Por Nacho Palou — 22 de Junio de 2018

Con el fin de reducir la temperatura ambiente la ciudad de Los Ángeles ha puesto en marcha un proyecto piloto que consiste en recubrir el asfalto de algunas calles con un recubrimiento asfáltico de alta reflectancia, de color blanco, llamado CoolSeal.

Después de comprobar que el recubrimiento reduce el efecto isla de calor —que se produce en zonas urbanas y consiste en la dificultad para disipar el calor acumulado durante el día— el consistorio de Los Ángeles y otras ciudades se plantear implementar el recubrimiento en más calles y en los tejados de edificios, según ArchDaily.

Vía BoingBoing.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear