Por @Alvy — 28 de Diciembre de 2012

Son como aquellas simpáticas ilusiones anamórficas que enlazamos hace algunas semanas, pero ahora con cachondeo – aunque igual de sorprendentes y bien conseguidas.

Compartir en Facebook  Tuitear