Por Nacho Palou — 13 de Agosto de 2018

Al parece, según EEC media, la batería del iPhone 6 se había cambiado en un servicio no oficial de China unos meses antes: "según el marido de Jiang ella no estaba usando el teléfono cuando explotó. Había reemplazado la batería del teléfono en un taller de reparaciones en febrero sin saber que no era una batería original de Apple. Afortunadamente, nadie resultó herido, mientras que se descubrió que la batería no oficial fue la causa de la explosión."

Según explica un técnico de reparación de móviles "a diferencia de Samsung, LG, Motorola y muchos otros Apple no vende piezas de recambio originales. Nunca". Por tanto si el cambio se hizo en un servicio no oficial significa que la batería no era original de Apple o que sí lo era pero procedía del mercado de segunda mano — y por tanto era una batería ya utilizada antes en otro iPhone.

Además, "aunque las baterías de iones de litio y de polímeros de litio están diseñadas para funcionar en una gran variedad de condiciones en general no les gusta el calor o el frío extremos" y en esos casos de condiciones extremas es cuando las baterías de mala calidad puedes presentar problemas. "Siempre que sea posible hay que mantener el teléfono a temperaturas nominales", por ejemplo no exponiendo el teléfono móvil directamente al sol.

Esta recomendación es adecuada para cualquier tipo de aparato electrónico con baterías, de cualquier marca: "Según Apple los dispositivos iOS están diseñados para funcionar en entornos con temperaturas entre los 0 y los 35 °C, por lo que las temperaturas inferiores o superiores "pueden provocar cambios en el comportamiento del dispositivo para regular su temperatura". Apple recomienda no dejar ningún dispositivo en el coche en los días calurosos y no exponerlo a la luz solar directa durante periodos de tiempo largos."

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear