Por Nacho Palou — 7 de Diciembre de 2016

RokBlok es un tocadiscos portátil, o al menos es todo lo portátil que puede ser un tocadiscos habida cuenta del tamaño que tienen los discos de vinilo.

Pero sobre todo RokBlok es un tocadiscos invertido: el disco permanece inmóvil y es el tocadiscos el que da vueltas rodando sobre el vinilo.

Se trata básicamente de un altavoz portátil inalámbrico motorizado, con ruedas y con una aguja de tocadiscos, que recorre la superficie del disco de vinilo dando vueltas y reproduciendo la música que contiene. Para verlo en acción salta los primeros 25 segundos del vídeo (hasta 0:25).

Por ahora RokBlok es un proyecto en Kickstarter donde lleva un par de días de campaña y ya ha logrado recaudar los más de 50.000 dólares que pedía.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 28 de Noviembre de 2016

Mat de Technmoan enseña en este vídeo cómo se puede utilizar un osciloscopio para generar «música visual», una combinación en la que las ondas musicales se convierten en señales analógicas que generan a su vez imágenes sobre la pantalla con objetos geométricos y figuras de lo más curiosas.

La primera tarea que realizó fue restaurar un viejo osciloscopio con las piezas de otro –todo un trabajo delicado y metódico– hasta que consiguió una unidad completa y funcional a la que enchufar las salidas de audio de un ordenador. (Esto son los primeros 5 minutos del vídeo).

A partir de ahí comienzan los experimentos, en de los que muchos pueden verse también en esta página: Jerobeam Fenderson’s Oscilloscope Music, donde está el código. Quien no pueda conseguir uno de estos aparatos en buenas condiciones para hacer pruebas puede conformarse con un emulador de osciloscopio (OS X, Windows, Linux) que más o menos se comporta igual.

Como dice Mat, eso de tener la habilidad para generar imágenes de forma bien definida a partir de la música «es ya de otro nivel».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 27 de Noviembre de 2016

Mandelbrot50

Muchas melodías y sonidos tienen algo de fractales, pero en The Sound Of Mandelbrot Set Antonio (que también escribe en Fronkonstin) explica algunos de sus experimentos con el conjunto de Mandelbrot para convertirlo en notas musicales. Los resultados pueden oírse en estos archivos .wav que están en Dropbox; uno suena como una ambulancia, los otros recuerdan a ciertas estructuras matemáticas con autosemejanza. La conversión de datos a música está hecha con Play it by R un paquete para mapear datos en columnas como audio:

Desde luego todo esto suena bastante raro y abstracto, pero también interesante. Como diría Spock: fascinante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 1 de Noviembre de 2016

Estas cajas mecánicas combinan la belleza de lo artesanal, mecánico y físico con una placa Arduino. Los diversos sonidos (vibraciones, golpes, frotamientos, etc.) se producen a medida que los usuarios pulsan diversas teclas en un mando de control. Es un método un tanto peculiar y electrónico de obtener sonidos un tanto primigenios con tecnología del siglo XXI.

Fabricadas en madera y metal permiten entender la música con un juego. De hecho el invento se desarrolló con fines educativos, como una forma de aprender a la vez tecnología y conceptos musicales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear