Por @Alvy — 23 de Febrero de 2017

500pxLab Boceto

500pxLab Boceto

En Buscador de fotos de 500px es una herramienta tan espectacular como sorprendente. Básicamente encuentra fotos que se parezcan a cualquier garabato que dibujes. Las fotos proceden de su amplia colección y aunque la herramienta de dibujo es un tanto tosca –necesidades del guión, supongo– permite encontrar imágenes similares en colores y zonas.

Las imágenes están preclasificadas en varios grupos: paisajes, gente, animales, viajes y ciudades. Y eso es todo. Los resultados son absolutamente instantáneos, lo cual le da más agilidad y versatilidad a la hora de ir modificando el boceto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 22 de Febrero de 2017

La evolución del fotomatón ha llevado a la gente de la tienda Lego a crear esta especie de Legomatón, en el que basta posar con la cara sonriente para obtener un retrato personalizado en forma de mosaico de Lego.

Lo más divertido es que el resultado no viene ya montado, sino en una caja con 4502 piezas, incluyendo una base gris. Las piezas son «píxeles» unitarios, de cinco colores diferentes, y son las mismas para todo el mundo (supongo que personalizar la paleta de colores sería demasiado complicado). La fotografía pixelada que se entrega en papel sirve como guía para el montaje.

Dicen que en total se tarda unas tres horas en montar cada retrato, que luego puedes utilizar para asombrar a los amigos o decorar la casa, a modo de recuerdo. El precio es de 99 libras (unos 115 euros) y por lo visto está disponible de momento en la tienda Lego de Londres.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 22 de Febrero de 2017

Este vídeo de Josh Begley muestra 45 portadas del diario New York Times desde 1852. Lejos de poder ver los contenidos el vídeo permite ver cómo va evolucionando la portada a lo largo de los años, en espacial con la aparición de la fotografía. Las fotografías en la portada no sólo modifican su configuración y aspecto, sino que uso va aumentando con el paso de los años, primero en blanco y negro y después en color.

Vía Laughing Squid.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 13 de Febrero de 2017

Este es uno de los vídeos didácticos sobre fotografía que se pueden encontrar en el canal de YouTube del fabricante de película fotográfica Ilford Photo. Se trata de una animación que visualiza los fundamentos de las cámaras réflex, un tipo de cámara (analógica o digital) cuya popularidad ha decrecido en los últimos años en favor principalmente de las cámaras “sin espejo”, y en menor medida por las cámaras de los móviles.

Como dicen en DIYPhotography, las cámaras réflex fueron «un desarrollo revolucionario para la fotografía al aunar calidad y portabilidad. Las cámaras réflex permitieron a los fotógrafos ver a través del objetivo de la cámara, y por tanto visualizar la escena tal y como iba a quedar capturada en la película» según el objetivo utilizado. Esto mismo ahora es posible en las cámaras digitales, pero hace 80 años significó un gran avance.

Las cámaras sin espejo también ofrecen la posibilidad de ver a través del objetivo de la cámara (a través del sensor digital y en una pantalla) y también permiten cambiar los objetivos. Además tienen virtudes como un tamaño y peso menor y la ausencia de mecanismos susceptibles de dañarse por el uso o por un golpe, por ejemplo. Aun así las cámaras sin espejo no son siempre mejores que las réflex, ni para todas las situaciones ni para todos los fotógrafos. En parte es interesante entender el concepto de la cámara réflex también para entender a qué se refiere el término “cámara sin espejo.”

Esta sencilla animación muestra cómo funciona una cámara réflex

En cuanto a su funcionamiento, las cámaras réflex disponen de un espejo batiente que desvía la luz desde el objetivo hasta el visor. De esa manera el fotógrafo puede ver a través del objetivo de la cámara. Para que ese mismo flujo de luz llegue hasta la película o hasta el sensor digital al presionar el disparador el espejo se levanta. A la vez se abre la cortinilla que cubre la película para evitar que se vele antes de hacer la foto.

También al apretar el disparador el diafragma del objetivo se ajusta al número f seleccionado. Hasta entonces el diafragma permanece abierto para que el fotógrafo pueda componer la escena con tanta luz como sea posible. El botón de previsualización de las cámaras réflex permite forzar ese mecanismo del diafragma para comprobar a través del visor, antes de tomar la foto, qué efecto tendrá el número f seleccionado en la profundidad de campo de la imagen.

Una vez capturada la imagen o al soltar el botón de disparo todo vuelve a su sitio: se cierra la cortinilla y el espejo vuelve a bajar, desviando de nuevo la luz que entra por el objetivo hasta el visor. La cámara queda lista para tomar otra fotografía.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear