Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2017

Cinemaps WebCatalog

Cinemaps: an Atlas of 35 Great Movies es un libro en formato digital o papel (a cual más apetecible) de Andrew DeGraff, en cuya web pueden verse más de una decena de los trabajos que allí se puede encontrar: los mapas y escenarios de famosas películas recorridos por los protagonistas, meticulosamente trazados.

Es un trabajo ímprobo, que requiere analizar las películas, dibujar los diversos lugares que en ellas aparece y luego trazar con cuidado las líneas que recorren los protagonistas a medida que transcurre el tiempo. Quizá el mejor ejemplo sea Parque Jurásico, con la isla Nublar al completo y las diferentes ubicaciones en las que «suceden cosas» perfectamente trazadas.

PathsoftheFutureRegreso al futuro con todos los personajes y escenarios en un solo vistazo

Entre otros clásicos están King Kong, el Mago de Oz, Los caballeros de la mesa cuadrada, Tiburón, Mad Max, Star Wars (las tres), Alien, El Resplandor, En busca del arca perdida, Cazafantasmas… Pero también hay otras que sin duda han sido más complicadas de elaborar, como Laberinto, Regreso al futuro o Terminator 2.

También hay otras películas menos relacionadas con la fantasía y la ciencia ficción como son Fargo, El Silencio de los corderos o El club de los cinco, igualmente míticas cada cual en su categoría.

En la edición en papel cada mapa tiene un tamaño de 35 × 28 centímetros más o menos; en las digitales cuentan además con un buen zoom a los detalles. A falta de verlo en persona tiene pinta de ser toda una delicia de hojear. Un estupendo ejemplo de libro para regalar (o autorregalarse) ahora que vienen las fiestas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 2 de Noviembre de 2017

Jules Verne: el futuro sobrepasado

Me gustaría haber visto lo que ningún hombre ha visto aún, aunque tuviera que pagar con mi vida esta insaciable necesidad de saber.

– Capitán Nemo
Veinte mil leguas de viaje submarino

Jules Verne: tierra, agua, aire, fuego (tomo 2). Luis Conde, Miquel Barceló, Juana Salabert, Rosa Burillo, Ariel Pérez, Volker Dehs y otros autores. 276 páginas, color. 22€. Graphiclassic, 2016.

Este segundo tomo sobre Julio Verne (1828-1905) complementa al primer volumen, Jules Verne: el futuro sobrepasado que Graphiclassic publicara el año pasado. Si aquel estaba dedicado a la figura del genio en todas sus facetas este está dedicado a todas sus obras. Inabarcable labor que aun así se ha podido resumir en breves artículos escritos por 52 autores de lujo, expertos muchos ellos en la obra de Verne.

El libro está dividido en varias partes para hacerlo más asimilable. Las cuatro principales, tituladas Tierra, Agua, Aire y Fuego sitúan geográfica y temáticamente –por decirlo de alguna manera– cada una de sus obras: desde el Viaje al centro de la Tierra o La vuelta al mundo en 80 días a las Veinte mil leguas de viaje submarino, De la Tierra a la Luna o El rayo verde. También hay una sección dedicada a su literatura más general y a la imagen asociada a los universos de Verne: la forma en que diversos artistas han tratado sus obras a lo largo de casi dos siglos.

Uno de los primeros ensayos puede servir como «resumen del resumen» y trata sobre cómo es leer a Verne cien años después, haciendo un rápido repaso a sus obras, así como a cuáles fueron sus constantes a lo largo de sus trabajos: su obsesión por las islas, los laberintos, la electricidad o la «explicación de los fenómenos inexplicables».

Todo el libro –grande y con papel e impresión de lujo– está profusamente ilustrado tanto con imágenes de la época de Verne como de todas las ediciones en diversos idiomas de sus libros, algunas fotografías y otras interpretaciones de gran calidad por parte de autores modernos.

Para mi gusto los textos más interesante son los relacionados con Veinte mil leguas de viaje submarino, que casi merecería un volumen en si mismo. ¡Ay, ese pedazo de personaje que es el Capitán Nemo! Reconozco que esto tiene un gran sesgo porque esa fue una de las primeras novelas que leí y releí una y mil veces. Pero aún tratando sobre un clásico mil veces analizado, el libro permite descubrir nuevos detalles y aspectos que suelen pasar desapercibidos, además de servir como un excelente repaso al resto de su obra, tan interesante como el personaje de Verne en sí mismo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 29 de Octubre de 2017

Órbita de A/2017 U1

De la página de la Wikipedia sobre A/2017 U1:

A/2017 U1* (anteriormente C/2017 U1 (PANSTARRS)) es un objeto aparentemente interestelar que está pasando por el Sistema Solar. Fue descubierto en una órbita hiperbólica altamente excéntrica por Robert Weryk el 19 de octubre de 2017 por el telescopio Pan-STARRS, cuando el objeto estaba a 0,2 UA (30.000.000 km) de la Tierra. Inicialmente se pensó que era un cometa, pero una semana más tarde fue reclasificado como asteroide.

Las características de u órbita indican que nunca ha estado ligado gravitatoriamente al Sistema Solar y que es presumiblemente un objeto interestelar.

De las primeras páginas de Cita con Rama:

Luego fue calculada la órbita y el misterio quedó resuelto… para ser reemplazado por otro mayor. El 31/439 no se desplazaba en una trayectoria normal para un asteroide, a lo largo de una elipse que recorría con precisión cronométrica cada pocos anos. Era un vagabundo solitario entre las estrellas, que hacía su primera y última visita al sistema solar, porque se movía con tanta rapidez que el campo gravitatorio del Sol jamás podría capturarlo. Destellaría desplazándose hacia adentro, fuera de las órbitas de Júpiter, Marte, Tierra, Venus y Mercurio, y su velocidad aumentarla al hacerlo hasta rodear el Sol y dirigirse una vez más a lo desconocido.

A/2017 es un asteroide de unos 160 metros de diámetro que procede, más o menos, de la dirección de Vega. 31/439, de unos 40 kilómetros, resultó ser una nave espacial más tarde bautizada como Rama y que, en la novela de Clarke, se convierte en nuestro primera prueba de la existencia de vida inteligente más allá de la Tierra.

Rama

A/2017 es mucho menos espectacular que eso, y de hecho es seguro que no es el primer objeto interestelar que pasa por nuestro sistema solar; sólo es el primero que hemos visto. Pero me ha parecido una buena disculpa para recomendar, una vez más, Cita con Rama, una novela que respeta tanto las leyes de la física –casi por completo– como, sobre todo, la inteligencia del lector.

Igual que sucede con Rama en la novela, científicos de todo el mundo están intentando averiguar todo lo posible de A/2017 antes de que se aleje demasiado de nosotros –su aproximación máxima a la Tierra fue el 14 de octubre de 2017– y que lo perdamos de vista para siempre.

*Es posible que el nombre cambien en el futuro, ya que esa es la designación que ha recibido al considerarlo como un asteroide, pero no está claro qué normas seguir para poner nombre a los objetos interestelares.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Octubre de 2017

Quemar antes de leer.

Una publicación compartida de Jo Frenken (@charlesnypelslab) el

El título de la novela de Ray Bradbury Fahrenheit 451, ambientada en un futuro distópico, se refiere a la temperatura a que el papel de los libros arde.

Y esta edición de la academia de arte Van Eyck lleva la referencia más allá: para leer la novela es necesario aplicar calor a cada una de las páginas.

Tan ingenioso como coñazo.

Vía Colossal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear