Por @Alvy — 25 de Febrero de 2011

Gunfollow: desfolloweando y que parezca un accidente

Gunfollow es el último grito para twitteros, y nunca mejor dicho: sirve para dejar de seguir a alguien con un toque cruel y despiadado. ¿Y por qué no usar simplemente el botón Unfollow? Porque las cosas hay que hacerlas con estilo, y con este servicio se transmite un mensaje al individuo en cuestión.

«Has sido Gunfolloweado: el equivalente digital a que te dejen una cabeza de caballo sobre la cama» y «Tal vez quieras reescribir eso último que has twitteado. Me han contratado para desfollowearte» son algunas de sus perlas.

Es en cierto modo el nuevo Thanks, no, el anti-meme que tanto aportó en la lucha contra los powerpoints de gatos y las listas de cc: kilométricos con fwds: imposibles de frases ñoñas.

Compartir en Facebook  Tuitear