Logo Lainformacion.com

Categoría: Arte y Diseño

Este collar es una proyección interactiva sobre el cuello de la modelo

Neclumi se define como «un futuro probable para la joyería». Su primer prototipo consiste en un collar de luz interactivo. Esto es, en lugar de llevar puesto un collar físico de verdad se recurre a un proyector diminuto —un picoproyector casi invisible, colocado en el cuello de la camisa— que proyecta el diseño de un collar sobre la piel.

Estas joyas de luz no son muy visibles en cuanto hay un poco de luz ambiente, al menos por ahora, pero exploran el uso de los wearables como elementos asociados a la moda más que a la tecnología, siendo una combinación de ambas cosas: desde el teléfono móvil se puede elegir y cambiar el diseño y estilo del collar proyectado cuya imagen además se mueve en consonacia con los movimientos de la persona a partir de los datos obtenidos del podómetro y de los sensores de movimientos del teléfono.

Vía Vice, Creators Project.

Cosas que hacer con un osciloscopio cuando estás aburrido

Ondas sonoras + Osciloscopio = Arte en un tubo de rayos catódicos. Al menos así lo entiende Jerobeam Fenderson en sus vídeos de osciloscopios con un «toque especial», empleando ondas sonoras raras y curiosas en los dos canales –izquierdo y derecho— hasta obtener figuras que parecen naturales, con forma de setas, insectos y plantas.

Handwrytten: una app para enviar tarjetas escritas a mano con buena letra

«¡Escrito como por una persona real!»

Handywritten es una curiosa App que sirve para enviar cartas y postales «de calidad». Esto quiere decir que se envían en papel de alto gramaje, precioso color y mejor textura – aunque por los cinco dólares mínimos el envío, qué menos. La originalidad del asunto es que se envía el mensaje pero realmente es una máquina la que se dedica a escribirlo a mano como si estuviera escrito por una persona real – una excelente falsificación que incluye la utilización de rasgos ligeramente distintas para la misma letra, de modo que parezcan «naturales».

Aunque la tipografía y calidad de la tinta parecen estupendas, irónicamente –tal y como se ve en el vídeo– el mensaje se escribe… ¡al revés! Cada línea lleva el orden natural pero la máquina las va escribiendo de abajo a arriba – y no de arriba a abajo como sería lo normal. El resultado es el mismo, pero no deja de ser curioso. Y más vale que no se acabe la tinta y las letras queden a medias… o se desvelaría la técnica.

¿Aplicaciones? Envíos medio masivos, diferentes, recuerdos únicos… A gusto del cliente. Basta descargar la app gratuita y rellenar todos los datos. El precio por cierto incluye el envío postal en formato «árbol muerto».

Slow Games, videojuegos clásicos reducidos a un movimiento al día

Slowgames Big-Ishac-Bertran

Slow Games de Ishac Bertran son viedeojuegos clásicos, como Pong, funcionando en unos pequeños cubos que son a la vez las inferaces físicas que permiten interactuar con el juego a través de un pulsador, de un botón o haciendo movimientos.

Pero la principal característica de los Slow Games es su baja frecuencia de interacción, un movimiento al día,

Los juegos están basado en videojuegos clásicos (Mario, Pong, etc). Reduciendo el ciclo de juego a un día lo juegos ofrecen una perspectiva nueva y las habilidades necesarias para progresar difieren radicalmente. Mientras que los videojuegos convencionales requieren concentración una buena coordinación entre la vista y las manos, los Slow Games desafían la memoria, la capacidad de observación y la paciencia.

De modo que en un juego como el Pong sólo podrías hacer un movimiento cada día, teniendo que recordar hacia dónde se estaba dirigiendo la pelota (que también hace un movimiento cada día) y hacia dónde estabas moviendo la paleta. Y así cada día a lo largo de una partida.

Anteriormente, en la categoría Arte y Diseño