Por Nacho Palou — 19 de Julio de 2018

Born to run

Los modelos de competición DB4GT de Aston Martin de los años entre 1959 y 1963 proporcionaron numerosas victorias a la marca, pero estaban lejos de ser coches bien construidos. Ahora los ingenieros de Aston Martin Works han unido lo mejor de ambos mundos: las líneas y el rendimiento de aquellos DB4GT y las técnicas de fabricación modernas y precisas.

Para reconstruir los DB4GT Continuation los ingenieros pasaron ocho modelos originales del vehículo por un escáner 3D que les proporcionó una copia digital exacta. Analizando el modelo digital los ingenieros pudieron comprobar qué problemas de construcción y defectos tenían los modelos originales.

Por ejemplo, gracias al modelo digital descubrieron que había un pequeño desajuste en los chasis de los vehículos. También que el trabajo artesanal de los paneles de aluminio dejaba huecos irregulares y demasiado anchos entre las diferentes partes de la carrocería.

Manufacturing resumes

También se realizo una tomografía del interior del motor que reveló irregularidades en la densidad del aluminio "probablemente debido de una ventilación irregular, al aire, después del moldeado del bloque", explican en Popular Science. Los nuevos motores se fabrican en una instalación con la atmósfera controlada para que la estructura del bloque se mantenga consistente. Esta y otras mejoras elevan la potencia del motor desde los 266 CV originales hasta los 345 CV."

Corregidos esos problemas en el modelo digital y aplicando técnicas modernas para estampar y trabajar el aluminio, el Aston Martin de DB4GT es una obra de ingeniería casi perfecta — sobre todo si se compara con los modelos originales.

Eso sí, el precio del DB4GT Continuation es de más de 2.000.000 de euros.

Fotografías: Aston Martin.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear