Logo Lainformacion.com

Categoría: Música

Cómo ganaba, gana y ganará dinero la industria de la música

Musica-Riaa

En este gráfico de la RIAA se puede ver claramente cómo ha sido la evolución de los ingresos de los años 80 a esta parte en el mundo de la música, dividiendo los totales entre los diferentes tipos de ingresos y formatos que han existido en todo este tiempo.

A la izquierda de la gráfica aparecen los formatos comunes de los años 80 como el vinilo y las cintas de cassette, con el entonces ya mítico 8 pistas danzando por ahí; hacia 1985 comienza a despuntar el CD que en los 90 destrona a las cintas.

Poco antes ya habían surgido los vídeos musicales, que aunque pequeños siempre han tenido su cuota – aunque hoy en día ha pasado a ser casi insignificante. En cambio en 2004-2005 las descargas comienzan a arrasar, igual que lo hiciera el CD en su día y aparecen nuevos inventos como los tonos para móvil y las suscripciones.

Queda simpático el repunte de los vinilos en los últimos 4-5 años, ¿volverá a verse un fenómeno igual? ¿Qué sucedería si incluyéramos los conciertos en directo y otro tipo de actuaciones en este gráfico?

Si extrapoláramos los datos según la gráfica al CD le quedarían todavía una década más o menos; las descargas deberían dominar durante las próximas dos para dar paso a las suscripciones, que puede que incluso sean más importantes de aquí a 20 o 25 años. Pero eso son ya cifras mayores y, como para quien predice el clima, un tanto complicado de «acertar».

(El gráfico original es de drahardja; puede verse ampliado aquí.)

La ilusión auditiva de Shepard

El efecto Shepard (o escala de Shepard / tono de Shepard) consiste en escuchar el sonido de unas notas que van «subiendo y subiendo» en la escala. Pero aunque parecen no dejar de ir subiendo, octava por octava, en realidad si oyes el vídeo de nuevo… parece que siguen subiendo sin fin; de hecho puedes repetir el efecto hasta el infinito.

También existe en versión continua y se denomina escale continua Risset en honor a su inventor.

El efecto lo produce la superposición de las ondas sinusoidales separadas por octavas. Dicen que es como el efecto visual infinito de los dibujos helicoidales de los postes de barbería, como la escalera de M.C. Escher Ascendiendo y descendiendo y que está presente en el Canon a 2, per tonos de la Ofrenda Musical BWV 1079 de Bach, pero en el reino del sonido. También puede oírse en Super Mario 64 y en canciones de Queen, los Beatles y Led Zeppelin, por citar algunos.

Music Vault: 13 000 clips de conciertos en línea

Para añadir a las cosas que hacer en vacaciones si tienes unas 2000 horas libres: darse una vuelta por Music Vault, un sitio que recopila más de 13 000 clips de conciertos de todo tipo de artistas. Se puede navegar por las colecciones preparadas ya por ellos o por intérprete.

Están subiendo también la colección a su canal de YouTube por si prefieres verlos –o descargarlos– allí.

(Vía Engadget).

Un precioso dueto musical de las Voyager 1 y 2

Domenico Vicinanza, uno de los empleados de Géant, la red de ordenadores que conecta las redes europeas de investigación y educación, es doctor en física y músico.

Así que armado con datos de los contadores de protones de la Voyager 1 y de la Voyager 2 cogidos de hora en hora, sincronizados en el tiempo para que se correspondan, aunque ambas naves siguen rutas distintas dentro del sistema solar, convirtió 320.000 medidas tomadas a lo largo de 37 años en música.

Para ello asignó los números más bajos a tonos más bajos y los más altos a tonos mas altos, asignándolos luego a diferentes grupos de instrumentos y texturas para diferenciar los datos de una nave de los de otra, tal y como se puede leer en The sound of space discovery.

El resultado, esta preciosa pieza que demuestra, una vez más, que la sensibilidad artística no está reñida con «ser de ciencias».

Se pueden descargar los archivos de audio y la presentación de Domenico cuando hizo público este proyecto de Google Drive.

(Vía Borja Tosar).

Anteriormente, en la categoría Música