Por @Wicho — 1 de Mayo de 2016

Doha por John Bowles
Doha

Kuwait por John Bowles
Kuwait

Buenos Aires por John Bowles
Buenos Aires

Siempre he dicho que, con el permiso de los astronautas, el de piloto de avión es el oficio con mejores vistas del mundo, como en este caso atestiguan las deliciosas fotos de John Bowles que se pueden ver en Way to glow.

Tomadas desde la cabina de un Boeing 777 a lo largo de los últimos cinco años sus fotos recogen muchas de las ciudades más grandes del mundo por la noche. Son fotos hechas durante momentos de poca carga de trabajo en la cabina o cuando Bowles no está a los mandos. Los únicos requisitos, dice Bowles, son que no haya turbulencia, porque de otra forma saldrán movidas, y que las ventanas de la cabina estén limpias, así que a veces él mismo las limpia antes de despegar.

(Vía Aviation Addiction).

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 27 de Abril de 2016

Pictar empuñadura para iPhone

Pictar es una módulo que a modo de media funda para el iPhone sirve como empuñadura para mejorar el agarre y la sujeción del teléfono cuando se utiliza como cámara de fotos.

Pero por los 90 dólares que cuesta ofrece mucho más que eso: una serie de diales y botones para cambiar los ajustes de la cámara, físicamente, con una ergonomía y configuración más propia de una cámara de fotos de verdad que de una cámara de móvil.

Sujetar bien la cámara es un aspecto que tiene una influencia decisiva en el resultado de la fotografía, especialmente cuando hay poca luz. Además facilita su manejo y da más libertar para encuadrar. Del mismo modo, tener más control sobre algunos parámetros —como la exposición— llega a marcar la diferencia entre una foto digna y una foto que es mejor borrar.

Pictar empuñadura iPhone

En total, la empuñadora Pictar dispone de botón de disparo, dial para compensar la exposición, zapata para flash, dial para zoom y disparador para selfi, rosca para trípode y un dial adicional que se puede configurar para realizar el cambio entre modos de escena (automático, paisaje, retrato, nieve, vídeo,…) o para que los usuarios más avanzandos cambien la prioridad de exposición entre apertura o ISO o pasar al modo (más o menos) manual.

Para acceder a esas funciones la empuñadura Pictar utiliza una aplicación de fotografía propia. Además es necesario usar esa aplicación porque Pictar no usa Bluetooth para conectar con el móvil, sino que la empuñadura se comunica con la app Pictar mediante ultrasonidos.

De modo que cuando se ajusta o pulsan los botones de la empuñadura ésta emite un sonido inaudible que es captado por el micrófono del móvil —tal vez también por algún perro cercano— e interpretada por la aplicación. El uso de ultrasonidos significa que no hay que emparejar la empuñadora con el móvil, lo que facilita su uso: basta con abrir la aplicación, colocar la empuñadura y empezar a hacer fotos. El uso de ultrasonidos reduce además el consumo de batería de la empuñadora.

De momento Pictar lleva unos poco días en Kickstarter y ya ha superado por mucho la meta de recaudación.

La pega de este tipo de accesorios es el habitual: sirve para una serie de modelos de teléfonos, por ahora para iPhone 6 y 6S en su versiones normal y Plus. Pero además la empuñadura Pictar no estará disponible hasta noviembre de este año. Y lo más probable es que para entonces ya haya aparecido un iPhone 7.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 26 de Abril de 2016

El aspecto de la Hover Camera es cuando menos sorprendente: una especie de delgado libro de plástico, que no es mucho más gran de que una hoja de papel A4, se puede plegar casi a la mitad y es tremendamente ligero (240 gr) gracias a estar construido en fibra de carbono.

HoverCamera

Este mini dron está equipado con cuatro motores para flotar en el aire de forma autónoma y sobre todo estable; la una cámara de fotos y vídeo de 13 megapíxeles y 4K está estabilizada mediante un sistema especial para evitar los incómodos temblores que estropean muchas tomas.

Aparte de eso la Hover Camera puede seguir a las personas que están a su alcance mediante un sistema de reconocimiento facial, de modo que las acompaña sigilosamente mientras graba.

Del proyecto de momento hay algunas fotos y el vídeo de demostración, pero tiene pinta de ser otro caso de esos de «que me los quitan de las manos» (especialmente debido al componente selfie). Eso sí: se desconocen los planes de fechas y el precio.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Abril de 2016

La gente de Blue Sky se dedica a dar servicios de filmación desde las alturas; en esta cinta de pruebas hicieron una grabación aérea a alta velocidad para Saab, en la que utilizaron un sistema estabilizador capaz de grabar a 300 nudos (unos 555 km/h).

Aunque normalmente estas imágenes se ruedan desde helicópteros (que no pasan de los 250 km/h) aquí además de esas clásicas panorámicas probaron el «más difícil todavía» instalado la cámara en uno de los «soportes de armamento» de otro avión. De este modo consiguieron las espectaculares imágenes de aviones grabadas desde aviones, produciendo un efecto de «cámara lenta» impresionante. Y de los detalles no hablemos: se ve hasta la marca de chicle que mascan los pilotos.

La cámara era una Red Dragon 6K con lentes Canon de 30-300mm, que manejaba un operador sentado en la parte trasera de un Saab 105 de entrenamiento. Los datos llegaban a la cabina a través de una conexión inalámbrica. Las escenas están grabadas en Suecia a temperaturas de 20 bajo cero y algunas tomas se hicieron soportando fuerzas de 2,5 Gs.

(Vía Kuriositas.)

Compartir en Facebook  Tuitear