Por Nacho Palou — 18 de Junio de 2018

El disfraz de Doctor Octopus de Aristou Meehan, un niño de diez años, tiene tentáculos más o menos funcionales a través de unos controles situados en las manos. Probablemente fue el disfraz con más horas de ingeniería del Comic-Con.

La historia completa del disfraz la cuentan en Why a 19-year-old Bitcoin millionaire built a working Dr. Octopus suit e incluye un poco de todo: un adolescente apasionado de los robots que se hizo millonario con bitcoins, un niño con problemas de movilidad y fan de Spider-Man... Hasta Elon Musk aparece por ahí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 11 de Junio de 2018

Ahoy ha publicado este vídeo sobre la evolución de los indicadores de salud en los videojuegos, a lo largo de las últimas décadas. Conocidos simplemente como salud o puntos de vida (Health, Hit Points, HP), son la evolución de las tradicionales «vidas» (mucho más simples: 3, 2, 1… game over) de los primeros videojuegos. Normalmente la Salud tiene forma de barra de color e indica el estado del personaje en general – o de alguna de sus habilidades particulares a lo largo del juego.

Tal y como explican probablemente el primer videojuego en que se usó esta barra asociada al concepto «salud» fue Punch Out (1983), un juego de boxeo, aunque en otros más antiguos como Lunar Jetman (1982), Astro Fighter (1979) o incluso Lunar Lander (1979) también había barras indicadoras – pero de combustible, que no de salud – porque en aquella época el fuel estaba muy asociado a las omnipresentes naves de todo videojuego que se preciara.

En juegos de esa misma época como Gauntlet o Rogue (1983) era un simple valor numérico; de hecho introduciendo más monedas en la máquina se podía «aumentar la salud» de mil en mil, o la cantidad que correspondiera – e incluso volver al juego, en las versiones multijugador. En Atic Atac el indicador de salud era el mítico pollo asado (pollómetro)… Si se «comía» entero, ¡adiós!

El vídeo es toda una delicia, en especial porque aunque son solo diez minutos se repasan decenas de juegos desde los 80 a a la actualidad – incluyendo muchos clásicos viejunos de la época del Spectrum y los 8 bits.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 10 de Junio de 2018

Entre 1992 y 1993 el ilusionista Juan Tamariz, con Alaska y Pedro Reyes como co-presentadores, estuvo al frente de Chan-tatachán, un programa de magia que se emitía en Telemadrid al que, dentro de sus posibilidades trajo a los mejores magos de todo el mundo.

Y ahora, gracias a Magicana, hay más de 18 horas de vídeos del programa disponibles en línea. No sólo salen Tamariz y su violín mágico, sino que también actúa como ayudante de otros ilusionistas como René Lavand, Gaëtan Bloom, Ricky Jay, David Williamson o John Gaughan.

Declinamos toda responsabilidad respecto a lo que suceda con tu productividad si haces clic en ese enlace.

(Vía TheHardMe).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 5 de Junio de 2018

Homo Machina es un juego basado directamente en por Der Mensch als Industriepalast «el Hombre como un palacio industrial» de Fritz Kahn, el artista y científico cuyos impresionantes trabajos editó Taschen en un espléndido volumen homónimo: Fritz Kahn.

En la descripción del juego se explica que es básicamente un «juego de puzles surrealistas» con el Hombre-Máquina como protagonista, lo que sirve al mismo tiempo para aprender cómo funciona el cuerpo humano: el sistema nervioso, sanguíneo… Todo en forma de maquinaria industrial: válvulas, cintas transportadoras, ruedas, llaves…

Las tareas son muy humanas, del estilo «abrir los ojos», «comerse una tostada» o «escuchar música» – pero la cantidad de cosas que hay que hacer para que todo funcione tiene su intríngulis. Homo Machina estará disponible para iOS y Android y el primer capítulo se puede jugar online.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear