Por Nacho Palou — 22 de Enero de 2018

Paddling a Canoe es un autómata o una escultura con movimiento construido enteramente con Lego. Según su autor —que explica con detalle cómo está construido y cómo funciona la mecánica— la figura representa a los antiguos comerciantes franceses que en los siglos XVIII y XIX trabajaban con pieles en Canadá, y celebra el 150 aniversario de aquel país.

Del mismo autor, JK Brickworks, es la planta carnívora de Super Mario, el planetario Sol-Tierra-Luna o este telégrafo que convierte el código Morse en texto impreso.

Vía Geekologie.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Enero de 2018

Aprovechando que había ganado un montón de piezas de Lego Technik en un concurso, Shadow Elenter construyó esta alucinante montaña rusa en la que montó algunas figuras de Lego junto con una GoPro.

Según Shadow Elenter los principales desafíos de la construcción fueron las curvas que, a la escala a la que él quería hacerla, no acababan de salir lo suficientemente suaves como para que funcionara. Al menos no sin utilizar un montón de piezas en cada curva.

De modo que Shadow Elenter se inventó otro modo modo de hacer girar el coche, eliminando la necesidad de curvas. “No sólo así necesité menos piezas, sino que el tamaño de la montaña rusa es muy compacto y también así resulta técnicamente mucho más compleja, interesante y divertida.”

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 18 de Enero de 2018

Nintendo Labo son kits de objetos de cartón montados por uno mismo —con diferentes niveles de complejidad— que sirven como interfaces para la videoconsola portátil Nintendo Switch y que además pueden personalizarse.

También es posible construir pequeños robots que se controlar con la videoconsola.

Estará disponibles a partir del 20 de abril, desde unos 60 euros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Enero de 2018

Jonas Neubauer estaba intentando batir el récord del mundo de Tetris –en en directo por Twitch– en su variante 100 líneas cuando pulverizó otro récord sin darse cuenta: el de mejor tiempo para llegar a 300.000 puntos.

El equivalente en atletismo sería algo así como batir el récord de los 100 metros lisos cuando haces la carrera para realizar un salto de longitud.

Los que estaban siguiendo la retransmisión tuvieron que avisarle de que con 1 minuto 57 segundos había superado el récord (hacia 02:13 en el vídeo), porque él seguía dale que te pego en pos de su marca. Es en 02:45 cuando se da cuenta de que le están diciendo que acaba de batir el otro récord y además con la primera marca por debajo de 2 minutos de la historia.

Como bien dicen en sus comentarios, es «un estupendo plusmarquista accidental» porque «debes ser realmente bueno cuando bates un récord del mundo sin siquiera saber lo que has hecho.»

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear