Por @Wicho — 7 de Diciembre de 2016

El avión accidentado en una foto de 2011 - Asuspine
El avión accidentado en una foto de 2011 - Asuspine GFDL 1.2

El vuelo 661 de Pakistan International Airlines, que unía los aeropuertos de Chitral e Islamabad el 7 de diciembre de 2016, se estrelló en una colina cercana a Havelian unos 30 minutos después de despegar, a eso de las 9:30 hora peninsular española las 13:30 locales.

Parece ser que la tripulación informó de problemas con un motor y que emitió un mayday antes de estrellarse, pero como siempre habrá que esperar a ver qué dicen las cajas negras antes de poder averiguar la o las causas del accidente.

A bordo iban 42 pasajeros, seis tripulantes y un mecánico de la aerolínea. Todos ellos han resultado muertos.

El avión, un ATR 42-500, con matrícula AP-BHO, había sido entregado a la aerolínea en mayo de 2007.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Noviembre de 2016

Restos del LaMia 2933 - Policía de Colombia

Aproximadamente a las 22:00 hora local del 28 de noviembre de 2016, las 4:00 del día 29 hora peninsular española, el Avro RJ85 que llevaba a cabo el vuelo LaMia 2933 se estrellaba a unos 33 kilómetros al sur del aeropuerto de Medellín, su destino final. A bordo iba el Chapecoense, un equipo brasileño de fútbol, acompañado de 21 periodistas, junto con algunos pasajeros más.

El avión resultó destruido en el impacto y aunque en un primer momento hubo siete supervivientes uno de ellos falleció poco después de legar al hospital, lo que supone un total de 71 muertos de los 77 ocupantes.

Es pronto para saber qué sucedió, y como siempre en estos casos habrá que esperar al análisis de los datos de las cajas negras, ya recuperadas, para tener la certeza absoluta de las causas del accidente.

Pero según las declaraciones de un piloto que estaba en la zona en otro avión todo parece indicar que se quedaron sin combustible. Tanto ellos como el LaMia 2933 se encontraban haciendo esperas porque un tercer avión había declarado emergencia por culpa de una fuga de combustible, por lo que se le dio prioridad para aterrizar. Mientras se resolvía el problema con éste avión, que aterrizó sin problemas, la tripulación del vuelo accidentado solicitó prioridad para la aproximación al aeropuerto por problemas de combustible, aunque en primera instancia no declararon emergencia.

Aún sin autorización de la controladora comenzaron la aproximación, declarando entonces emergencia y solicitando direcciones para proceder directamente a la pista en uso al tiempo que anunciaban que estaban sin electricidad, aunque nunca llegaron a su destino.

Si a esto le añadimos las declaraciones de uno de los supervivientes, que dice que en efecto el avión se quedó a oscuras antes del accidente, y que el avión no se incendió tras estrellarse todo parece indicar que se quedaron sin combustible.

El avión siniestrado - Álvaro Fernández García
El avión siniestrado en Vigo en septiembre de 2015 - Álvaro Fernández García

En condiciones normales el RJ85 obtiene la electricidad de sendos generadores situados en los dos motores exteriores, que por supuesto tienen que estar funcionando para que los generadores funcionen. También puede obtener electricidad de un generador conectado al sistema hidráulico, pero para esto el motor interior derecho tiene que estar funcionando. Y aunque dispone de una unidad de potencia auxiliar, que también necesita combustible para funcionar, no tiene turbina de aire de impacto, una especie de generador eólico de emergencia.

Aún así dispone de una batería capaz de proporcionar electricidad a los instrumentos básicos; por eso no es extraño que la cabina de pasajeros se quedara a oscuras.

Con estos datos el accidente del LaMia 2933 se parece mucho al vuelo 52 de Avianca, que también se quedó sin combustible mientras hacía esperas para aterrizar en Nueva York…

Pero insisto: hay que esperar a que termine la investigación. Un accidente aéreo raramente tiene una única causa; por lo general está provocado por una cadena de errores.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 21 de Noviembre de 2016

Tenemos el honor de anunciar que 1982, el fan film cortometraje-videoclip protagonizado por Mayor Tom, dirigido y realizado por Fran Gas y con el mítico Miguel Ríos como invitado de honor ya está disponible en su canal de YouTube – y son casi 15 minutos que deberías reservar para disfrutarlos a gusto. Nostalgia, emoción y risas garantizadas, meses después de haber sido picados por la magnificiencia del tráiler.

1982 es un año inevitablemente asociado en España con Naranjito, Felipe González, E.T., Blade Runner, el Rock & Ríos y La movida madrileña. Pero también fue el año en que comenzó a comercializarse el Compact Disc y se lanzaron el Sinclair ZX Spectrum y el Commodore Vic-20 como primeros «ordenadores familiares» en los que muchos aprendimos – y hay que fijarse bien porque también salen en el vídeo. Es interesante que Mayor Tom naciera en ese mismo año (¡y más que le tenga tanto apego! – lo cual resulta ser parte de la historia). Algunos recordamos 1984 como «el mejor año de nuestras vidas», de cuando teníamos la inocencia (ejem) de los 14.

El cortometraje rinde homenaje a todo lo anterior en el marco de un fan film de las mejores y más populares películas de viajes en el tiempo que jamás se hayan rodado o se rodarán: Regreso al futuro. ¡Santo cielo, si hasta han conseguido un Delorean DMC-12 para la producción!

1982 VHS

Aunque el corto se puede ver completo en YouTube (recomendable pantalla grande y buen sonido) han tenido también la genial ocurrencia de ponerlo a la venta en formato VHS: carcasa de plástico negra y dura, cartel estilo cine, cinta magnética VHS puramente analógica, e incluso dicen que un poco de bad tracking para darle «saborcillo». La canción del cortometraje se puede escuchar en Spotify: «1982».

Mayor Tom tiene otros videoclips muy ciencia-ficcioneros, como No soy un Skywalker; además hace muchas «cosas raras» de esas que nos gustan por aquí como el pixelart o grabarse subido a los 220 metros del Pirulí o siendo asesinado por un replicante.

Ahí van cinco preguntas que no hemos podido evitar hacerle al respecto:

Micro-Entrevista

Microsiervos: La gente tras ver 1982 se preguntará… ¿Qué narices hacía Marty McFly en las afueras de Madrid en 2016?

Mayor Tom: Pues por una de esas famosas concentraciones de automóviles DeLorean. Me enteré de que Marty venía a una en Madrid y no perdía nada por llamarle. Mi sorpresa fue cuando me respondió que participaba en el cortometraje y que nos prestaba el coche. No sabemos qué opinará del resultado final porque su «busca» esta fuera de servicio desde ese día, pero estamos muy contentos de tenerle en el reparto. ¡Gracias, McFly!

MS: Las referencias a la película original son geniales, sobre todo en los pequeños detalles – que esconden a veces grandes chistes. ¿Cuál ha sido tu chiste favorito?

MT: {¡Ojo, spoilers! No leas a partir de aquí si no has visto la película.}

Sin duda, el momento en el que Curro llama a su primo Miguel Ríos para enseñarle mi canción.

Fue difícil plantearle a Miguel Ríos insinuar que yo le di la idea para su canción «Bienvenidos». No sabía cómo se lo iba a tomar. Sin embargo, le hizo mucha gracia y me contestó: «Mayor, lo hacemos cuando quieras, pero solo si me dejas invitar a mi a comer.»

En eso le llevamos ventaja a Robert Zemeckis, que nunca consiguió que Chuck Berry saliese en su película. Chuck es un tío especial, ya sabes. Luego nos lo pasamos muy bien retocando las fotos del final en las que salgo con Keith Richards, Bruce Springsteen y Bono. Pero ojo, la de Paul McCartney es real: estuve con él en 2015.

MS: ¿A quién se le ocurrió la idea de editar el vídeo también en VHS, un formato extinto? (¡Hay que tener valor!)

MT: Fue una idea que me rondaba la cabeza desde que lancé el crowdfunding. De pequeño me pasaba horas mirando mi colección de Regreso al Futuro, Star Wars o Indiana Jones, soñando con aparecer algún día en una de esas portadas. El pasado mes de junio vi la noticia de la desaparición definitiva de los VHS y me pareció fatal.

Entonces decidí armarme de valor y monté un sistema de duplicación en mi sótano. Entré en Wallapop y compré diez reproductores VHS y un lote de más de 500 cintas de esas que venían con los periódicos. Me costó todo 60 euros. Así hicimos la duplicación: a mano y con cariño. Podemos decir que en mi casa, el “Control de Tierra”, está el único lugar del mundo en el que se duplican VHS. Tienes razón: hay que tener valor, pero con ilusión todo es posible. (Por cierto, os tengo que hacer llegar tres copias para vosotros…)

MS: En el vídeo se ven la presentación del primer Compact Disc y la fabricación de los Sinclair ZX Spectrum. ¿Tú eras de Spectrum o de Commodore?

MT: Era de Spectrum, aunque llegué más tarde. En el 82 tenía cero años y mi primer ordenador lo tuve en 1986. Me vino con el juego Phantomas, un clásico intergaláctico. Era un ZX Spectrum 128k +2 y no te puedes imaginar lo que envidiaba a mi primo que tenía un Commodore: tenía hasta pesadillas en las que él se reía de mí porque tenía un Spectrum… ¡Ja, ja, ja! Tu pregunta ha despertado en mi un sentimiento olvidado. Voy a entrar ahora mismo en eBay a ver si encuentro un Commodore barato y que funcione…

MS: ¿Si realmente pudieras volver a 1982, cambiarías algo para modificar el futuro?

MT: ¿Cómo que si pudiera? ¿Tienes alguna duda de que he viajado al pasado?

Viajar en el tiempo tiene sus consecuencias y cualquier cosa que cambies puede causar una alteración del continuo espacio-tiempo.

Algo debí hacer mal en el 82 porque al volver me he encontrado al mismísimo Biff Tannen de Presidente de los EE.UU :)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 24 de Octubre de 2016

Viejo relojEste fin de semana, en la madrugada del próximo domingo 30 de octubre (es decir, en la noche del sábado al domingo) a las 3:00 volverán a ser las 2:00.

Ese día Tierra ocupa –más o menos– la misma posición que todos los años en su órbita alrededor del Sol y por extraños y curiosos caprichos históricos llega el aciago día del cambio al horario de invierno. Tal y como se viene experimentando desde hace semanas los días son cada vez más cortos y las noches más largas. Y esa diferencia seguirá aumentando hasta el solsticio de invierno (este año el 21 de diciembre) y luego irá recuperando minuto a minuto hasta primavera, cuando se cambie de nuevo el horario. El domingo habrá que ajustar la hora de cuantos relojes haya en casa.

En definitiva, esa noche del sábado al domingo podremos dormir una hora más, pero a costa de andar un poco zombies, en especial en el caso de los niños y las personas mayores – por no hablar de las vacas, gallinas y otros animales de granja que a veces ven cambiados sus horarios cotidianos y de alimentación.

Tras décadas de gran polémica sobre los efectos del cambio de horario y a falta de un consenso científico sobre hasta qué punto influye realmente en nuestra actividad cotidiana todo sigue igual y no tiene visos de que vaya a cambiar. España no pasará al «horario de Greenwich» que le correspondería en vez de estar constante y artificialmente desplazada. Por más que este año se quejen en Baleares lo «aprueben» regionalmente. Porque aunque lo aprueben quien debe aceptarlo oficialmente es el parlamento del Gobierno central. Y va a ser que no.

{Foto: Reloj (CC) Ales Krives @ Unsplash}

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear