Por @Wicho — 23 de Octubre de 2017

El 23 de octubre de 1979 The Police grababa en el Centro Espacial Kennedy el videoclip de su canción Walking on the moon utilizando como atrezzo* un cohete Saturno V. En concreto se trataba del que fue construido para la misión Apolo 18, que tenía que haber aterrizado en el cráter Copérnico.

Reconozco que me causa una cierta incomodidad ver a Stewart Copeland baqueteando las toberas y los conductos de los motores F1 del cohete, a pesar de que están diseñados para soportar eso y mucho más. Pero el problema de ese cohete no era un jovenzuelo estadounidense dándole golpecitos sino que durante muchos años estuvo abandonado al sol, expuesto al calor y la humedad de Florida.

No sería hasta 1995 cuando un ambicioso plan para restaurarlo y construir un edificio en el que albergarlo y exponerlo en condiciones al público. Hoy en día es una de las grandes atracciones del Complejo de visitantes del Centro Espacial Kennedy y resulta absolutamente impresionante caminar debajo de él, aunque está a la altura suficiente para que nadie pueda toquetearlo.

El Saturno V del centro de visitantes

La historia de la recuperación de este trozo de la historia de la era espacial está contado en The Final Journey of the Saturn V, un libro coescrito por el dueño de la empresa que se encargó de su restauración.

Walking on the moon fue, por cierto, número uno en las listas de singles del Reino Unido y de Irlanda, llegó al número 20 en España… pero ni se asomó a las listas de los Estados Unidos a pesar del despliegue de medios.

*Por cierto que en el departamento de atrezzo debieron quedar agotados con lo de coseguir un Saturno V porque en el vídeo Sting toca una guitarra en vez de un bajo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 23 de Octubre de 2017

Los amantes de Blade Runner disfrutarán de esta pieza de Soundworks Collection [libre de spoilers] dedicada al sonido de Blade Runner 2049: un elemento de la película con un proceso de creación complejo, técnicamente delicado y muy artístico explicado en varias mini-entrevistas sus propios responsables.

Aparte del trabajo musical (que llevó a cabo Hans Zimmer junto con Benjamin Wallfisch) se necesitó todo un trabajo de creación de efectos de sonido adecuadamente apropiados para cada una de las escenas: sonidos futuristas, efectos ambientales, ruiditos de las máquinas… En total cuentan que se grabaron unos 2.500 o 2.600 clips de sonido distintos para luego poder usar esa enorme biblioteca cuando fuera apropiado: zumbidos, ruidos de fondo, conversaciones en lenguajes peculiares…

El vídeo incluye algunas tomas en las que se ve cómo grabaron efectos bajo el agua, ruido de drones, taladradoras o coches destartalados; por no hablar del rifle de francotirador con el que se creó el sonido del nuevo LAPD 2049 blaster que lleva el protagonista. También aparece Vangelis en la época de las grabaciones originales de los 80.

El resultado de música y sonido de Blade Runner 2049 es ciertamente una obra de arte en sí misma, en la que se ve que los técnicos y artistas intentaron en todo momento estar a la altura del original y darle continuidad a la historia. Por esa razón es por la que todo resulta distinto pero a la vez familiar, desde el sonido de la omnipresente lluvia a los zumbidos electrónicos y a los ruiditos ambientales propios de varias décadas en el futuro.

Quien disfrute con este vídeo encontrará otros excelentes reportajes sobre cine de ciencia ficción (Gravity, Oblivion, Tron Legacy) en la página de Vimeo del director, Michael Coleman.

(Vía Laughing Squid.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 25 de Septiembre de 2017

Si Glenn Gould, uno de los pianistas más geniales de todos los tiempos, siguiera vivo, hoy, 25 de septiembre de 2017, habría cumplido 85 años.

Este año también se han cumplido 40 años del lanzamiento de las sondas Voyager, en cuyos discos de oro hay cuatro piezas de Bach, una de ellas interpretada por Gould. Y también se cumplen 150 años de la fundación de Canadá, país del que era Gould. Así que aprovechando que la madre Randy Bresnik, el actual comandante de la Estación Espacial Internacional, es canadiense, éste ha aprovechado para recordar a Gould en su cumpleaños

Oportunidad que a mí me viene al pelo para rescatar anotaciones en las que hemos mencionado a Gould y a Bach. Nunca hay suficiente de ambos y ya tenemos el mundo bastante hecho unos zorros; siempre viene bien algo de belleza:

Bresnik, está en Twitter como @AstroKomrade. Él y sus compañeros a bordo de la EEI están en mi lista En el espacio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Septiembre de 2017

En Automatica los robots son los que tocan los instrumentos de la composición musical – y además lo hacen bastante bien. Cierto que tienen la ayuda y guía de su amo humano y seguramente no son cien por cien independientes, pero buena habilidad demuestran.

En su página web Nigel Stanford tiene algunos vídeos más sobre cómo hizo las pruebas y ajustes para que todo esto sonara bien: Automatica Robot Tests. Por cierto que son brazos robóticos industriales, de los de cientos de kilos de peso, que si te meten un golpe te mandan para el otro barrio.

El álbum completo, Automatica, se puede adquirir directamente en su web o a través de iTunes, Amazon, Google Play, Spotify y algún que otro sitio especializado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear