Por @Wicho — 14 de Junio de 2018

SLOrk en Beijing

En el mundo hay varios conjuntos musicales que se autodenominan orquestas de portátiles que usan ordenadores portátiles como pieza básica a la hora de interpretar música. Pero no usan portátiles con un programa que les permite funcionar como un sintetizador sino que se trata de portátiles a los que se les conectan dispositivos como controladores de juegos para que el músico pueda modificar el sonido que producen, sonido que depende de un programa que corre en el ordenador. Normalmente usan también un altavoz situado al lado del portátil para reproducir el sonido en lugar de estar conectados a un equipo de audio.

¿Una nueva forma de hacer música? ¿O la forma de hacer música de siempre pero con nuevos instrumentos?

Ge Wang, el director de la Stanford Laptop Orchestra, explica en este vídeo el proceso creativo que les lleva a crear estos instrumentos, cómo los programan –en el caso de la SLOrk usando el lenguaje de programación ChucK–, y, sobre todo qué es lo que entiende él por «música de ordenador».

Que por si no quieres ver el vídeo, para él tiene poco que ver con los ordenadores y mucho con las personas. Se trata de cómo usar la tecnología para cambiar nuestra manera de pensar y hacer la música.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 24 de Mayo de 2018

Mp3 tapeless deck 1

Artur Młynarz es la persona que está detrás del MP3 Tapeless Deck Project, y se dedica a reparar y reconvertir reproductores de audio de los años de 1970 y 1980 en equipos de música digital.

La conversión es ingeniosa: Artur instala un teléfono móvil en el hueco de la pletina, en el hueco originalmente destinado a la cinta de casete. Mientras el reproductor de sonido está en funcionamiento la pantalla del smartphone muestra la imagen animada de una cinta de casete en movimiento.

Mp3 tapeless deck 0

El móvil puede reproducir archivos de música en formato MP3 y otros o usarse para acceder a emisiones de radio y de música en streaming. El sonido se procesa a través del amplificador y los altavoces propios del equipo de audio, que salvo por la modificación en la pletina (incluyendo que uno de los botones se utiliza para encender el móvil) se conserva tal cual era el original.

Además de los modelos a la venta en la web de MP3 Tapeless Deck Project también es posible pedirle a Artur, que está en Polonia, que convierta cualquier reproductor de casetes en un reproductor sin casete.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 5 de Abril de 2018

MusicMap 1

Este mapa interactivo llamado Musicmap es una verdadera joya tanto a nivel gráfico como de trabajo de datos. Es una exhaustiva exploración de la música pop, algo que está muy lejos de ser una ciencia exacta, porque sus tenues límites hacen imposible definir el género y todos sus subgéneros. Pero verlo todo de forma gráfica ayuda.

En total se recopilan unos 320 géneros musicales identificables, desde el rock ’n’ roll al metal o la música tecno. Cada género tiene su cercanía y relaciones y el gráfico global muestra las zonas de color con los supergéneros globales que los agrupan (en vertical). En la infografía principal se utiliza una cronología «de abajo a arriba» (más reciente a más antiguo) para ubicar cada género. Incluso aparecen otros mundos musicales arriba del todo (como la música clásica o el folk) para ver sus influencias.

MusicMap 1

La herramienta es genial, tanto por el resultado visual como por el «cómo se hizo» y las diversas explicaciones sobre cómo están resueltos los diferentes problemas. Además incluye decenas de referencias a trabajos externos, un buscador y una herramienta para visualizar por capas la información y hacerla más legible.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 5 de Abril de 2018

Con un disco

Sin nada

Esta preciosidad es un Mikiphone, un tocadiscos portátil a cuerda fabricado por E. Paillard Cie de 1924 a 1927, aunque el diseño era de los hermanos Nicolás y Etienne Vadás. El brazo, el «altavoz», el plato sobre el que se coloca el disco… todas sus partes se recogen dentro de su caja, que parece un reloj de bolsillo tamaño XXXXL, pues mide un poco menos de 11 centímetros y medio y pesa algo menos de un kilo

Con la caja

De hecho se vendía con el eslogan «el gramófono más pequeño del mundo». Pero aún así es capaz de reproducir discos de 25 centímetros, como se ve en este vídeo, en el que también se ve cómo se desmonta y se guarda.

Hay más fotos en Gallica, la biblioteca digital de la Biblioteca Nacional de Francia.

(murmujú vía maquiavelly).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear