Logo Lainformacion.com

Categoría: Juegos y Diversión

Colores, contrastes

Colors-Contrast

En ¿Puedes ver el color distinto? hay simplemente que ir haciendo clic con el ratón sobre el cuadrado de color distinto al de los demás. El tiempo límite son 60 segundos y los fallos no cuentan. Al principio parece fácil, pero…

(Vía MetaFilter.)

«No lo sé»

Think Like a Freak

Mary es una niña que se fue a la playa con su madre y su hermano, en el coche familiar rojo. En la playa nadaron, tomaron unos helados y jugaron con la arena. Luego se comieron unos bocadillos. Y colorín colorado, el cuento se ha acabado.

(Léelo despacio y recuérdalo. Al final hay pregunta al respecto.)

He comprado Think Like a Freak (v. Kindle) por la poderosa razón de que es del dúo Steven D. Levitt + Stephen J. Dubner y forma parte de su «saga» Freakonomics. En este caso el volumen está dedicado a otra forma más matemática-económica de ver el mundo y a la forma en que analizamos problemas, datos y situaciones cotidianas. Esto incluye desde una lectura de un texto a un truco de magia para niños o un diagnóstico médico.

Dubner y Levitt (sobre todo Dubner) también tienen desde hace tiempo una delicia de podcast: Freakonomics Radio [iTunes] que mantienen gracias a donaciones de los oyentes.

Un programa que extrajeron del libro se titulaba Las tres palabras más difíciles del inglés. Tres palabras que resultan ser:

No lo sé

¿Qué quiere decir esto? Es la respuesta más inteligente en ciertas ocasiones, pero una que usamos muy, muy poco dado que todo el mundo se considera experto en aquello que hace y evita responderlo como si «no saber algo» fuera una debilidad – cuando muchas veces es una gran ventaja.

(Sobre el cuento: ¿escucharon la radio mientras iban en el coche?)

En el programa se plantean diversos argumentos y estudios, incluyendo a adultos y niños. Ante la frase del cuento infantil del principio todos –especialmente los niños– responden las preguntas fáciles como ¿De qué color era el coche? ¿Cuántos hermanos hay en la familia? Pero, curiosamente, se esfuerzan aun más en responder preguntas ambiguas o sin respuesta clara como ¿Tomaron los niños limonada? (No. O quizá) o ¿Escucharon la radio mientras iban en el coche? (¡Sí! ¿Acaso no lo hace todo el mundo en el coche, aunque no lo diga el texto?) Eso sí: pocas veces se oirá un «no lo sé» ante estas preguntas.

La prueba definitiva de lo mucho que evitamos el «no lo sé» incluso de pequeños son las enrevesadas explicaciones que los niños dan para preguntas absolutamente imposibles como ¿Pesa más el amarillo o el rojo? o ¿Qué han comido para desayunar tus pies? Todo vale, excepto reconocer que no sabemos algo. No hay «no lo se».

En muchas situaciones, incluso en grupos de trabajo y empresas, comenzar respondiendo un «no lo sabemos» ante un problema puede llevar hasta una solución al mismo mediante la exploración de soluciones colaterales, viéndolo de otra forma o entendiendo dónde están los puntos débiles o fuertes de una situación.

¿Es bueno el libro? Acabo de comprarlo y no lo sé. Pero el anticipo ha sido muy interesante.

Rol: Héroes de papel y lápiz

Si nunca has jugado al rol, ya estás tardando. Para inspirarte, qué mejor que Héroes de Papel y Lápiz un documental de aficionados realizado para celebrar el 40º aniversario de Dungeons & Dragons (Dragones y Mazmorras).

El trabajo es muy personal y través de unas cuantas entrevistas permite hacerse una buena idea de cómo son los mundos imaginarios en los que guerreros, elfos y magos exploran y luchan en épicas batallas contra troles, orcos y dragones. Para está dedicado también a recordar cómo se jugaba «antiguamente», hace 20 o 30 años – aunque es el tipo de juego en el que se puede participar con cualquier edad.

Rol: Héroes de papel y lápiz es sencillo pero directo y con un claro «amor al arte». Está dirigido y producido por Javier Murillo en colaboración con la Asociación Cultural Mecatol Rex de Madrid.

El Telescopio Europeo Extremadamente Grande en Lego

E-ELT en  lego

Tal y como se puede leer en ¡Construye tu propio E-ELT con piezas de LEGO! gracias al trabajo del astrónomo holandés Frans Snik ahora cualquiera puede construirse su propia versión del E-ELT en Lego.

Eso sí, es un proyecto con una cierta complicación, ya que lleva 5274 piezas, que cuestan unos 600 euros. El resultado final es un E-ELT a una escala aproximada de 1:150 que gira en ambas direcciones y que incluye los cinco espejos del telescopio real, los instrumentos, las guías láser y un camión de LEGO construido a escala en conjunto con el resto del modelo.

El director del ESO con el modelo original
Tim de Zeeuw, el director del ESO con el modelo original

El E-ELT en Lego no se puede adquirir como producto comercial sino que hay que comprar las piezas en BrickLink y usar el manual de instrucciones disponible en la web del ESO.

Con 798 espejos hexagonales de 1,4 metros de diámetro que trabajaran juntos como si fueran un único espejo de 39 metros de diámetro con un área de captación de luz de 978 metros cuadrados, el E-ELT real, de European Extremely Large Telescope, será el telescopio óptico e infrarrojo más grande y sensible del mundo.

Está diseñado para estudiar planetas extrasolares, los objetos más antiguos del universo, agujeros negros super masivos, y la naturaleza y la distribución de las energía y materia oscuras en el universo.

Pero de todos modos no se espera que entre en servicio antes de 2024, si no hay más retrasos en su construcción, que está en marcha en Chile desde hace unos meses, construcción en la que España participa, aunque por los pelos.

Anteriormente, en la categoría Juegos y Diversión