Por Nacho Palou — 17 de Junio de 2016

Como parte de la visión para los próximos 100 años con la que BMW celebra su siglo de existencia, Mini (marca que pertenece a BMW) expone su particular ejercicio de diseño y concepto a futuro. En su caso, el eslogan «cada Mini es mi Mini» se refiere a la tendencia al coche compartido — el coche que no se posee pero que se utiliza cuando hace falta, disponible en cualquier momento.

De modo que a cualquier hora del día o de la noche el no propietario de un Mini puede pedir que le envíen un coche. El vehículo se ajusta en distintos aspectos a las preferencias y gustos —y estado de ánimo— del conductor, incluyendo la iluminación interior, el color del techo o la decoración de las puertas.

Mini Vision Next 100

El Mini Vision Next 100 puede conducirse desde un lado o desde otro o puede funcionar forma autónoma, retirándose el mando y los pedales y está fabricado con plástico y aluminio reciclados, con el fin de «ahorrar recursos naturales.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear