Por @Alvy — 5 de Febrero de 2016

El gen egoísta / 40 aniv

El gen egoista (Richard Dawkins, 1976) se considera una de las obras científicas más influyentes de las últimas décadas y ahora cumple 40 años. Por eso es tremendamente interesante la lectura de In retrospect: The selfish gene, de Matt Ridley, que en Nature examina la obra desde una nueva luz. A eso habría que añadir la lectura de «The Selfish Gene» turns 40 de Laurence Moran.

En ambas revisiones del clásico –no necesariamente siempre coincidentes– los dos autores hablan de cómo cambió el planteamiento de algunas teorías anteriores, de su influencia en la genética y de cómo Dawkins supo explicar algunas situaciones discordantes, como el famoso «ADN basura».

Por aquí ya comentamos esa magna obra hace diez años, especialmente lo interesante que resulta todo lo que explica sobre los genes y los animales como meras «máquinas de transmisión» de memes (término inventado por el autor), lo cual incluyen ideas autorreplicables, la cultura y otras formas de conocimiento.

Quien no lo haya leído puede aprovechar la excusa del aniversario para ponerse al día. Para mi es sin duda uno de esos libros que pueden cambiar tu forma de pensar para siempre.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 2 de Febrero de 2016

Virus y pandemias por Ignacio López–Goñi

5 estrellas: una entrada amena a un mundo sorprendente Virus y pandemias, por Ignacio López–Goñi. Glyphos Publicaciones – Naukas, 2015. 224 páginas.

La inmensa mayoría de los microorganismos son «gente» muy buena: gracias a ellos es posible la vida en el planeta, son la base de la biotecnología, limpian nuestros desechos y tienen funciones relevantes en la industria alimentaria. Pero es verdad que los microbios también tienen su lado oscuro y algunos son malos pero que muy malos.

Sí, los virus son, por lo general, la oveja negra de la familia de los microbios –de hecho la palabra virus viene del latín y significa veneno– aunque tampoco son los únicos, ya que bacterias, hongos u otros parásitos también tienen lo suyo.

Pero algo fundamental a la hora de vencer a tu enemigo es conocerlo, y en este libro Ignacio López–Goñi nos pone al día de lo que sabemos de estos ¿seres?, de los que caben millones en el punto que pone final a esta frase.

No sabemos cuantos hay en la Tierra, aunque algunas estimaciones dicen que en total puede haber 1031, diez billones de trillones de virus, o un uno seguido de 31 ceros… Y eso sin tener en cuenta los virus que hay dentro de las células eucariotas.

Ese «en la Tierra» incluye también el interior de cada uno de nosotros, pues los científicos estiman que en el cuerpo de cada ser humano hay unos 3 billones (con b y de los de aquí, millones de millones) de partículas virales de unos 1500 tipos diferentes, la mayoría de ellas de virus desconocidos. De hecho hasta están en nuestro ADN, formando parte de lo que durante mucho tiempo hemos llamado ADN basura y que sin embargo ahora todo apunta a que dista mucho de ser tal cosa y que haremos bien estudiándolo: citando a Ignacio, «somos lo que somos porque somos virus».

No sabemos tampoco cuantos tipos hay, aunque una estimación muy conservadora habla de al menos 1700 millones de especies de virus distintos.

No sabemos tampoco cual es su origen ni como clasificarlos; de hecho ni siquiera tenemos muy claro si están vivos o no, y sin embargo, citando de nuevo a Ignacio «sin virus la vida en la Tierra sería muy diferente e incluso quizás no existiría.»

Pero aún a pesar de todo lo que no sabemos, sí hemos ido aprendiendo cosas acerca de ellos, y Virus y pandemias nos va llevando por el sorprendente mundo de los virus, desde la mal llamada gripe española de 1918 al kuru, pasando por el VIH y el sida, el ébola, la gripe, murciélagos y mosquitos, vacunas para pelear contra los virus, medicinas basadas en virus modificados diseñadas para curarnos, y otro montón de detalles interesantísimos sobre estos inseparables –e imprescindibles– compañeros de viaje.

Aprenderás cual es el virus más contagioso, que no es ni de lejos el ébola por muy chungo que sea este; aprenderás también que el virus más mortal no es tampoco, ni de lejos, el ébola; o que el animal más peligroso no es el tiburón. Incluso te sorprenderá saber que puede ser que la gordura y la estupidez estén relacionadas de alguna forma con infecciones virales.

Y todo ello contado a lo largo de casi 60 pequeños capítulos escritos en lenguaje sencillo y ameno que se leen muy fácilmente.

Virus y pandemias es el primer libro del sello editorial Naukas, que aparte de unas condiciones muy ventajosas para el autor, permite al lector descargar el libro en formato electrónico, por ahora PDF y epub, aunque en breve también en formato mobi.

En definitiva, un libro muy interesante y recomendable que te llevará a apreciar el mundo de los virus y a respetarlos. Como dice Ignacio, debemos ocuparnos pero no preocuparnos de la mayoría ellos.

Además de en este libro, puedes disfrutar de lo que sabe Ignacio sobre todo tipo de bicherío diminuto en su blog, microBIO, donde encontrarás «noticias y curiosidades sobre virus, bacterias y microbiología».

También está en Twitter como @microBIOblog, y sus clases en Twitter sobre este mundillo, que puedes encontrar recopiladas en Stotify son, simplemente, geniales.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 30 de Enero de 2016

Principia Kids

Sé curioso, no temas equivocarte, mira los problemas como un reto y recuerda que tu imaginación es un arma muy poderosa.

Principia Kids T1E1

Desde el principio de su aventura la gente de Principia tenía una sección en su web dedicada a los niños, Principia Kids, destinada a «fomentar la vocación científica y la reivindicación de la ciencia como parte de la cultura en niños».

E igual que sucedió con su versión «adulta», Principia Kids ha saltado al papel, y yo diría que con el mismo buen hacer.

Hace años que mi infancia ha quedado atrás, pero fue coger este primer ejemplar de Principia Kids en mis manos y quedarme enganchado de las historias de Mar y su abuelo en busca de un lince, de las habilidades culinarias de la bruja de Yellowstone, de la historia que describe a los científicos como superhéroes sin capa, o del paseo por el sistema solar que nos lleva a dar la revista, y esto sólo por citar algunas de las historias que contiene.

Todas me han gustado, y no sólo por sus textos y lo que cuentan, sino también por sus ilustraciones; de hecho fue sentarme a leer Principia Kids y no levantarme hasta que lo terminé.

En busca de un felino

Principia Kids

Se nota que, como dicen ellos mismos, en Principia son como niños y que han hecho caso a su niño interior a la hora de hacer la revista, y han hecho bueno lo que decían cuando buscaban financiación para sacar adelante este primer ejemplar:

Alguien dijo una vez que los niños son el futuro de nuestra sociedad y es ahora de vital importancia transmitirles los valores que la ciencia aporta. La curiosidad, la observación, el error, la determinación y la imaginación son algunos de los ingredientes necesarios para aprender. La ciencia en particular y la cultura en general comparten mucho en esta fórmula, porque ¿cuál es el secreto para ser un inventor? Nosotros lo tenemos claro: curiosidad + determinación + imaginación + esfuerzo + equivocaciones varias = gran invención.

Si tienes niños –incluso aunque ya tengan canas– cerca, no lo dudes, gástate 12 euros en Principia Kids, Temporada 1, Episodio 1; me extrañaría que no te pidieran más. Lo malo es que sólo tienen pensado publicar dos ejemplares al año.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 24 de Enero de 2016

Naves y otros vehículos del Despertar de la Fuerza por Jason Fry y Kemp Remillard

La civilización galáctica depende de tecnologías milenarias. La comunicación y el transporte a velocidades subluz son el pan de cada día, e incluso los objetos más corrientes rezuman energía informática. Las diferentes facciones tienen mano de obra barata e impersonal: droides bajo un sinfín de formas en incontables planetas que desempeñan tareas demasiado complejas, tediosas o peligrosas para sus propietarios biológicos. También poseen armas aterradoras y un contingente defensivo para neutralizarlas. A lo largo de la historia galáctica la guerra ha incentivado los avances en tecnología de hiperimpulsión, generación de escudos protectores, armas, sensores y herramientas gravitatorias. Y el conflicto en el que se haya ahora la galaxia no es ninguna excepción. La Primera Orden se ha movilizado con los horribles productos de sus laboratorios secretos de investigación.

4 estrellas: precioso, aunque con algo de relleno Star Wars. El Despertar de la Fuerza. Naves y otros vehículos en detalle. Textos de Jason Fry; ilustraciones de Kemp Remillard. DK 2015. 48 páginas.

Una de las cosas que más molan de las películas de ciencia ficción son las naves y vehículos que salen en ellas, y este libro muestra en detalle como funcionan algunas de las de El despertar de la Fuerza, con descripciones de para qué son usadas y cortes esquemáticos que muestran sus componentes principales.

Speeder de Rey
Speeder de Rey – clic para ver en grande

Quad jumper
Quad jumper – clic para ver en grande

Este libro incluye doce de las naves y vehículos, así como una tabla comparativa de tamaños; la pieza central es un desplegable del Finalizador, el buque insignia de la Primera Orden.

Quad jumper
HalconMilenario – clic para ver en grande

Lo peor del libro, unas cuantas dobles páginas desperdiciadas con fotogramas de la película que realmente no aportan nada, y una traducción un poco chapucera en algunas cosas, quizás causada por las prisas por sacar el libro a tiempo de las navidades de 2015.

Pero si te gustan los cortes esquemáticos de vehículos, te encantará.

Compartir en Facebook  Tuitear