Por @Alvy — 23 de Septiembre de 2016

El otro día la gente de GlobbTV me invitó a una de sus ediciones especiales de Star Tek, su programa sobre tecnología que se emite por Internet. Junto a los presentadores Pablo Teijeira y María Fraga los invitados compartimos un rato divertido hablando del fenómeno Pokémon Go desde todos los puntos de vista.

Según me contaron era la primera de las emisiones que hacían en directo del programa; uno de los temas que estuvimos comentando fueron sus impresionantes cifras y curiosos récords. También revisamos quién está ganando más dinero con Pokémon Go – precisamente el otro día superaron los 500 millones de dólares en ingresos.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 22 de Septiembre de 2016

Es impresionante este castillo de Lego que ha construido talapz y que se despliega y encaja en su sitio al abrirlo, cual libro pop–up. Pesa algo más de 13 kilos y le llevó 15 meses. Él asegura no haber utilizado pegamento, así que no sé qué extraña brujería habrá usado.

El castillo que reproduce es el Castillo Himeji, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993.

(Nerdist vía Taxi).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 20 de Septiembre de 2016

Soy perfectamente consciente de que no son más que una artimaña del lobby juguetero para aumentar nuestra ansiaviva de comprar merchandising de Rogue One, pero llevo un rato partiéndome de risa y buscando referencias a otras películas en los cortos de Go Rogue.

Creados con la técnica de stop-motion por fans de Star Wars narran las aventuras de un grupo de rebeldes que quiere hacerse con las instrucciones que el Imperio ha perdido para montar una Estrella de la Muerte de Lego antes de que éste vuelva a dar con ellas.

Por si no queda claro: «Este vídeo utiliza efectos especiales. Las figuras no pueden moverse o hablar por sí mismas.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Septiembre de 2016

Treksit

Treksit es uno de esos jueguecillos web para perder el tiempo (Xosé dixit) y literalmente que es así – y además como algo inevitable en cuanto cruzas la barrera del hiperenlace.

El juego consiste en desmadejar los dibujos que van apareciendo hasta conseguir que ninguna línea se cruce con otra. Los puntos se pueden estirar y recolocar de cualquier forma. Pero hasta que no se dispongan de la forma en que marcan las reglas no se puede avanzar al siguiente nivel.

En cierto modo recuerda mucho al clásico Planarity, aunque visualmente es más llamativo (y además no requiere Flash). Quien se aburra puede además pulsar en la opción Hiperespacio para arrancar un «viaje alucinante». ¡Y cuidado! El ruido blanco de fondo puede llamar al sueño. Ahí queda el aviso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear