Por Nacho Palou — 15 de Enero de 2018

Mercedes clase g ambar

Para promocionar la última evolución del incombustible e icónico Mercedes Clase G —presentado formalmente hoy mismo— la compañía alemana ha preparado la que describe como la instalación de resina sintética más grande del mundo: 44,4 toneladas de resina sintética que forman un bloque de 5,5 metros de largo, 2,55 metros de ancho y 3,10 metros de alto. Hicieron falta 90 días para verter toda la resina.

Y en el interior del bloque de resina —tal y como sucede con los insectos que quedan atrapado en resina vegetal fosilizada— un Mercedes 280 GE de 1979, su primer año de producción. “La instalación simboliza la perpetuidad de esta leyenda del off-road y hace una referencia al fenómeno natural de los insectos conservados en ámbar. Al igual que sucede entonces con su material genético también el ADN de la primera generación de la Clase G se ha conservado y se ha transmitido de generación en generación.”

Fotografía: Hans Starck / Mercedes.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Del mito al laboratorio

EUR 17,95 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Fantastic Cities: A Coloring Book of Amazing Places Real and Imagined

EUR 13,08 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección