Por Nacho Palou — 19 de Febrero de 2016

Aunque Ford admite que es imposible evitar del todo los baches de la carretera, lo cierto es que viendo esta demostración de su sistema de suspensión activa «anti baches» se diría que la marca está muy cerca de conseguirlo.

La demostración es sencilla: unas pelotas de ping-pong metidas en el clásico agujero que hay en cualquier calle. El Ford Fusion se aproxima al bache que es “visto” por un sistema de dual de cámaras que inspecciona el asfalto procesando imágenes cada 2 ms.

Cuando el sistema detecta que alguna de las ruedas está a punto de meterse dentro de una bache retiene la suspensión — esto es, sujeta la rueda para que no se extienda la suspensión; es decir, para que la rueda no caiga en el agujero del asfalto.

Así que algún modo es literal decir que las ruedas del Ford Fusion pasan volando por encima del bache, sin pisarlo.

La prueba de que funciona es que casi todas las pelotas de ping-pong, salen indemnes en la mayoría de las pruebas, a pesar de que les acaba de pasar un coche por encima.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear