Por Nacho Palou — 10 de Julio de 2017

Psc0817d 012 charted albedo print to web v1 2
Popular Science / Valerio Pellegrini

Se considera que los gases cuasantes del efecto invernadero, como el CO2 y otros gases y emisiones de partículas, tienen un impacto significativo en el calentamiento global, en parte porque impiden que la radiación solar que llega a la superficie terrestre salga reflejada hacia el espacio.

Una de las diversas consecuencias del calentamiento global es que el aumento de las temperaturas puede alterar el albedo de la Tierra, lo que a su vez puede provocar que el planeta se caliente más rápidamente. El albedo es el porcentaje de la radiación solar que llega a la Tierra y que se devuelve al espacio cuando se refleja en la superficie del planeta. El albedo promedio de la Tierra es de entre el 37 y el 39 por ciento (entre 0,37 y 0,39). Es decir, de toda la radiación que llega a la Tierra desde el Sol más de una tercera parte se refleja hacia el espacio.

El albedo se mide en una escala que va de 0 a 1. El valor 0 correspondería a un negro teórico capaz de absorber el 100 por cien de la radiación recibida. Por el contrario un blanco refleje el 100 por cien de la radiación recibida tendría un 1 en la escala del albedo.

Un albedo alto enfría el planeta, porque la luz (radiación) absorbida y aprovechada para calentarlo es mínima. Por el contrario, un albedo bajo calienta el planeta, porque la mayor parte de la luz es absorbida por él mismo.

La presencia de agua en la Tierra crea una interesante realimentación positiva para el albedo, ya que las bajas temperaturas incrementan la cantidad de hielo sobre su superficie, lo que hace más blanco al planeta y aumenta su albedo, lo que a su vez enfría más el planeta, lo que crea nuevas cantidades de hielo; de esta manera, teóricamente al menos, podría llegarse al punto en que la Tierra entera se convertiría en una bola de nieve.

O podría llegarse al punto contrario. Según Popular Science los científicos investigan cómo el albedo de la Tierra cambia a lo largo del tiempo, y si su valor se reducirá debido al calentamiento global,

Si el albedo de la Tierra desciende el mismo principio que actualmente mantiene todo en equilibrio podría hacer que el mundo se calentase todavía a más velocidad en el futuro. El calentamiento global provoca que los glaciares reduzcan su superficie y que el hielo marino se derrita, exponiendo superficies oscuras y más absorbentes que reducen el albedo de la Tierra [contribuyendo de paso al aumento del nivel del mar]. Al mismo tiempo la contaminación -en forma de hollín negro y gris- se deposita sobre el hielo y lo vuelve más oscuro, y esto hace que el hielo absorba más calor del Sol y que se derrita más rápidamente.

En ese caso al reducirse el albedo de la Tierra el planeta absorbería un porcentaje mayor de la radiación solar recibida lo que, unido al efecto invernadero, aceleraría el aumento de las temperaturas.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 7 de Julio de 2017

UNDP CH Comms Panda Solar Stations

“Pandas para un objetivo global” es una iniciativa impulsada por Naciones Unidas para desarrollar en China parques solares con forma de oso panda. El oso panda gigante es un tesoro nacional en China y usar su figura con este fin tiene relación con la promoción de la electricidad limpia entre los jóvenes de aquel país.

El parque solar cuenta con instalaciones para el desarrollo de campamentos de verano enfocados en la temática de la innovación, la sostenibilidad y la energía. Recientemente la compañía Panda Green Energy Group ha conectado a la red la primera planta solar Panda en la provincia de Shanxi, cerca de la ciudad de Datong, con una capacidad de 100 MW.

RTEmagicC 20170628171654 fit

Se calcula que planta producirá 3200 millones de kWh en los próximos 25 años, equivalente a quemar más de un millón de toneladas de carbón pero ahorrando en el proceso la emisión de 2,75 millones de CO2.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 5 de Julio de 2017

Franco Banfi BioGraphic Synchronized Sleepers

En BioGraphic, The Big Picture: Synchronized Sleepers,

El fotógrafo Franco Banfi, junto con otros buceadores, seguía a este grupo de cachalotes (Physeter macrocephalus) cuando de repente los gigantes marinos cayeron dormidos en posición vertical. Este fenómeno se estudió por primera vez en 2008, cuando un equipo de biólogos británicos y japoneses encontraron un grupo de cachalotes inertes flotando justo por debajo de la superficie del mar. Desconcertados por este comportamiento los científicos analizaron los datos obtenidos por los dispositivos de rastreo colocados en las ballenas y descubrieron que estos mamíferos marinos enormes pasan el 7 por ciento de su tiempo haciendo descansos breves (de entre 6 y 24 minutos) en posición vertical. Los científicos creen que estas siestas son, de hecho, el único momento en el que las ballenas duermen.

Vía Kottke.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 5 de Julio de 2017

Atlas for the End of the World

Como grandes amantes de los mapas y admiradores del trabajo de cartógrafos e infógrafos encontrar este Atlas of the End of the World ha sido toda una delicia. Además la idea incluye diversas formas de visualizar el fin del planeta, otro de nuestros temas favoritos, así no sé que más se podría pedir.

Se trata de un trabajo que incluye ensayos, mapas y visualizaciones de datos, presentados con precisión milimétrica, cuidado diseño y mejor tipografía. En especial se ocupa de mostrar el efecto de la acción del hombre en cuanto al uso de la tierra y los recursos naturales hasta el escenario actual, así como qué está sucediendo con los más importantes recursos de la biodiversidad.

Es una forma muy visual de mostrar los hechos y los datos de forma inteligible. Algo básico para entender cualquier problema y encontrarle una solución.

Atlas for the End of the World

En la sección dedicada a los mapas hay 44 trabajos de lo que llaman cartografía ecológica, que muestran de forma destacada las ecoregiones, las tierras de cultivo, la deforestación… Un espectáculo bastante deprimente en general en cuanto se profundiza un poco en visualizaciones como las de la degradación del terreno, las áreas que han tenido que ser protegidas y en qué lugares del mundo la gente tiene problemas para acceder al agua.

Atlas for the End of the World

Luego hay un grupo de visualizaciones infográficas denominadas Datascapes donde se examinan y explican conceptos como la huella ecológica, las emisiones de carbono o el crecimiento urbano. Fríos datos mostrados de forma preciosa, pero igualmente espeluznantes.

El halo de esperanza lo pone un último ensayo: Atlas para el comienzo donde se explican algunas pautas que convendría seguir de cara a no acabar con el planeta sino para asegurar que todos los seres que vivimos con él podemos tener algún futuro.

En cierto modo todo lo que deja ver es terrible, pero también muy bello. No es el único caso de este tipo. Quizá ver de otro modo esas enormes contradicciones de nuestra existencia puedan concienciarnos acerca del camino a seguir.

(Vía Kottke.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear