Por Nacho Palou — 24 de Enero de 2017

Un minidocumental de Ashlee Vance para Bloomberg, en inglés, que documenta cómo se extrae el litio en el salar del desierto de Atacama, en Chile, a partir del carbonato de litio.

El salar de Atacama forma parte del llamado triángulo del litio localizada en el cono sur, en el límite de Argentina, Bolivia y Chile. Se calcula que almacena más del 85 por ciento de las reservas de litio conocidas. Especialmente el Salar de Uyuni, en Bolivia, del que se cree que podría almacenar hasta la mitad de las reservas mundiales.

El litio es actualmente un metal clave en la construcción de las baterías de coches eléctricos y dispositivos electrónicos, y a pesar de que las reservas en el triángulo de litio se equiparan con las reservas de petróleo en Arabia Saudí ya existen dudas de que sean suficientes para tanto coche eléctrico.

Este temor es similar al que existió antes (y todavía hoy) con respecto al petróleo, y antes con el carbón, y mucho antes con el aceite de ballena e incluso la madera. Pero lo que suele suceder en estos casos es que antes de que se agote un recurso venga otra tecnología que reduzca su uso y hasta prescinda de él. Con la ventaja de que —a diferencia de lo que sucede con el petróleo o con el carbón— el litio es puede reutilizar y reciclar.

Vía The Kid Should See This.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 20 de Enero de 2017

Puede parecer peligroso. Pero estadísticamente es más peligroso ir a trabajar en coche.

Este precioso mini-documental de Great Big Story tiene unas imágenes preciosas a vistas de dron: las de los campos de aerogeneradores y la gente que trabaja en las labores de mantenimiento y reparación de las gigantescas turbinas eólicas y sus hélices. Algo así como ser los mejores amigos microscópicos de los gigantes de los campos, pero en versión siglo XXI.

Jessica Kilroy es una de estas técnicas y narra su experiencia cotidiana: subir hasta 100 o 150 metros de altura por una pequeña escalera, echar un vistazo a las asombrosas vistas y arreglárselas para reparar lo que esté estropeado: a veces mediante lija, reemplazando piezas o simplemente haciendo el mantenimiento rutinario. Las averías típicas incluyen hélices y palas rotas debido a los vientos (aunque suelen funcionar con vientos de 30 o 40 km/h a veces llegan a duplicar esa velocidad). Los aerogeneradores suelen ser también las estructuras más altas de las zonas campestres en que están instalados, de ahí que mirar desde las alturas suela ser lo más espectacular imaginable.

Dice Kilroy que para ella es toda una experiencia poder dedicarse a algo que no solo le gusta –otra de sus pasiones es la escalada– sino que además se siente especialmente útil al contribuir en un negocio de energías limpias para cuidar el planeta. El dato es que en Estados Unidos hay 4.400 técnicos en trabajos de este tipo, cifra que se duplicará en los próximos diez años.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 18 de Enero de 2017

Según se puede leer en NASA, NOAA Data Show 2016 Warmest Year on Record Globally el año que acaba de terminar ha sido el más caluroso desde 1880, año en el que empezamos a recopilar datos al respecto.

En 2016 la temperatura media global de nuestro planeta fue 0,99 grados Celsius mayor que la media del siglo XX entre los años 1951 y 1980. Pero además ha sido el tercer año consecutivo que rompe el récord de año más caluroso de la historia; es también el año en el que hemos medido menos cobertura de hielo sobre los océanos.

Los datos indican que la temperatura media de nuestro planeta ha subido casi dos grados desde finales del siglo XIX, un cambio que se ha producido en su mayor parte en los últimos 35 años y que está directamente relacionado con emisiones de dióxido de carbono y otras más de las que somos responsables.

Nieve en la playa en Murcia
Nieve en la playa en Murcia – y un murciano de pro celebrándolo

Y todo esto es compatible con que en España esté nevando en sitios donde hace mucho tiempo que no lo hacía, como por ejemplo Murcia: no hay que confundir la meteorología, que estudia las condiciones instantáneas, con el clima, que estudia tendencias a largo plazo.

Además una de las cosas que prevén los científicos como consecuencia del calentamiento global es la aparición cada vez más frecuente de fenómenos meteorológicos extremos como el que estos días afecta a la península ibérica.

Igual deberíamos ir haciendo algo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 16 de Enero de 2017

Global e waste 2014 UN
Desechos tecnológicos globales en 2014 (en millones de toneladas).

Entre 2010 y 2015 la cantidad de desechos y de basura tecnológica ha aumentado un 63 por ciento en una docena de países del este y del sureste asiático, según Naciones Unidas. Camboya, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, Filipinas, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia y Vietnam, juntos, produjeron en 2015 un total de 12,3 millones de toneladas de “e-waste”, con un promedio de 10 Kg, por habitante. La mitad de los desechos tecnológicos (6,7 millones de toneladas, en 2015) correspondieron a China.

En total en todo el continente asíatico se produjeron 16 millones de toneladas de desechos (en 2014), con un promedio de 3,7 kg por habitante.

El informe apunta a cuatro causas principales para este incremento: el aumento en el uso de dispositivos electrónicos, especialmente móviles y tabletas; el aumento en el número de consumidores debido al crecimiento de la población y de sus ingresos por la expansión de la clase media; la reducción en el tiempo de uso de los gadgets, que lleva al reemplazo frecuente de un mayor número de gadgets por causas como la obsolescencia y la moda; y finalmente por las importaciones de equipos electrónicos, tanto nuevos como de segunda mano.

Naciones Unida alerta de la necesidad de mejorar los procesos de recuperación y de reciclado en la región, «para evitar consecuencias serias tanto en el medio ambiente como en la salud.»

Aunque Asia es el continente que genera un mayor volumen de desechos electrónicos, ni el continente americano ni el europeo se quedan muy atrás con 11,7 millones de toneladas y 11,6 millones de toneladas en 2014, respectivamente, y una producción de desechos por habitante mucho mayor que en Asia: 12,2 kg en América del norte y sur y de 15,6 kg en Europa.

Fuente: United Nations University, Regional E-waste Monitor 2016 East and Southeast Asia.

Relacionada,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear