Por Nacho Palou — 4 de Septiembre de 2015

Los objetos «molestos» son aquellas partes de una fotografía que distraen la atención del sujeto principal y que «reducen la calidad global» de la imagen. Es una crítica fácil y habitual en fotografía que, se pueda estar de acuerda con ella o no, en realidad conviene y se debe evitar en el momento de componer o encuadrar la foto. Esto es, antes de tomar la fotografía.

Sin embargo con la edición digital es bastante habitual eliminar esos objetos o partes molestas después de haber hecho la foto — lo que para algunos no es una práctica muy honesta: si no supiste encuadrar o componer la foto en su momento no intentes ahora reescribir la historia —o redibujar la escena— y aprende la lección para el futuro.

Adobe-Process-Example-1

Con las herramientas de los programas de edición de imagen “Clonar” o “Reparar” o “Rellenar según el contenido” es muy sencillo manipular la realidad, que es precisamente lo que hace este programa —en desarrollo por Adobe e investigadores de la Universidad de Princeton— de forma automática: analiza la imagen, detectan las zonas u objetos discordantes y la elimina de un plumazo digital.

Para localizar qué propiedades tienen esas partes de las imágenes que distraen al mirar la fotografía el equipo de investigadores pidió a un grupo de voluntarios que marcases qué zonas o partes de diversas imágenes les resultaban molestas de modo que el programa aprendió a saber por sí mismo qué partes debe eliminar o corregir de las fotografías que analiza.

Fuente: Defusing photobombs: Researchers find ways to remove distractions from photos, vía Popular Science.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 2 de Septiembre de 2015

Lomografía digital, lo que hay que ver…

Con un sensor CMOS de 1/32 de pulgada con una resolución de 8 megapixeles, dos opciones de apertura (F2.8 y F8.0), 1/60 segundos de exposición, ISO automático, enfoque libre de un metro y medio a infinito, la opción de hacer las fotos en formato 4:3 o 1:1 (3266×2450 y 2450×2450 pixeles respectivamente), fotos que serán almacenadas como jpeg en la tarjeta SD, y la posibilidad de usar adaptadores para otros objetivos, la Holga Digital lo está petando en Kickstarter.

Holga Digital
Especificaciones de la Holga Digital

De hecho consiguieron los 50000 dólares que necesitaban en tan solo cuatro días, van ya casi por los 140000, y aún les quedan 43 días para cerrar la campaña… Así que aún no saben qué hacer con el dinero extra.

Eso sí, la Holga Digital no tiene pantalla, así que hay que usar el visor óptico incorporado –AKA agujero– para componer las fotos, aunque como es compatible con tarjetas SD con WiFi siempre podrás ver los resultados inmediatamente en tu móvil, tableta, u ordenador.

Foto hecha con la Holga Digital
Foto hecha con la Holga Digital
Fotos hechas con la Holga Digital

Tiene pinta de que va a ser extremadamente divertido hacer fotos con una de ellas, aunque se pierda la gracia de probar distintos tipos de película –incluso caducada– y esperar a revelarla para ver los resultados.

La entrega de las primeras está prevista para enero de 2016. El precio, a partir de unos 60 dólares USA.

(Vía Quesabesde).

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 2 de Septiembre de 2015

El software, en cuyo desarrollo ha colaborado Natasha Kholgade Banerjee, estudiante de la Universidad Carnegie Mellon, analiza una fotografía convencional —bidimensional y plana— y reconoce qué objetos aparecen en ella.

Después busca en internet modelos en 3D disponibles libremente que se correspondan a tales objetos —un coche, una silla o una figura de origami— y modifica la fotografía para «extraer» el objeto y sustituirlo por el modelo tridimensional adaptado para igualar los colores y texturas que presentaba el objeto de la fotografía. Al tratarse de un modelo 3D éste está completo en sus tres dimensiones, también aquellas partes que no resultan visibles en la imagen.

A diferencia del objeto original estático en la fotografía el modelo tridimensional puede manipularse y animarse manteniéndose dentro de la fotografía, moviéndose dentro del espacio de la imagen fija.

Fuente: Amazing 3D Photo Editor Reveals Hidden Parts Of Images

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 27 de Agosto de 2015

El 1x1 ha muerto…

Por lo visto un veinte por ciento de las fotos publicadas en Instagram no eran cuadradas, así que han decidido rendirse a la evidencia y hacerlo oficial.

Lo dicen en Thinking Outside the Square: Support for Landscape and Portrait Formats on Instagram: a partir de ya se pueden subir fotos en formato vertical y apaisado a Instagram sin necesidad de hacer «ñapas».

Eso sí, en la rejilla de tus fotos se seguirá viendo la miniatura en cuadrado.

No sé si lo veíamos venir, pero es cierto que a veces el formato cuadrado se las traía para componer una imagen. Claro que, por otro lado, eliminan el desafío de adaptarse al 1×1.

Lo siguiente será que la gente publique en Instagram fotos hechas con cámaras que no sean las del móvil…

Oh, wait!

Compartir en Facebook  Tuitear