Por @Wicho — 23 de Junio de 2017

El CE-SAT 1 abierto

Canon –sí, Canon, la empresa fundamentalmente conocida por sus productos fotográficos– acaba de poner su primer satélite artificial en órbita.

Diseñado por el Laboratorio de tecnología Espacial de la empresa el CE-SAT 1 es un pequeño satélite de 50×50×70 centímetros que lleva en su interior un sensor ligeramente modificado de una Canon EOS 5D Mk. III acoplado a un telescopio Cassegrain de 40 centímetros.

Con una resolución de 5.760×3.840 pixeles da una resolución de un metro en las imágenes que cubren 6×4 kilómetros que obtendrá desde su órbita de 600 kilómetros de altitud.

La idea de Canon, ya anunciada en 2014, es entrar en el mercado de los satélites pequeños con capacidad de obtener imágenes en alta resolución utilizando su experiencia en cámaras.

Para no tener que hacer todo el diseño partiendo desde cero Canon ha utilizado como base de su satélite el Hodoyoshi 1 de la Universidad de AxelSpace.

Una curiosidad del CE-SAT 1 es que lleva a bordo unas bobinas magnéticas que se utilizarán al final de la misión para hacer que el satélite vaya perdiendo altura y se desintegre en la atmósfera. Esto es posible gracias a que el campo generado por las bobinas interactúa con el campo magnético terrestre y eso genera un efecto de frenado.

El CE-SAT 1 es uno de los 30 satélites que viajaban como carga secundaria en el cohete PSLV de la India que puso en órbita el CartoSat-2E, que era la carga principal de la misión.

Queda lejos del récord de 104 satélites establecido en febrero de 2017, pero sigue siendo una muy buena optimización de un lanzamiento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Junio de 2017

Aunque se trata de una campaña promocional de la marca de agua embotellada (Spa, de Bélgica) el experimento tiene su mérito y es interesane. Consiste en utilizar una gota de agua a modo de lente para la cámara. Una gota de agua que sea lo suficientemente transparente cumple con el propósito de servir como lente, del mismo modo que sirve como lupa.

El problema en este caso estaba que dar la forma adecuada a la gota de agua para permitir que la cámara pudiera enfocar. Para lograrlo la forma de la gota de agua se controla aplicando una corriente eléctrica, lo que permite a la fotógrada Robin de Puy enfocar a las personas retradas. La placa sobre la que se “modela” la gota de agua dispone además de un diafragma para controlar la apertura y por tanto el paso de la luz y la profundida de campo.

Las lentes líquidas controladas con ultrasonidos son una posibilidad que se ha explorado antes con el fin de aplicarlas en el futuro a las cámaras de los móviles, por ejemplo — posibilitando cámaras más pequeñas y ligeras.

Vía Digital Trends.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 6 de Junio de 2017

Este vídeo recopila seis años de time-lapses de grandes tormentas grabadas por Chad Cowan en el corredor de los tornados, entre Texas y Dakota del Norte, para lo cual Chad tuvo que recorrer más de 150.000 km por las carreteras de varios estados y pulsar el disparador de la cámara decenas de miles de veces.

El proyecto, que comenzó siendo una afición de Chad con la que trataba de entender y registrar el ciclo de vida de las tormentas, se convirtió con el tiempo en “una obsesión” (en sus propias palabras) por documentar todas las tormentas en rotación que pudiera y a la máxima resolución posible (4K en este momento), para compartirlas con quienes no pueden verlas en vivo y en directo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 6 de Junio de 2017

Iristas canon prueba visor

Irista es un servicio online de Canon para guardar y organizar fotografías, independientemente de dónde se encuentren almacenadas: en Flickr, en Facebook, en el disco duro del ordenador o en el móvil. Eso sí, sólo fotografías, no vídeos.

Las fotografías guardadas en Irista (que ofrece gratuitamente 15 GB para almacenamiento) son privadas en todo momento, pero pueden compartirse mediante un enlace para enviar por email, por ejemplo, o directamente a través de redes sociales. Desde Irista también se pueden confeccionar e imprimir las fotografías en álbumes en papel, algo que siempre es una buena idea.

Dos aspectos a destacar de Irista son que es rápido (al subir, descargar, organizar y visualizar las fotografías) y que es fácil de utilizar. Utiliza una interfaz clara y muy limpia y prescinde de cualquier función que no tenga que ver con la organización de fotografías. La única función de edición es la opción para rotar las fotografías.

Las fotografías se pueden subir a Irista a través de la web o con las aplicaciones de Irista disponibles para Windows, Mac, Android y iOS, seleccionándolas manualmente o activando la opción de carga automática. La carga automática puede activarse desde la aplicación de escritorio (seleccionando una carpeta de origen en el disco duro o unidad virtual como Dropbox) y desde las aplicaciones para el móvil, para enviar a Irista automáticamente todas las fotografías que se toman con la cámara del teléfono. También hay un complemento (plug-in) para cargar las imágenes directamente desde el programa de edición Lightroom.

Iristas canon prueba etiquetas

Una vez subidas las fotografías Irista las organiza automáticamente según la fecha en la que se tomaron las imágenes –no en la que se subieron— y mediante etiquetas. Las etiquetas permiten clasificar las imágenes con palabras clave o nombres propios que luego permitan encontrarlas. También Irista etiqueta automáticamente las fotografías, bien en base a su contenido (naturaleza, playa, montañas, coche,...) y en base a sus características (HDR, larga exposición, macro,...). Seleccionando dos o más fotografías se pueden crear galerías (álbumes) por temas o momentos (un viaje, una celebración, un lugar,...). En todo momento cualquier fotografía o álbum puede descargarse de vuelta al ordenador.

Para encontrar fotografías se puede filtrar la galería principal, que en Irista se llama “Línea de tiempo”, según las etiquetas (propias y del sistema) o por la cámara con las que se tomaron las fotografías (modelo, objetivo utilizado y apertura). Este último filtro puede no ser de gran utilidad para aquellos que utilicen el móvil o una cámara sencilla, pero ahí queda para los usuarios más avanzados y con más cacharrería fotográfica.

La opción “Álbumes de fotos” permite confeccionar un libro con fotografías y encargar una copia impresa en papel fotográfico de alta calidad. El álbum se puede confeccionar a mano o dejar que primero Irista lo componga automáticamente y después hacer modificaciones al gusto. En el libro impreso es posible añadir texto junto a las fotografías. Los álbumes impresos pueden deben tener un mínimo de 24 páginas (unos 37 euros, con tapa dura) y hasta un máximo de 100 páginas (50 hojas a doble cara).

Iristas canon prueba etiquetas

Irista está disponible gratuitamente con 15 GB para el almacenamiento de fotografías aunque hay planes para ampliar el espacio de almacenamiento a 100 GB (1,99€ al mes) y 1.000 GB (1 TB, 11,99€ al mes).

(Editado para incluir los planes de ampliación)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear