Categoría: Juegos y Diversión

Cómo ganar a Piedra, Papel, Tijeras (científicamente hablando)

Hannah Fry de Numberphile nos explica gráficamente cómo unos matemáticos pusieron a un montón de chinos –literalmente, a 360 de ellos– a jugar 300 rondas de Piedra, Papel, Tijeras por parejas, ni más ni menos que 54.000 enfrentamientos, para observar las partidas y estudiar si era posible discernir alguna estrategia ganadora. Y escribieron un trabajo sobre ello.

La estrategia «defensiva» más clara en Piedra, Papel, Tijeras, que es jugar al azar, resulta bastante obvia para cualquiera que haya estudiado el juego con cinco años.

Lo que no es tanto es lo que descubrieron estos matemáticos. Dos importantes tendencias que suceden tras cada enfrentamiento y que pueden ayudar –científicamente hablando– a ganar en este maquiavélico juego:

  • Quienes ganan tienden a repetir
  • Quienes pierden tienden a cambiar

En base a estos sesgos naturales no es difícil desarrollar una estrategia mejorada, a saber:

  • Si pierdes: elegir en la ronda siguiente lo que hubiera ganado
  • Si ganas: elegir lo que no haya salido
  • Si empatas: elegir al azar

lo cual mejora a la larga tu probabilidad de ganar.

Lo que no explica Hannah es qué sucede si las dos personas conocen esta estrategia. Porque entonces, parafraseando al malévolo Vizzini de La princesa prometida: si el contrario sabe cuál es la estrategia ganadora entonces evitará el sesgo y buscará aprovecharse (por ejemplo no repitiendo si gana), de modo que habría que tenerlo en cuenta. Pero si él sabe que su oponente lo sabe, entonces hará otro tanto para aprovecharse de nuevo. De modo que habría que hacer creer que se sabe que el otro sabe que se sabe… (ad infinitum).

Concurso: diseñar un laberinto para el hotel Stanley, el de «El resplandor»

Maze-2

Hay un concurso en marcha para el diseño de un laberinto gigante de unos 900 metros cuadrados en el hotel Stanley, el «Overlook» de la película El resplandor (1980) de Stanley Kubrick, basada en un libro de terror de Stephen King y sobre cuyas curiosidades hemos comentado por aquí ya varias veces.

El hotel original que aparece en la película (al menos su fachada) es en realidad el Timberline de Mount Hood, Oregón. Para el interior y parte de la parte trasera se utilizó un decorado en los estudios Elstree de Inglaterra; las diversas estancias interiores están inspiradas en las de otros hoteles. Eso sí: el Stanley es el hotel en el que Stephen King pasó unos días realmente y se inspiró para su novela.

Themaze-Kubrick

El laberinto gigante del Overlook tampoco existía y era un decorado; de hecho en vez de nieve se usaron relleno de poliestireno y 900 toneladas de sal. De hecho es un elemento que aparece en la película porque otras opciones que se manejaron, como la aparición de animales del bosque en un entorno natural, eran demasiado caras. El hotel Stanley actual tiene un pequeño laberinto pero no es del tamaño ni forma del de la película.

En El resplandor el tamaño del laberinto es también otra fuente de debate muy curiosa: por un lado el protagonista puede verlo en una maqueta de la recepción del hotel, donde parece de un tamaño relativamente pequeño. Pero en otra «escena aérea» se ve simplemente gigantesco – muy al estilo de los laberintos de maizales.

En fin: a los que nos gustan los laberintos de este tipo nos congratula que vaya a haber uno más en el mundo.

(Vía Colossal.)

Gatos que explotan, rayos láser y hasta algunas cabras: un juego de cartas del creador de The Oatmeal

Exploding Kittens T

Dicen que cualquier cosa con gatos triunfará en Internet, y este nuevo juego de cartas de Matthew Inman (más conocido por The Oatmeal y Cinco muy buenas razones para meterle un puñetazo en los morros a un delfín) puede ser perfectamente la prueba.

El caso es que con su irreverente humor y en colaboración con Shane Small (de Xbox y Marvel) buscaban 10.000 dólares para completar e imprimir un pequeño juego de cartas. Y a día de hoy ya van por dos millones y medio de dólares vendidos – aunque el juego ni siquiera existe.

Exploding Cat

Del juego poco se sabe excepto que es una especie de ruleta rusa con gatos que explotan cuando aparecen ciertas cartas, algo que seguramente resultará inconcebible para los amantes de los gatos pero que no parece no importarles al resto, que entienden que es un simple juego de humor.

De modo que lo que era un pequeño proyecto de humor se les ha ido de las manos y ha pasado automáticamente a convertirse en el juego de cartas de moda. A la venta en julio.

La plataforma de lanzamiento del Shuttle en Lego

Plataforma-Lanzamiento-Shuttle-Lego

Space Shuttle Launch Complex, el complejo 39A del Centro Espacial Kennedy en Florida recreado en Lego y con posibilidad de entrar en el catálogo de Lego si recibe los 10.000 apoyos necesarios (por ahora lleva la mitad).

El proyecto incluye la torre de lanzamiento con el brazo móvil y la pasarela para los astronautas, el vehículo oruga que lleva la lanzadera hasta la torre y la propia lanzadera, claro, aunque finalmente las distintas partes principales podrían salir a la venta por separado.

Anteriormente, en la categoría Juegos y Diversión