Por @Alvy — 10 de Marzo de 2016

Weimei: We Plus

Llevo varias semanas usando como teléfono principal un We Plus de Weimei, un Android que ahora mismo es el producto insignia de la compañía (el otro sigue siendo el Weimei We, que probamos hace meses). Al principio lo acompañaba de mi otro móvil, pero con el paso del tiempo fui transfiriendo datos, instalando apps… Acabé dándome cuenta de que podría servirme perfectamente para el día a día. Aunque echo en falta algún detalle también me aporta alguna función extra que no tienen otros, así que en cierto modo es un poco lo comido por lo servido y la experiencia me ha sorprendido.

En este modelo Weimei ha decidido usar un ARM Cortex A53 como procesador: un Octa-Core a 1,3 GHz con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento para garantizar la velocidad necesaria para usar todas las funciones sin problema. Utiliza una personalización de Android 5.1 denominada WeOS y se puede ampliar con una tarjeta MicroSD hasta 128 GB.

Hardware competitivo

Teniendo en cuenta su precio el hardware es competitivo, aunque no sea el más innovador de los que se puede adquirir hoy en día: digamos que es más que suficiente para la mayor parte de los usuarios. Tiene una pantalla de 5,5 pulgadas Super Amoled (1280 × 720 a 320 ppp) muy resultona y brillante; de hecho la cámara de 13 Mpx graba vídeo a 1080p que es más resolución de la que puede mostrar.

We Plus / dimensiones

El tamaño del terminal es de 152 × 75 mm con una altura de tan solo 4,1 mm y un peso de escasamente 145 gramos. El diseño es minimalista, de aluminio y muy «cuadrado». El cristal sobresale menos de un milímetro y la resistencia es la propia del Gorilla Glass 3. El terminal se vende en versiones gris y plata (a cual más llamativa) y sus botones pasan desapercibidos, casi ocultos, aunque son cómodamente accesibles al tacto.

Para las comunicaciones el We Plus es capaz de operar en 2G/3G/4G; puede además alojar dos tarjetas SIM a la vez (una nano-SIM y una micro-SIM), así que por ese lado está bien cubierto. También incluye Bluetooth 4 y Wi-Fi 802.11a/c/b/g/n, donde lo único que se echa en falta es la versión «ac» para los routers capaces de superar los 100 Mbps. El sonido en las llamadas de voz es bastante claro y limpio; en cuanto a los altavoces se quedan un poco cortos de volumen para mi gusto, pero nada que no se pueda solucionar con un pequeño altavoz externo si se va a usar de ese modo con asiduidad (llamadas en manos libres, vídeoconferencias, películas).

También incluye GPS/A-GPS y GLONASS. Aquí he de decir que aunque en las pruebas se comportaba de forma un tanto errática y sin precisión es atribuible a un problema de software, porque aunque con una de mis apps favoritas se producía ese problema (Moves, para tracking deportivo) en otras más importantes como Google Maps y las rutas de tráfico funcionaba perfectamente y de forma precisa.

La cámara de fotos y vídeo es muy resolutiva; la compañía ha cambiado el antiguo sensor Sony por un Samsung de apertura f/2.0 y 6 lentes. Destaca su enfoque rápido (0,1 segundos), buenos ajustes automáticos y diversos entretenimientos por software como el HDR, panoramas, códigos QR, el modo «belleza facial», el «borrador» y alguna más. El vídeo se graba en FullHD 1080p a 30 fps, con estupenda calidad y compresión, incluso con luz escasa, según todas las pruebas que pude realizar.

We Plus - Tipo C

Otra curiosidad que cada vez es más normal ver en los terminales es el uso del conector USB tipo C para la recarga y transferencia de datos. Es más eficiente que los otros y tiene la gran ventaja de funcionar en cualquier posición: todo un ahorro en tiempo y en frustraciones evitadas se mire como se mire. De hecho lo llaman –no sé si sarcásticamente– «conector reversible con diseño humanizado». Y con razón.

Batería: sorprendentemente capaz

Pese a su delgado tamaño, la batería que equipa el We Plus es de 3.150 mAh, entre un 10 y un 20 por ciento de más capacidad que la de otros fabricantes, lo que significa que su duración se extiende otro tanto. Combinado con las diversas opciones inteligentes del sistema operativo, como el llamado Ahorro de batería inteligente y con las estadísticas de consumo que permiten ver –y anular– lo que esté chupándole el jugo vital, no es raro llegar a casa por las tardes con casi la mitad de batería todavía disponible – algo que no pueden decir todos los móviles. Teniendo en cuenta que para la mayor parte de la gente la autonomía es el más serio problema de los smartphones, no es un asunto baladí.

La recarga es además muy rápida: con el cargador incluido (2A) se suele recargar completamente en menos de dos horas, quedando listo para otra jornada completa. Eso sí: al ser un modelo unibody el usuario no puede abrir el terminal para reemplazarla, pero de eso se encarga el fabricante directamente si llega a ser necesario.

Software completo y coherente

El WeOS que viene de fábrica –un Android 5.1 Lollipop modificado– es bastante completo y aunque cae en alguna de las duplicaciones de apps típicas –principalmente con el software de Google– evita las apps bloatware «de relleno», de modo que está todo lo que debe estar y nada más.

El sistema está perfectamente integrado con las posibilidades del móvil, a nivel de app de fotografía adaptado a las cámaras, la opción doble SIM, el uso de la batería, el panel de control, las notificaciones y demás.

También me topé con muchos detalles simpáticos como que el panel de control incluyera un botón de Llamada falsa que simula una llamada entrante a los 15 segundos (ideal para reuniones peñazo); una opción para realizar Super-capturas de pantalla y otras para desactivar la ubicación/GPS o la conexión de datos sin tener que usar el Modo avión. Otra curiosidad es el Modo extremo que lo deja en una especie de hibernación sin apenas actividad para hacerlo durar hasta 70 horas sin recargar.

Aunque todas estas apps son muy completas (especialmente los Ajustes) todas resultan bastante espartanas, señal de una buena selección y diseño. Otra curiosidad muy útil es que al recibir la llamada hay un botón de Grabación de llamada que funciona con un solo clic y es más que suficiente para guardar un archivo de una llamada de una reunión o conferencia, para no perder ningún dato. Esto evita tener que instalar (o pagar) apps de «desarrolladores misteriosos» que muchas veces ni siquiera funcionan.

Precios y servicio

El We Plus de Weimei se vende libre para que funcione con cualquier operadora y además la licencia permite rootearlo sin invalidar la garantía. Las actualizaciones y parches del sistema se reciben OTA automáticamente; de hecho recibí una nada más instalarlo y otra mientras lo probaba. Eso sí: Android versión 6 todavía no está disponible aunque en Weimei han asegurado estar ya trabajando en ello.

El precio del We Plus es de 290 euros IVA incluido, con opción de devolución en 15 días y de reparación en 5 días mientras dure la garantía (un año del fabricante + el año extra de la ley de consumidores). En su tienda web hay también accesorios hay fundas de plástico por 10€, otras mejores estilo libro/flipcover por 20€, cristales templados y cargadores a 10€ cada uno.

Puede decirse que estamos hablando de un terminal de precio adecuado sin tener que irse a la gama alta, donde muchas veces se paga por opciones que no se necesitan. Es una opción a considerar por quienes quieran una experiencia Android sin problemas nada más sacarlo de la caja, instalando solo las apps que necesiten; también especialmente por quienes prefieran no preocuparse de la batería sabiendo que podrán usarlo todo el día para hablar, enviar mensajes, jugar o navegar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear