Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2017

Esta BMW Alpha es una de las modificaciones más radicales hechas sobre una veterana motocicleta BMW K75, la cual apenas queda reconocible después del trabajo de diseño de Mehmet Doruk Erdem y de las horas de trabajo del constructor Mark "Makr" Atkinson. El constructor rehizo hasta el chasis (partió del motor y de la transmisión y desde ahí “comenzó a añadir piezas”) y hasta incorporó un turbo al motor de tres cilindros y 740 centímetros cúbicos.

A pesar de su aspecto —y de tener pinta de no girar o no girar mucho, al menos—, al parecer la motocicleta es totalmente funcional, si bien se trata más de un concepto y de una pieza de arte que de una moto para el uso diario. De hecho, BMW Alpha está diseñada específicamente para circular por espacios abiertos dedicados a la velocidad, como la pista del salar de Bonneville, en Utah (EE UU).

En este otro vídeo Mark Atkinson explica un poco la idea y el desarrollo de esta espectacular personalización.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible