Por @Alvy — 7 de Agosto de 2011

Grey-Color

Grey es un sencillo y relajante juego en el que hay que encontrar algunos objetos escondidos en el enorme escenario del juego, para llevárselos a la niña protagonista. Muy relajante y tranquilo con su música de piano de fondo, lo único que se echa en falta es un poco más de agilidad en los movimientos. Un truco: ir dejarse guiar por las flechas de colores que alrededor de la pantalla indican como pista en qué dirección están los objetos que hay que recoger.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

7 comentarios

#1 — Yolanda

No lo entiendo muy bien, ¿Por qué a partir de cierto momento aparece un sombra-parte de él? ¿Qué es lo que realmente sucede al final, él se muere? ¿y la chica entonces? ¿Por qué a veces sale detrás de él como una puerta o algo así?

#2 — Corbí

¿Relajante?

Un movimiento lentísimo, un escenario bastante grande... Y si a eso le sumas que no se por que razón la web se me movía ella soloa hacia rriba y abajo...

Desesperante D:

#3 — Jeshua Morbus

Un juego delicioso, no un gran desafío pero una historia sin palabras muy linda. Me gusta eso de ir recuperando los colores así como comprender los posibles mensajes que nos da el juego (la tumba, el sótano...).

Da gusto jugar a cosas como éstas ^_^

#4 — Núria

Yo pensé que al final se quedaría con la chica! :( y resulta que estaba muerto? Qué depresión!

#5 — Key

A mí más que deprimente o relajante me ha resultado siniestro (por la musiquilla, seguro). Y los controles son muy poco usables, son demasiado lentos; pero me han encantado los detalles de los escenarios y la verdad es que la historia y el entorno están bastante conseguidos.

#6 — Tito Migue

Está muy bien eso de contar el final del juego en los comentarios.

#7 — Corbí

Sí, yo también me he cagado en ellos.