Por Nacho Palou — 9 de Enero de 2016

Sistema antidrones airbus defence

Sin avisar es como Airbus plantea combatir el problema de los drones y cuadricópteros. Su sistema antidrones los derribará cuando detecte que una de estas pequeñas aeronaves autopilotadas o teledirigidas supone una amenaza para la seguridad.

Además de que «incidentes que implican a pequeños drones registrados por todo el mundo revelan el problema de seguridad que suponen incluso para instalaciones críticas como fábricas, aeropuertos o centrales nucleares», explican desde Airbus Defence & Space, recientemente los drones también han demostrado el problema que suponen en situaciones de emergencia.

El sistema antidrones publicitado por Airbus utiliza diversos sensores y artefactos —radar, infrarrojos, radiogoniómetro— para determinar cuándo un dron o cualquier otro pequeño aparato aéreo vuela por donde no debería. Por ejemplo, cerca de rutas aéreas o de aeropuertos: en los últimos años la FAA de EE UU ha revisado decenas de casos de encuentros cercanos —de unos pocos cientos de metros— entre drones y helicópteros, avionetas y aviones.

El alcance del sistema es de entre 5 y 10 kilómetros y combate al intruso emitiendo una señal que interfiere la conexión teledirigida del dron e interfiere sus sistemas de navegación autónoma — mientras que el radiogoniómetro detecta la posición del piloto que además de perder el dron puede meterse en un lío.

Según Airbus su sistema es efectivo y apenas se equivoca, y la señal de interferencia sólo afecta a las señales de radio que hacen volar el dron, sin afectar a otras señales de radio cercanas, de forma parecida a como funciona el rifle antidrones DroneDefender y el dispositivo Cyborg Unplug.

Fuente: Airbus Defense and Space Displays Counter-UAV System at CES, vía Popular Science.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 7 de Enero de 2016

F8 Day1Keynote

Desde el Departamento del doctor Sánchez Ocaña,

En The Information, Facebook’s Android Contingency Planning,

Facebook trabaja en secreto en una serie de medidas de contingencia para mantener sus aplicaciones funcionando en dispositivos y teléfonos Android sin depender de Google; sin tener pasar por Play Store, la tienda de aplicaciones de Android, según informan personas que han participado en diferentes aspectos del plan.

El objetivo de Facebook sería estar preparado en caso de confrontación seria con Google, la compañía que gestiona el sistema operativo Android, la cual en un momento dado podría cambiar las reglas aplicables a las aplicaciones de Android.

Según explican en The Verge, Facebook is prepping for an Android doomsday

Aunque el asunto puede sonar a paranoia por parte de Facebook, su presencia en Android podría verse enormemente limitada por acciones de Google. Según The Information en realidad Facebook no espera que suceda algo parecido a corto plazo. Pero ambas compañías ya han tenido algunos roces debido a experimentos de Facebook, como instalar aplicaciones directamente en los teléfonos de sus usuarios — prácticas por las que Google ya le ha enviado algún aviso. También podría ser Facebook la que decidiese salirse de la Play Store de forma voluntaria si finalmente Google decidiese cobrar por servicios como las notificaciones de las aplicaciones, algo que ya apuntó The Information hace unas semanas. Aunque no es una práctica habitual, tampoco sería la primera vez que Google cambia las condiciones y decide cobrar a los desarrolladores por el uso de sus servicios, como sucedió con Google Maps. Unos costes que para Facebook, con mil millones de usuarios, resutarían muy altos.

Nunca está de más tener un Plan B.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 23 de Noviembre de 2015

El Ministrio del Interior griego mostrando orgulloso su password y contraseña en un post-it

Según contaba @GreekAnalyst al parecer el Ministro del Interior griego posó para la típica foto oficial en su despacho delante del ordenador... en el que podía verse un post-it con su usuario y contraseña apuntados. Una costumbre tan arraigada como inocente y nociva para la seguridad, más propia de descuidados y novatos que de alguien que dirige los Servicios de Inteligencia de un país.

Aunque la historia podría parecer de esas demasiado buenas para ser ciertas todo parece indicar que es bastante real: al poco tiempo los responsables de la web griega retiraban la foto para subir otra versión «recortada» en la que ya no podía verse el post-it. Pero con un poco de paciencia y ampliando el original era fácil leer la contraseña, que para colmo resultó ser una de las más triviales del mundo:

123456

Como sabiamente decía alguien por Twitter. «Gracias a Dios los griegos no tienen armas nucleares». Otros califican el asunto de incompetencia plena, mientras los más rebuscados dicen que igual la contraseña 123456 está puesta ahí como táctica de contra-inteligencia para despistar a los enemigos y que en realidad «no es esa» y en solo han hecho la foto «para despistar».

Hay que recordar que 123456 es también conocida como «la contraseña que cualquier capullo le pondría a su maleta» (Spaceballs). Y que si realmente quieres lanzar un misil nuclear probablemente tengas más suerte probando con 00000000, que es la que usaban los americanos en los Minutemen.

Lo cierto es que el nombre de usuario del post-it no es fácil de leer (ni siquiera en el original a más alta resolución) y que esa contraseña podría ser de cualquier cosa: del correo electrónico, del ordenador, del wifi o de la puerta del cuarto de baño del ministerio. Difícilmente los hackers podrán haber hecho nada con ella... Pero como lección de lo fácil que es conseguir información «supuestamente secreta» y caer en el ridículo, no tiene precio.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 16 de Octubre de 2015

Drone-Defender-Batelle-5

DroneDefender es un arma anti-drones que no dispara sino ondas de radio que interfieren entre las aeronaves no tripuladas —como cuadricópteros— y el dispositivo de control remoto o el sistema autónomo de navegación por GPS.

Según Battelle, fabricante de DroneDefender, a diferencia de otros sistemas anti-dron este rifle no causa ningún otro tipo de daños, ni a otros aparatos próximos —que no sean drones— y es efectivo desde 400 metros de distancia.

Para dejar fuera de control un dron —lo cual puede suponer un riesgo en sí mismo, en realidad— simplemente hay que apuntar el rifle hacia el dron y apretar el gatillo: entonces el rifle emite un pulso electromagnético diseñado para inhabilitar las frecuencias de control y GPS más habituales.

Vía Engadget, PetaPixel.

Relacionado, Cyborg Unplug crea un «campo de fuerza» que te protege de las cámaras de los drones.

Compartir en Facebook  Tuitear