Por Nacho Palou — 25 de Octubre de 2009

Esta noche toca cambio de hora, con lo que hay que retrasar los relojes 60 minutos.

Como a veces tardaba semanas -si no meses- en darme cuenta que no había cambiado el reloj de la cámara, desde hace tiempo este reloj lo dejo siempre en horario GMT y así no tengo que cambiarla nunca.

Como en la fotografía se guardan tanto la hora como la fecha, sabiendo la fecha puedo saber exactamente la hora si me hace falta: si la fecha corresponde a la hora normal sumo una hora a la registrada en la foto; si corresponde a una fecha con horario de verano sumo dos.

Los cambios de hora son siempre el último fin de semana de marzo y el último fin de semana de octubre, con lo que la corrección a aplicar se puede saber con bastante exactitud sin tener que recurrir a un calendario.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


One Jump Ahead: Computer Perfection at Checkers

EUR 27,26 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Galatea

EUR 2,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección