta carga le proporcionará esto a un móvil estándar. Estoy por probarlo y publicar el tiempo y porcentaje resultante.

Por otro lado es difícil imaginar una situación en la que tengas todo este material pero no puedas cargar el terminal. En otras palabras: si tienes cargador de coche suele ser porque estás en el coche, si tienes los cables de recarga suele ser porque estás cerca de un enchufe y si no tienes nada de esto, ¿para qué vas a andar por la vida con una pila de 9V? Pero en fin, el saber no ocupa lugar, así que puedes añadir este conocimiento inútil (o no tanto) a tu buchaca hackeril.

Hackstory, la historia de los hackers españoles, en libro electrónico

Portada Hack StoryUna buenísima noticia para cualquiera que esté interesado en la historia de los hackers españoles: Hackstory, el impresionante trabajo de Mercé Molist que recopilando su historia, está ya disponible para su descarga como libro electrónico en multitud de formatos.

La descarga es totalmente gratuita, aunque si aprecias el trabajo de Mercé puedes hacer un donativo usando los enlaces que hay al final de la página de descarga.

Cómo calentar una piscina de forma barata: con hula-hops y bastante estilo

Hulahops

La idea es la siguiente: compras en la tienda de todo a un euro unos cuantos hula-hops (seguramente acabarás con el inventario) y los cubres con algún material oscuro que transmita bien el calor. ¡Al agua! Cuando no uses la piscina durante el día la luz solar se transmitirá al agua y quedará más o menos «atrapada» allí, subiendo algunos grados su temperatura – para lo cual deberán pasar varios días, claro.

En el montaje original de la gente de Make se utiliza polietileno negro como absorbente del calor, pero quizá encuentres algún tipo de plástico o tela igual de barata, simpática y más o menos igual de eficiente.

Para las piscinas que parecen los baños de las montañas de Hoth, con agua recién llegada del deshielo, utilizar este ingenioso hackeo puede ser la diferencia entre sufrir la incómoda congelación cada vez que te quieres dar un chapuzón (¡brrr!) o entrar con más gustirrinín gracias a algún grado extra de temperatura que se pueda buenamente rascar del astro rey.

Anteriormente, en la categoría Hackers