Logo Lainformacion.com

Categoría: Juegos y Diversión

Juegan blancas y mate en 549

Mate-549

Impresionante:

Esta posición la descubrieron unos programadores de la Universidad Lomonosov de Moscú, mientras catalogaban exhaustivamente todos los finales «razonables» de siete piezas. Las blancas pueden ganar la partida, pero las negras pueden alargar la derrota de modo que esa victoria requiera 549 movimientos. Resulta interesante además que la secuencia óptima de movimientos para las blancas necesite de la promoción del peón en un caballo, en vez de en dama que es lo habitual.

La curiosa flexibilidad de la regla de los 50 movimientos en ajedrez hace que además esa regla no fuerce el final de la partida en situaciones como esta, donde sería demostrable que uno de los bandos puede ganar – aunque en 50 movimientos no se avance ningún peón ni se capture ninguna pieza, que era la idea original. De hecho los famosos 50 movimientos han sido a veces 100, 75 o un número indeterminado según las reglas oficiales.

Los récords anteriores de partidas demostrablemente ganables aunque eternamente largas estaban en 545 y 517 movimientos (encontradas en 2013 y 2008).

Si quieres ver un efecto parecido del estilo «jugando al ajedrez contra Dios» echa un vistazo a los finales de cuatro piezas de Ken Thompson (sí: el Ken Thompson), calculados hace décadas con viejas computadoras.

Hay algunos detalles más en Complex Projective 4-Space: The Most difficult chess problem.

Los 50 momentos más frustrantes de los videojuegos

En BuzzFeedPop han recopilado los 50 momentos más frustrantes de los videojuegos recopilando clásicos de todas las épocas, además de algunos topicazos en los que todos podemos vernos reflejados.

Mis favoritos de la lista: el de Pac-Man y el puntito que te dejas al final de la pantalla sin darte cuenta; la maldita pieza larga de Tetris que nunca llega y esos inolvidables momentos de Nethack.

Bonus a la velocidad a la que habla el presentador, que han debido aumentar al 150% con algún chisme especial porque si no, no se le entendería ni papa.

Malabarística ilusión

Lindzee Poi da buena cuenta de sus malabarísticas habilidades en este número que permite disfrutar de una ilusión óptica llamada Amelymeloptical. El efecto de los anillos «que se mueven pero no» está realmente bien logrado.

Adiós a la productividad: construye y haz funcionar un sistema solar

El nombre del juego Super Planet Crash, de Stefano Meschiari, ya anticipa la dificultad que supone construir un sistema solar, con sus planetas y alguna que otra estrella por ahí dando vueltas y sin que se estrellen —nunca mejor dicho— entre sí.

Cuantos más cuerpos se añadan y cuanto más tiempo se mantengan orbitando sin chocar y sin largarse del sistema solar, más puntos consigues.

El sistema debe ser capaz de mantenerse funcionando durante al menos 500 años; aunque en realidad lo divertido es jugar a desestabilizarlo y que se líe parda entre órbitas.

Anteriormente, en la categoría Juegos y Diversión