Por Nacho Palou — 3 de Septiembre de 2015

Todavía hoy los gráficos pixelados siguen resultando atractivos para mucha gente, especialmente para aquellos que vivieron el inicio de los gráficos por ordenador, e incluso son “objeto” de culto — y a otras muchas personas les causarán la risa.

El vídeo How “oldschool” graphics worked II - Apple y Atari) de The iBookGuy es la segunda parte del vídeo en el que explica cómo funcionaban los gráficos en los ordenadores Commodore y consolas Nintendo.

En esta segunda parte explica con cierto detalle cómo se producían los gráficos en aquellos primeros ordenadores de Apple y de Atari, dos modelos que impulsaron los sistemas gráficos de consumo. Aún así, por aquel entonces producir gráficos y videojuegos era una tarea más próxima al hackeo del sistema gráfico para resolver sus limitaciones y lograr su propósito.

Así que hace no tanto en realidad desarrollar gráficos por ordenador tenía mucho de artesanal y exigía muchos conocimientos y cálculos para lograr buenos resultados, también con los primeros sistemas en color y las primeras tarjetas gráficas. De hecho, visto lo visto, los resultados eran bastante impresionantes dado lo limitado de los recursos gráficos disponibles.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Agosto de 2015

En realidad pueden ser latas de cerveza como pueden serlo de cualquier refresco, pero las latas de cerveza son más bonitas y mucho más interesantes que ninguna otra. Como sea, para el caso que nos ocupa lo importante es que la disponibilidad, la forma y el aluminio en el que están fabricadas las latas permiten mejorar la señal wifi de forma económica, rápida y fácil.

El resultado es un poco de aquella manera —entre lo cutre y lo agresivo para la vista y también para el total del cuerpo humano—, pero ahí queda la idea: cortar las latas como se muestra en la foto sin cortarse ningún dedo y colocarlas en las antenas del router para «dirigir» la señal wifi allí donde resulta más necesaria o donde llega titubeante. Por supuesto, es necesario que el router tenga antenas.

Según se puede leer en Can You Really Boost your Wifi Router Signal with a Beer Can? la respuesta a la pregunta es que sí, funciona. O al menos eso parece a juzgar por los resultados de las mediciones tomadas antes y después de convertir el router en un adefesio.

La cuestión es que el método sólo debería utilizarse cuando existan zonas específicas donde sea necesario disponer de una señal wifi más fuerte; más exactamente cuando esas zonas estén situadas en la dirección opuesta a otras zonas donde no sea necesario o donde no sea imprescindible tener ‘buen wifi’, ya que el colocar la lata apuntando en un sentido se reducirá drásticamente la fuerza de la señal wifi en el lado opuesto.

Relacionado: Cómo mejorar la señal wifi en casa, versión para abstemios.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 26 de Agosto de 2015

A este paso al manejar el ordenador va a parecer que en vez de usar el ratón y el teclado estamos utilizando el poder de la Fuerza para cada pequeño gesto. Esta demostración está realizada con el sensor Leap y una Raspberry Pi; el código fuente está en GitGub. La comunicación se hace con PubNub, un software especial para facilitar el trabajo de desarrollo en la Internet de las cosas.

Más detalles en el blog de Leap Motion.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Agosto de 2015


Émile es el nombre de esta curiosa «máquina de bolas» emplea un sistema de tarjetas físicas y una placa Arduino para realizar una conversión binaria de 5 bits en letras y símbolos que pueden verse en una pequeña pantalla. En su funcionamiento utiliza el código Baudot, uno de los más primitivos en telecomunicaciones, desarrollado hacia 1874.

El código Baudot se empleaba principalmente en los teletipos; incluía la posibilidad de transmitir letras (incluyendo la «é» con tilde), espacios, números, guiones, paréntesis, y otros caracteres matemáticos. También incluía unos símbolos adicionales útiles para la representación de valores bursátiles, dado que uno de los primeros usos del teletipo fue precisamente enviar noticias y valores de los mercados de un lugar a otro. En cierto modo, fue un precursor del ASCII y otras codificaciones modernas.

Escribir con Émile requiere cierta paciencia: hay que sacar la tarjeta, colocarla, lanzar las bolas, esperar a que la gravedad las devuelva a su posición inicial, guardar la tarjeta… y todo esto para una letra. Y así sucesivamente. Tan lento como relajante.

(Vía Arduino Blog.)

Compartir en Facebook  Tuitear