Por Nacho Palou — 22 de Septiembre de 2016

Star Wars: Liberation es un corto «casero» que en apenas diez minutos relata un episodio que bien podría situarse justo antes del episodio IV: Una nueva esperanza, el mismo espacio que ocupará Rogue One.

Se trata de un magnífico trabajo de Jonathan Munoz («¿cuánta gente hizo falta en 1977 para hacer algo parecido a esto?», se preguntan por ahí) quien utilizó el programa Blender para el modelado 3D y After Effects CS6 para la edición y el montaje.

Algunos de los efectos especiales del corto están especialmente bien logrados — caso de la batalla en el espacio e incluso el interior de la cabina del caza TIE. Por cierto que el caza TIE Avanzando X1, como el que lleva Darth Vader en el episodio IV, es un modelo con hiperimpulsor que sí puede saltar al hiperespacio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 22 de Septiembre de 2016

Me ha gustado mucho la manera y el entusiasmo con el que Justin DeLay explica en este vídeo cómo lograr los sonidos y la música tan ochentera que firman Kyle Dixon y Michael Stein para la serie Stranger Things de Netflix.

Para recomponer el tema principal —que en realidad son «cuatro notas», como quien dice— y dos temas más, Justin utiliza sintetizadores analógicos cuyos orígenes se remontan a aquella época, a los años 70 y 80 como el Moog Minimoog Model D o el Prophet 5.

Aunque el equipo que utiliza Justin DeLay cuesta lo mismo que un coche pequeño, es posible aproximarse a aquellos sonidos de forma mucho más económica a través de emuladores digitales o en forma de programas y aplicaciones para ordenadores y tabletas, caso de la app iMini Synthesizer para iPad (9,99€) o iProphet Synthesizer (9,99€), ambos de Arturia.

* * *

Versión «en directo» con sintetizadores del tema principal.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Septiembre de 2016

El ojo de la mente fue un plan B de George Lucas para continuar la saga de Star Wars en modo bajo presupuesto en el caso de que la primera película, Una nueva esperanza, fracasara en taquilla.

La historia había sido escrita por Alan Dean Foster, quien ya antes había novelizado el guión original del Episodio IV. Esta secuela alternativa continuaba la historia prescindiendo de Han Solo y de Chewbacca y también de buena parte de los costosos efectos especiales vistos en la primera parte al eliminar las batallas entre naves,

En [El ojo de la mente] Luke Skywalker, que continúa al servicio de la Alianza Rebelde, debe acompañar a la princesa Leia a una importante reunión diplomática en el cuarto planeta de la estrella Circarpo Mayor. Sin embargo una tempestad de energía les obliga a aterrizar en el inexplorado planeta Mimban. Allí conocerán a la hechicera Halla, poseedora de un fragmento del Cristal de Kaibur, un talismán legendario al que se le atribuyen poderes extraordinarios. Juntos, lucharán por conseguir reunir los fragmentos del cristal y acabar con las minas de energía que las fuerzas imperiales han instalado en el planeta.

Pero como el primer episodio de Star Wars fue un éxito el plan de bajo presupuesto se descartó para el cine. El ojo de la mente se publicó como novela en 1978, mientras que la saga cinematográfica continuó el plan original con la producción de los episodios V El Imperio contraataca (1980) y VI El retorno del Jedi (1983).

Star wars el ojo de la mente

El resurigir de este episodio alternativo, que se publicó también como novela gráfica en 1996, tiene que ver con que al parecer se recuepran algunos elementos de esa historia en Rogue One: Una historia de Star Wars — caso del planeta Jedha o los cristales kyber usados por los Jedi y por los Sith para construir sus sables de luz.

Vía Culturaocio.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 20 de Septiembre de 2016

Soy perfectamente consciente de que no son más que una artimaña del lobby juguetero para aumentar nuestra ansiaviva de comprar merchandising de Rogue One, pero llevo un rato partiéndome de risa y buscando referencias a otras películas en los cortos de Go Rogue.

Creados con la técnica de stop-motion por fans de Star Wars narran las aventuras de un grupo de rebeldes que quiere hacerse con las instrucciones que el Imperio ha perdido para montar una Estrella de la Muerte de Lego antes de que éste vuelva a dar con ellas.

Por si no queda claro: «Este vídeo utiliza efectos especiales. Las figuras no pueden moverse o hablar por sí mismas.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear